Vida y Muerte de Marina Abramovic. Obra de arte del presente

Publicado: 27 abril, 2012 en Música
Etiquetas: , , , ,

The life and Death of Marina Abramovic

Creación de Robert Wilson, Marina Abramovic y Antony

Teatro Real , 17 de Abril 2012

No sé porqué esta obra se encuentra incluída dentro del abono de ópera del Real. Porque ópera, lo que se dice ópera, no es. Ni de lejos. Puede que sea que Abramovic tiene la pasta suficiente para hacer lo que le de la gana. Puede ser que intenten abrir las mentes al público normalmente rancio y reaccionario que suele acudir a este recinto, apuesta cuanto menos arriesgada. Quien lo sepa que me ilumine. Por curiosidad morbosa.

En cualquier caso, no es ópera. Pero cuando Maimónides escribió su Guía de Perplejos, permitidme el chiste por el título que no el contenido, estaba anticipándose al arte postmoderno, ese que Duchamp inauguró con su obra La fuente y originó el concepto de ready mades. Esta nueva forma de hacer arte, ante la cual la mayoría de los mortales nos sentimos ignorantes, por no decir perplejos y en ocasiones estafado, fue el pistoletazo de salida hacia el todo vale y las performances. Pero no voy a hablaros del arte postmoderno, aunque bien se merecería una paja mental, porque desde luego levanta pasiones, al menos las mías, de todo tipo. Lo que yo presencié es un espectáculo al que no sabría ponerle nombre, o como le ha puesto Francisco Calvo Serraller en el díptico informativo que te esperaba en tu asiento,  una obra de arte del futuro. Entiendo que en el sentido del potencial que tiene para servir de germen a un nuevo concepto de expresión artística, porque lo que yo presencié desde luego que fue una obra de arte, pero del presente.

Abramovic es una de las más famosas performers del planeta, según ella la abuela del arte performance. Y sigue viva, aunque el título de la obra lleve a engaño. Vivita y coleando, con más vitalidad y ganas de comerse al mundo y al público que nunca. El recorrido y las performances de Abramovic, cuyo acento agudo en la c no es permitido por este editor de texto, son extensas, atrevidas, extravagantes hasta el punto de la inconsciencia, con la que ha jugado en algunas de sus obras, y con el dolor, y con la mente y su relación con el cuerpo. Desde luego no deja indiferente.

Esta obra en cuestión fue encargo del Manchester International Festival, Theater Basel, Art Basel, Holland Festival, Salford City Council, deSingle de Amberes y  Teatro Real de Madrid. Y en ella han confluido un número importante de artistas reputados y reconocidos.

El creador y director de escena es Robert Wilson, Marina Abramovic hace de cocreadora. Wilson es una figura clave en la renovación de las artes escénicas, y un artista multidisciplinar con un registro increiblemente amplio. Marina le ofreció a Robert el relato de su vida para su recreación dramática, entregándose en cuerpo y alma como material melodramático. Este intercambio marca un hito en la evolución de la artista serbia, cuya trayectoria como performer fue cambiando de lo corporal a lo psíquico, llegando ahora a un bucle donde la introversión y la extroversión se entrelazan hasta confundirse. Wilson recompone los fragmentos de una vida que se despieza en múltiples voces y máscaras, armando una pieza dramática sobre la vida mortal de Abramovic y sobre el anhelo humano de la ingravidez. En definitiva, sobre el deseo humano de aligerar el peso muerto de la vida.

Wilson ha utilizado todos los recursos artísticos disponibles, obteniendo una fusión de géneros a partir de la sinergia creativa de los diversos especialistas que han formado parte del proyecto.

El compositor de la parte musical es William Basinski, junto con Antony que también hace de compositor y director musical. Antony Hegarty tiene un currículum impresionante, desde su propia banda Antony and the Johnsons hasta colaboraciones con músicos tan dispares como Lou Reed, Björk o Franco Battiato. Este curriculum y este vagaje yo no lo ví por ninguna parte. Su actuación me pareció al borde de lo patético, no estaba para nada a la altura del resto de la obra. Las canciones que interpretó eran tipo El Rey León, y con una sosez inaudita. Una decepción, grande. Claro que siempre te queda la duda de…no capté su arte, el enfoque que aportaba desde la emotividad y la sensibilidad me parecieron ñoñerias comparadas con el tono de la obra salvaje, rápido y en ocasiones brutal. En cambio la música de Basinski (y la parte que le toque a Antony de esa composición) me pareció transgresora  y muy adecuada. Momentos de industrial al estilo de los viejos Neubauten, momentos de desarmonía y estilo compositivo al más puro estilo de la Escuela de Viena, y electrónica experimental aderezando el conjunto. Por supuesto el cantro tradicional serbio también tuvo su papel hipnótico. Muy apropiada, muy bien pensada, muy bien sonada. Me encantó.

Willem Dafoe para mí es el alma mater de este montaje. Soberbio. Dicción al más puro estilo clásico de un gran actor de teatro. Papel desarrollado y evolucionado como sólo el podría haberlo hecho él. Narraba de manera histriónica y exuberante la historia. Actor como la copa de un pino. Realmente fue un honor verlo en acción durante más de dos horas.

En conjunto disfruté mucho, me mantuvo todo el tiempo pendiente y emocionada, en ocasiones perpleja y en ocasiones entusiasmada. Me gustó. Un auténtico honor y placer ver a tantos monstruos del arte trabajando juntos. Un lujazo haber presenciado algo que puede marcar un antes y un después.

About these ads
Comentarios
  1. ternasco power dice:

    no tengo el placer de haber ido a esta obra pero dicen las malas lenguas, q al salir de lopera te encontrastes con willem de casualidad. q una loca le gritaba el nombre, pero q no hizo ni caso. se rumorea q está un poco teniente…

    las leyendas urbanas son así filo…

  2. bueno…leyenda confirmada ;), volvía el hombre al hotel despues de una dura jornada de trabajo a una hora más que prudente…todo un profesional

  3. Lorena dice:

    Me han recomendado esta obra por 2 vías distintas, tú eres la tercera, ays, cuantas cosas que poder hacer y qué poco me cunde a mí…

  4. Lorena dice:

    Está claro, eso hago, pero no se puede vivir en Madrid con esta oferta diaria de planes apetecibles sin canguro, he dicho.

  5. Antonio dice:

    Sólo Dafoe se salva, el resto es puro autobombo de algo, [¿su vida, sus perfomances? ¿Qué diablos es una perfomance? ¿Llamar arte a una estupidez? ], que supongo sólo le interesará a sus nietos. Ahora, eso si, espectáculo, lo que se dice espectáculo, si lo dan.

    • Deduzco perspicazmente que no te gustó mucho;) …yo me lo pasé francamente bien.
      Ya sabes una de mis frases favoritas: cada uno con sus cadaunadas, y otra más: pa gustos colores y pa olores las flores.
      Una de las frases que decía al final es un artista no debe darse autobombo o algo así, y esta es su vida. Contradicción sí, provocación también.

  6. CARMEN dice:

    Yo si tuve el placer de verlo. Me habían regalado un abono para la opera, de los de cuatro espectáculos, y puedo decir que este fue el que mas me gusto, quizá porque, efectivamente, no era ópera. No era rancio y muchos de los que estábamos allí tampoco; aunque es verdad que a la mayoria (lo digo por los aplausos) no le gustó.
    La volvería a ver y recomendaría que quien tenga ocación de verla, que se deje llevar. A veces las cosas no hay que entenderlas…….

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s