Costa de Fuego. 2012 Suma y Sigue

Publicado: 24 julio, 2012 en Música
Etiquetas: , ,

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bueno, bueno, bueno. Qué ganas tenía y que bien me lo he pasado. Hacía tiempo que no iba de acampada a un festival. Viviendo en Madrid tengo la suerte de que muchos de ellos son a tiro de piedra de mi casa. Cuando vi el cartel del Costa de fuego en primavera sentí un pinchazo interior que fue creciendo poco a poco. Tenía que ir.

Y no porque estuviera plagado de mis artistas favoritos, desconocía a la mitad de los grupos, los cabezas de cartel me traian bastante al fresco…pero había algo de fondo. Me parecía una oportunidad estupenda de ver un montón de grupos nuevos, de ponerse al día de un plumazo sobre lo nuevo que se está haciendo en el mundo del rock, metal…llámalo como te de la gana.

La experiencia francamente gratificante. La organización del evento cuasi intachable. Estos señores y señoras de MaraWorldsaben lo que se traen entre manos. 20 años de FIB les abala. Las instalaciones más que aceptables, la organización logística más que aceptable, la zona de camping mejor de lo que se podría esperar y el personal que trabajó y colaboró en el evento muuucho más que aceptable. ¡Chapó!

Todo hay que decirlo. El público excepcional. Vaya buen rollo, vayas buenas ganas de pasarlo bien y que buenísimo ambiente que se respiraba durante todo el evento. También hay que decir que la afluencia no es comparable a la del FIB, ni falta que hace, porque estábamos francamente agustito. En definitiva, un 9.5 a la organización del festival en su sentido más amplio.

Dicho esto vamos a la música que es lo interesante. Teniendo en cuenta que el tipo de música que conformaba el elenco está en franca minoría si lo comparamos con el hermano mayor que aconteció una semana antes, tengo que decir que además los grupos que mayor interés tenía en ver estaban en escenarios minoritarios, es mi destino… Cuatro escenarios corriendo casi en paralelo. A veces la elección muy fácil, otras francamente difícil, y en otras ocasiones se convertía en un peregrinaje de una a otra escena a echar un vistazo a ver que se estaba cociendo. Alta gastronomía.

En general el nivel de los grupos excepcional, y dentro de un estilo amplio, con variedades que cubren muchos y muy diferentes gustos. Que nadie se me sienta ofendido y que nadie me ofenda por no nombrar al grupo de su vida en esta crónica sónica o por discrepancia en percepciones y afectos. Cada uno con sus cadaunadas y para gustos colores y olores las flores. En fin, que es mi crónica y hablo de lo que a mí me gustó y de cómo yo lo viví.

Empezando por orden, el viernes para mí fue algo más flojo. Querer, querer, básicamente quería ver a Lacuna Coil, que nunca los había visto en directo, a Paradise Lost, a los que perdí la pista hace años pero que había visto en concierto ni me acuerdo cuantas veces y a We are the Ocean, que abrían el cartel en el escenario principal.

We are the Ocean muy buen directo, y concierto entretenido, pero sin mayores aspavientos, no son ni serán el grupo de mi vida, pero pasé un buen rato, sobre todo porque fué el primero y estábamos ansiosos de música. Siguieron Amorphis y la verdad es que no son lo mio así que me fui al Black Bikini a ver que se cocía por allí. Sonaban los Your Demise, grupo completamente desconocido para mí y primera gran sorpresa. Espectáculo rabioso y sorprendente, rebosante de energía. Podría decirse que eran un híbrido entre Rage Against the Machine y Napalm Death…para que te hagas una idea. Muy guapos. Habrá que escucharles en disco a ver que tal se lo montan porque desde luego en directo estupendamente.

De vuelta al Costa de Fuego, tocaron Satyricon. Inmediatamente detecté un puntito a Holy Moses, no se, cosas del revival. Todos de negro, todos pintados, todos headbangers, medio doom medio apocalíptico. Interesantes.

Otro rule a mitad de concierto y vamos a ver a los Angelus Apatrida. Estos son buenos, muy buenos, y hacen algo que en España no se hacía. Mi pega es que me llegan 15 años tarde. El thrash metal que practican es demasiado clásico para mi gusto. A estas alturas busco cosas nuevas, diferentes que me aporten…y aunque tienen un directo espectacular, no soy muy fan. Además el cantante me pareció un poco llorica, tanto reivindicar haberles elegido en lugar de a los giris. No se, los gustos musicales son todos respetables.

Despues salen los WarCry…no duro mucho y me paso a ver a los barones…duro menos, así que me vuelvo para el Black Bikini a esperar a  los Lacuna Coil. Pedazo de concierto. Como suenan en directo, ¡¡¡bárbaros!!! Mucho más duros que en disco. Cristina Scabbia tiene una voz increible, el espectáculo que dan es bastante bastante bueno. Todos vestidos iguales, se nota que llevan muchos años tocando juntos y que se respira un ambiente familiar y profesional. Pegas, pues que el rollito pimpinela y la vol ultramelódica de Cristina acaba cansándome…es que soy bastante más bruta yo pa mis cosas. Aún así, muy buen concierto, me lo pasé estupendamente.

Y a continuación y esta vez sin moverse, salieron mis antiguamente admirados Paradise Lost. Pues me aburrí. No los había escuchado en directo desde que Nick Holmes ya no canta como antaño. No se si es que se ha aburrido del gutural satánico, o simplemente que se ha cargao la garganta haciendo el cafre durante los 24 años que llevan dando guerra. La cuestión es que no tocaron nada o casi nada de los primeros discos, que son mis favoritos, y esta voz que usa pues como que no llega. Me aburrí. Ojo, que son doom, que ya, que el doom no es para pegar botes. Me encanta el doom, hasta el doom de los Cathedral, doom arrastrao… pero he vibrado como una posesa en conciertos de los Paradise, y esta vez me dejaron  bastante indiferentes. Una pena…

Hubo otros grupos que tocaron el viernes. Y entre ratos estuve viendo todo lo que pude. Sintiéndolo en el alma, y despues de haberlos visto en pleno apogeo, ni los barones ni los obuses están a la altura. Está claro que son muy grandes, o al menos lo fueron. Y a pesar de saberme sus letras de memoria y haber disfrutado momentos increibles con sus temas…como que paso bastante de ellos en estas condiciones. La decadencia a veces tiene su encanto, otras es simplemente decadente.

Y sobre los cabeza de cartel, pues no sabe no contesta. Estuve viendo un par de temas y me fui, nunca fueron de los mios, y menos ahora, donde ni siquiera ellos son de los suyos. Por lo visto dieron más de tres horas de concierto, y eso hay que respetarlo y alabarlo. Pero poco más.

Volvíamos para el camping con la pena de no aguantar hasta el final, la edad es lo que tiene. Desde la tienda pude escuchar  a The Computers, grupo que no conozco, pero que desde luego me mostraron en la distancia lo suficiente como para buscarles y prestarles algo de atención.

El camping una fiesta toda la puñetera noche, amanecer y mañana, como era de esperar, así que dormir, lo que se dice dormir, no se duerme, pero al menos estás tumbao descansando. Al día siguiente un poco de playa, un poco de sol y vuelta al lío.

Esta vez empezaban en el Costa de fuego Noctem. Porque ya los conocía y sé que son españoles, pero vamos, que es la primera vez que los veo en directo y si me dicen que son suecos o finlandeses o americanos me lo creo todo. Porque nunca jamás había visto un grupo español que pareciera tan poco español, en el sentido bueno de la palabra. Me explico. Una estética brutal, superestudiada, impactante, original y brutal, no está repetido, es que son doblemente brutales. Metal extremo, extremo, extremo, sonido impecable, técnica de artista cum laude. Buenísimos, sorprendentes. Me gustó muchísimo y en cuanto vengan por estas tierras repito ipso facto.

A continuación, en el mismo escenario salieron  Architects, uno de los grupos que más ganas tenía de ver. Y no me defraudaron en absoluto. Conciertazo. Empezaron con The Bitter End, el tema con el que abre su album Daybreaker y de ahí palante todas buenas. Que nivel, son casi unos crios y desbordan profesionalidad. Sonido impecable, contundente. Todos en vaqueros y camisetas, pasan de lo más desapercibidos hasta que empiezan a tocar. Unos cambios de ritmo interesantes y un sonido poderoso, mezclado con tiempos medios, doom, caña…Buenísimos. Confirmadas completamente mis expectativas. Son muy grandes. Les seguiré la pista muy de cerca.

Despues salieron In Flames, en disco nunca fueron muy de mi interés, pero el directo es el directo, así que me quedé una media hora viéndolos. Lo mejor el bajista, Peter el muro, porque vaya pedazo de jamelgo y vaya cabalgadas que se daba con las cuatro cuerdas. Impresionante de verdad. Tocan muy bien, claro, no podía ser menos. Pero no me llegaron al puntito ese del tilín tilín, así que sabiendo que estaban los Berri Txarrak en el Black Bikini, para allá que me fui a ver si les veía un ratillo.

Y un ratillo que les ví. Corto pero intenso. Grupo vasco, no pueden negarlo. Llevan en su sonido la esencia de los grupos vascos históricos. Y como todos los grupos vascos que conozco, son la ostia. Energía desbordante, mezcla perfecta de garage, punk, hardcore con cambios y riffs metálicos. Si mezclas todo esto y lo mezclas bien, como hacen ellos, el resultado es diversión asegurada. Solo llegué a 20 minutos, aunque creo que no tocaron mucho más, pero valió la pena.

Después nos pasamos por la carpa Jack Daniel’s a ver unos minutillos de Toundra, y mientras esperábamos fuera, porque dentro de la carpa hacía bastante calor, empezaron a sonar en el bus de Red Bull un grupo que llamó mi atención lo suficiente como para levantarme del cesped en el que estaba teniendo mis minutos de gloria, el descanso del guerrero, porque a estas alturas del festival, ya pesaba todo, los años, los kilos y las pestañas. Total, que me parecieron muy interesantes, As light dies, pero apenas escuché tres temas, donde hibridaban metal, samplers, ruido y violin. Me los apunté para investigar. Por cierto, el escenario del bus un poco patético, apenas cabían los músicos y mira que he estado de concierto en garitos pequeños. Parecía como si estuvieran castigaos, les podrían haber dado un par de metros cuadrados más…en fin.

En esto que empieza los Toundra y vaya pedazo de primer tema. Rock progresivo, envolvente, actualizado, impresionantes. A pesar de estar en la carpa sonaban increibles, unas evoluciones en el tema dignas de los muy grandes. Digo en el tema, porque muy a mi pesar solo me dio tiempo a escuchar un tema, ya que tuve que salir disparada hacia el Black Bikini.

Allí empezaban los Rolo Tomassi, otro de los grupos que estaba deseando ver en directo. Mientras iba hacía allá no paraba de mirar hacia atrás diciendo madre mía que pedazo de concierto que me voy a perder, si estos no son lo que espero me vuelvo. Pero no solo fueron lo que esperaba. Fueron mucho más. Creo que lo que más me gustó de todo el festival. Fueron los únicos que pudieron sacar a flote la headbanger que llevo dentro, sí, sigue estando ahí tantos años despues. Como disfruté este concierto. El germen de los Rolo Tomassi se encuentra en los hermanos Spence. James a los sintetizadores y a la voz, hijo adoptado de los Bronski Beat, vaya pintas. Eva a la voz. Princesa pija hasta que abre la boca. La madre que la parió, como puede salir una voz tan brutal de esa preciosa, frágil y encantadora niña. Hace que  Sabina Classen parezca una soprano coloratura.  Así se quedó mi amiga Esther (hola guapaaa) que no tenía ni idea de lo que le esperaba…creo que todavía tiene la mandíbula desencajada ;) . Cierto deje a Today is the day. Pero originales y potentes como ellos solos. El guitarrista, un crio tímido, a veces se transformaba volviendose loco y desquiciado, como la música que hacen. Loca loca loca. Me encantan.

Luego llegaron los Katatonia, y no los había visto nunca en directo, pero me aburrieron, según me dijeron una auténtica fan de la banda (hola Cris ;) ), que ya los había visto varias veces, no tocaron muy allá, no sonaron bien y tuvieron problemas con el ordenador. Las cosas de la tecnología. Bueno yo estuve un rato intentándolo pero me aburrieron. Así que me pasé a ver a Marilyn Manson, y tal como llegué me fui. Hay cosas con las que no puedo. Y cuando no se puede, pues no se puede, ajo y agua.

Y por fin los Opeth, que ganas tenía de verlos en directo, nunca había tenido la oportunidad. Empezaron con temas de los últimos discos, más psicodelia y más pink floyd. Conforme avanzaba el concierto iban metiendo más caña. Mikael Äkerfeldt es una de estos monstruos del escenario que con solo salir ya marcan su presencia. Estuvieron bastante sobrios. Quizás yo también estaba ya bastante cansada y no pude disfrutarlo como si hubiera sido el primero. Pero fue un gran concierto.

Me quedé con las ganas de ver a los Cancer Bats, pero ya los tobillos gritaban, las rodillas habían desaparecido, la planta de los pies angustiadas suplicaban piedad. Total que a pesar de los pesares, despues de Opeth nos fuimos. Pero nos fuimos con una sonrisa de oreja a oreja que aún hoy me dura, y creo que estará conmigo unos cuantos días mas.

Experiencia recomendable y repetible. Señores y señoras de Mara World…que 2012 sea el primero de una larga lista de años en los que el Costa de Fuego se posicione como una referencia. Podeis seguir trayendo de teloneros especímenes equivalentes a los de este año que os den audiencia y ganeis dinero, pero por favor, seguid manteniendo todo este cartel impresionante a su alrededor. Gracias gracias gracias. Que a gusto me quedao.

PD: Muchas gracias a Juli y Cris por las fotos

About these ads
Comentarios
  1. pelucas dice:

    We are the ocean en lugar de Dry River? Mala elección.

  2. Anónimo dice:

    Totalmente de acuerdo con mi churri :) (hola cari)

    Puntualizar que mientras ellos veia Lacuna Coil yo disfrutaba dando saltos y berridos con Juli viendo Vita Imana…
    me encanta su mezcla de harcore y groove metal acompañado de un toque africano que quita el “sentío”.
    Gran percusión, como a mi me gusta, mucha caña y capacidad de hacerme perder el sentido espacio-tiempo.

    Esther

  3. Churriiiiii, pues sí, va a ser que fue uno de los cuantos que me perdí, pero por ahora la bilocación está complicao…a ver si pal año que viene no se solapan, cosa complicada.
    Que bien nos lo pasamos!!!!
    besotes guapetona

  4. Antonio dice:

    Hola, sigo diciendo que habéis gente pa to¡¡¡
    Cambiando de tema,me acordé de ti estos días de atrás en Euskasdi, porque actuó Anthony en San Sebastián (Festival de jazz) y recordé tus comentarios sobre esa cosa que hizo con Abramovic en el Real, y que llamáis perfomances. Por cierto, hubo en la actuación de Anthony división de opiniones, como en los toros, porque cantar ya sabemos que canta bien, pero insufrible cuando se pone divo- que es casi siempre- también. Sin embargo, una joven orquesta Et Incarnatus dió la talla, ya que no iba con The Jhonson como suele y fue hasta felicitada por el mismo. Así que nada, sigue disfrutando…………..

  5. El Guf dice:

    Buen reportaje del festival!!! La verda que nos lo pasamos en grande… el año que viene como haya buen cartel habrá que repetir… y ese año si puedo encima de los escenarios jajaja ;)

    Un besote a todas!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s