Un nuevo orden mundial

Publicado: 25 julio, 2011 en Cadaunada, Filosofía
Etiquetas:, , ,

La primera vez que escuché este término fue en el título de una canción de Ministry titulada tal cual, N.W.O. New World Order. Con la curiosidad característica de mi mismidad y sin tener internet, que por aquellas haberlo habíalo pero en las oficinas del departamente de seguridad nacional americano o similiares, busqué las letras de esta canción que tanto me ponía. Sin tener tampoco mucha idea de inglés procedí a una rústica traducción que más o menos me dió una idea somera de lo que significa el concepto.

El tema venía a decir básicamente que eramos todos enemigos unos de otros, máquinas que esconden sus lágrimas y tienen un corazón de piedra, en lucha eterna hasta la muerte. Una letra de soledad y promesas rotas. Desesperación y miseria eran las componentes de un nuevo orden mundial. Caos y negritud. Real y oscuro como la vida misma. Cuando se es joven y antitodo punk, era fantástico ver cómo grandes artistas compartían tu visión apocalíptica de la sociedad humana. No Future!

Años despues, mucho más madurado el inglés, el concepto y la vida, me encuentro con igual desesperanza acerca del genero sapiens. Sólo algo tan radical como el concepto de un nuevo orden mundial puede realmente salvarnos. Pero para que sea una esperanza pragmática, no puede ser un nuevo orden mundial al estilo de Mad Max. Tiene que ser un nuevo orden mundial basado en la educación de las nuevas generaciones. Una educación que plante con fundamento y fortaleza  los pilares de una nueva visión del mundo. Una nueva visión del mundo que no sea monetariocentrista y que fomente los valores de la solidaridad y la igualdad.

Mundial significa que debería abarcar a toda la humanidad. Plantear una educación revolucionaria enfocada al cambio en sociedades en las que el agua y la comida, derechos y necesidades fundamentales no solo del ser humano sino de cualquier ser vivo, son un lujo o directamente inexistentes, suena cuanto menos utópico. No hablemos ya de sociedades donde la propia vida es el lujo.

Mientras la cúpula financiera sea la que gobierna el mundo y no los políticos, no hay solución. Mientras los políticos sigan siendo dogmáticos, marrulleros, prevaricadores, corruptos, mientras se sigan representando a sí mismos o a la entelequia miserable que es el partido, y mientras nos traten como a estúpidos lobotomizados por el consumo, no hay solución. Mientras sea el dinero el centro de nuestra existencia, seguirá habiendo desigualdades y seguirá habiendo injusticias sociales. Seguirá habiendo hambre, miseria y frustración. Será imposible aplicar el paradigma de la educación y por lo tanto será imposible dar el salto hacia un nuevo orden mundial que no sea al estilo de la cúpula del trueno. Sálvese quien pueda.

Por supuesto que no estoy hablando de una idea ni nueva ni transgresora, ni siquiera original. El mundo está lleno de manifiestos similares por todas partes, estoy diciendo lo que miles de voces dicen, pero yo tenía necesidad de que la mía también se oyese, aunque fuera para decir lo mismo.

El saber es poder, el pensar es poder. Los griegos ya hablaban de la paideia, educación, como lo que te convierte en realmente humano. Los romanos lo tenían tan claro que lo tradujeron por humanitas. No hace falta saber latín. Los romanos eran esos individuos que pasaban las tardes de domingo jaleando a las bestias y a los gladiadores, excitados por la sangre y la muerte,  pero eran también conscientes de la importancia que una buena educación implicaba para una buena clase dirigente. Podríamos matizar quienes eran más barbaros, realmente podríamos…

Ruido de Rabia es lo que necesitamos: primero serán los maestros, después los gobernantes. Cuando las generaciones probetas del nuevo orden mundial dieran su fruto, nuestros gobernantes serían sabios, filósofos, honestos y claros. Trabajarían por el ser humano y no por los complejos sistemas económicos financieros que nos rodean. Pero para ello las generaciones actuales deberían hacer algo. Hablemos pues del movimiento en Aristóteles, aquello tan manido y tan útil de en acto y en potencia. Y pongamos el ejemplo más claramente entendible. Una semilla es en acto una semilla, en potencia un roble. En las condiciones adecuadas una semilla puede devenir roble, roble por lo que simboliza de fortaleza. En condiciones adversas este roble puede que nunca llegue a ser fuerte y poderoso, incluso puede que ni siquiera llegue a germinar. El movimiento de los Indignados podría ser una primera semilla hacia este nuevo orden mundial. El tiempo dirá en qué deviene. Pero el tiempo al final sólo recopila y sumariza las actuaciones de millones de voluntades individuales. Tú como individuo tienes algo que decir, tienes algo que aportar. Puedes seguir en tu sillón asumiendo que no hay solución, o puedes indignarte y aportar tu granito de arena. Personalmente creo que la cosa está muy negra. Lo veo muy complicado. Pero también tengo claro, que aunque esté todo perdido, siempre queda molestar. Estamos en ello…

Anuncios
comentarios
  1. joe dice:

    Hola!!!!!. Si ya es difícil ponerse de acuerdo entre dos, imagina 7000 millones. A mi personalmente me gusta el caos que representa el conjunto de cada uno de esos individuos, no creo que el conocimiento deba ser una inquietud obligatoria (está en la libertad de elección) ni tampoco la participación en funciones de la sociedad que están más allá del papel que un ciudadano no gobernante tiene (uno vota para que lo gobiernen). Ahora bien, básicamente soy “homofóbico”, aprender me alimenta y Rousseau me parece un cretino. Teniendo en cuenta que esta civilización tiene fin (por que lo tiene) y que hasta para ayudar a paliar la miseria de algunos otros se enriquecen, aparte de lo que ya hago, no me llaméis si no es para tomar la calle. Mientras seguiré mi guerra particular “disfrutando” del espectáculo. Un saludo.

    • Completamente de acuerdo. Se ve bastante inviable que se pueda llegar a un acuerdo de tal magnitud, de manera que tendrá que empezar por unos pocos, que serán los que impongan sus criterios al resto y volveremos a lo mismo. Tampoco estoy planteando un gobierno de todos con todos. Absolutamente inviable

      De todas formas, cuando hablo de educación, conocimiento o formación no estoy pensando en la lista de los reyes godos ni en los afluentes del tajo. Se trata de un conocimiento fundamentalmente ético y humano. Los principios éticos, morales, sociales. Enseñar el respeto, la tolerancia, la igualdad, la falta de prejuicios, y sobre todo la solidaridad. Todas estas cosas que en la sociedad en la que estamos no se valoran en absoluto, y desde luego se prodigan menos. Y yo creo que eso no puede ser una opción, sino una obligación para vivir en sociedad. Se supone que es la familia la que tiene que inculcarte estos principios, pero teniendo en cuenta que la mayoría de la gente considera que los principios no son necesarios, ya ni hablamos de inculcarlos. Lo dicho. No future

      Por cierto, supongo que has puesto “homofóbico” entre comillas para distinguirlo de homófobo, y de lo que hablas es de pura misantropía. Si es así, a mi pesar, también comparto.

  2. Lorena dice:

    Antes que los maestros, antes que los políticos, en primera línea de fuego estamos los padres, el primer filtro de la educación en valores. Los enanos “nos aprenden”, da igual lo que les digamos y cómo se lo digamos, si lo que hacemos y cómo lo hacemos no va en consonancia. Podemos ofrecerles la mejor formación académica que podamos pagar o a la que podamos acceder, pero como casi siempre, la información/formación irá de lo íntimo a lo público, de la comunidad al resto del mundo, y se empieza en la familia en el sentido más extenso de la palabra. Los grandes cambios llevan su proceso, pero se comienzan con pasos pequeños pero firmes.

    • Desde luego Lorena. En nuestra sociedad, la educación de la que hablo se encuentra en la familia. Padres y madres en primera línea, tí@s, abuel@s y demás apoyando. Y precisamente ahí es donde veo la fuente del problema. Poco progenitores se trabajan lo de los principios. La disciplina y el respeto brillan por su ausencia. Están mas preocupados por compensar la falta de tiempo y de energía que afecta directamente a la calidad de la relación. Un gran camino se comienza por un sólo paso, cierto. Llegar a buen puerto sin brújula y sin víveres es un milagro.

  3. Jose A Leon dice:

    Tengo un amigo que es de la opinión que los hijos debemos cederlos al estado en cuanto nacen porque no puedes confiar en la educación y en los valores que se dan en las familias. Yo personalmente lo que no confio es en el estado, pero no le quito la razón a mi amigo… no todos los humanos tenemos la misma idea de lo que es bueno y de lo que no es. quizás esa es parte de la grandeza del ser humano, no somos autómatas a los que programar, somos librepensadores por naturaleza y encima una gran mayoría ejercitamos el derecho de que sean otros los que piensen por nosotros, sobre todo, si tenemos un plato que poner en la mesa todos los días…

    Eso sí, el movimiento de los indignados no se donde acabará, pero sí me parece que es un poco de aire fresco a esta sociedad que durante años ha estado aletargada, esperemos que no acabe aqui.

    • Da un poco de miedo la verdad, pero de nuevo has tocado otro de los temas claves para fundamentar mi pesimismo. Si hacemos caso a tu amigo nos desnaturalizamos y el nuevo orden mundial es poco más que un gran hermano, Vade retro!. Cada uno tenemos nuestros valores, que son los que se tratan de inculcar y no podemos coincidir. Grandeza humana, cierto. Pero también es cierto que en líneas generales los valores están asociados más a una cultura/sociedad que a un individuo. El problema es que en estos tiempos de prisa, agotamiento y culpa, los padres prefieren que los niños estén con las consolas y la tele y les dejen descansar. Prefieren ceder a luchar. Afortunadamente no todos son así, pero me temo que la mayoría sí. Con lo cual estamos favoreciendo generaciones que no tienen respeto, ni disciplina, ni valoran lo que cuestan las cosas. Sólo priorizan lo fácil y lo inmediato.
      Interesante debate. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s