Epitaph: Judas Priest ,Motörhead y Saxon en la Cubierta.

Publicado: 1 agosto, 2011 en Música
Etiquetas:, , ,

Sábado 30 de Julio, sol de justicia. Caló, muuuusha caló. Casi a la hora taurina por excelencia que abren las puertas. Hay que estar prontico que la cubierta suena como el culo, y si te toca en gradas y no de las más bajas, aquello empieza a rebotar por todas partes que ríete tu de los ecos de El Tirol. En fin, mucho mejor el Calderón o el Palacio de Deportes para tan magno evento. A ver si se enteran de que La Cubierta no es para conciertos. Pues eso, que nos vamos tempranico, para llegar poco antes de que Saxon empezara, que digo yo que no habrá mucha gente. La ostia, cuando llegamos 45 minutos despues de abrir las puertas estaba ya petao. Pero petao, petao…Nos tocó coger un sitio lateral casi pegado al escenario, en la mitad superior de las gradas. Cago en to el sonido de mierda que vamos a tener. Increible. No cabía un alma. En el sonisphere de hace unas semanas éramos cuatro veces más peña y no estaba tan petao como la cubierta. Creo que nunca he visto tanta gente en el ruedo, había tantas cabezas que estaban prácticamente alineadas. Y allí aguantó la peña desde las 18 hasta mas de las 12 como campeones. Con un calor que no nos dió tregua y con unos ánimos bárbaros. Jaleando, bailando…eeeessooooo cuennnnnooooooo!!!!. Bravo por el público. Fue de lo mejorcito de la noche, que ganas, que energía y que tó. Orgullosa de haber estado allí y de formar parte de aquello. La bin que fuerte!!

Salen los Saxon a la hora convenida. Fliparon en colores claro. Probablemente hacía mas de 20 años que no veían un público así. Se volcaron. Muy bien, con muchas ganas y emocionados. A mí me gustó más el setlist que tuvieron el año pasado en el Sonisphere, claro tiraron de todos los clásicos uno detrás de otro. Pero esta vez estuvieron promocionando su nuevo disco Call to Arms, así que unos cuantos temitas ni me sonaron. Pero otros en cambio reventaron: wheels of steel, strong arms of the law, y sobre todo el superhimno Crusader que todos coreamos como locos posesos, también me gustó mucho heavy metal thunder y menos princess of the night.

Luego salieron los Motörhead. Dios mio viva el Rock’n’Roll. Son la máquina perfecta de matar y de morir. Nadie nunca ha hecho ni hará lo que hace este trío calavera com Lemmy Predator al frente. Los riffs no daban tregua, los ecos de la cubierta tampoco y eso ensució bastante el sonido. Pero aún así el sonido Motörhead fue imparable, por encima de los ecos y las distorsiones. Son muy grandes, muuuuuuyyyyy grandes, no hay reverberación que los pare!!. No se puede liar más parda, no se puede tocar mejor y no se lo puede uno pasar mejor. Lemmy solo tiene que estar ahí, todo lo demás viene rodao. Un kill by death memorableeeee, y con Aces of Spades aquello parecía una olla exprés llena de garbanzos a punto de explotar. Cierto es que al no ser los cabezas el concierto cambia un poco y para mi gusto le faltaron algunos temas, pero creo que eso siempre sucede. El solo de batería que se marcó Mikkey Dee pasará a la historia. Desde luego nos patearon el culo a todos, y cómo lo disfrutamos. Quizás sea uno de los pocos grupos del mundo que aunque promocionen un disco nuevo que no conozcas, The Word is yours en este caso, te trae al pairo, porque sabes que te lo vas a pasar igualmente bien. Sigue siendo sonido Motörhead. Pocos grupos han conseguido mantenerse fiel a su estilo sin acabar en el aburrimiento y la soseria. Stay Clean!!!!

Y luego, cuando se fueron los Motör, echaron el telón del Epitaph y se pusieron a montar la parafernalia de lo que estaba por venir. Los de la organización no se andaron con ostias y dijeron…¿qué les ponemos a estos muchachos pa que no se aburran mientras cambiamos el escenario?. Pues venga va, el Highway to Hell de los ACDC…claro, la peña desaforá bailando y cantando…en el entreconcierto. De nuevo olé por el público!!! Que bien nos lo estábamos pasando.

Por último las estrellas de la noche, que irrumpieron interrumpiendo uno de los grandes temazos de la historia, el War Pigs, a la mitad…pues lo siento pero no me gustó nada, la verdad. Temas como estos, si los pones de cabeza de tu concierto tienes que respetarlos hasta el final, como hicieron los Maiden en el Sonisphere. Se supone que los Judas se retiran y esta es su última gira, de ahí el nombre de Epitaph. Pero va a ser un epitafio como el de los King Crimson, con confusión incluida, porque resulta que no se separan ni ná, sino que de lo que se retiran es de los bolos, es la última gira mundial. Eso dicen. Publicarán un nuevo disco, seguirán existiendo, pero nada de giras…bueno, no se si es la mejor manera de hacer las cosas, ¿tú que opinas KK?…Yo lo que opino es que Halford ha pegao un salto ontológico y se encuentra en un plano de trascendencia del que ya no se va a bajar. Vaya, que se ha brotao. Se ha brotao y ahora es un híbrido entre Marifé de Triana y Rafael. Ojo, que estoy comparándolo con dos pedazos de artistas, con genio, figura, postureo e histrionismo hasta la muerte. Con cambio de bata de cola incluido, si no sacó 4 modelitos no sacó ninguno, a cada cual con mas glamour. Ha ido cambiando lentamente el cuero negro y las tachuelas de metal por una tela que simula cuero pero en brilloso y las tachuelas por lentejuelas plateadas. Momento total cuando salió disfrazado con la capa de mago de lentejuelas plateadas y tridente en mano. Grandioso. El tridente echando fuego, vamos, vamos, vamos un desparrame.

Pues que haga lo que le dé la gana, porque el lo vale, bueno, o por lo menos lo valió. Mis compis del género homo se rindieron totalmente: ¡¡¡¡Rob hazme dañoooooo!!!!! Hazme lo que quieras, soy todo tuyo!!!!!! Y no solo se referían a la voz, dios que agudos, tengo el tímpano destrozado. En muy pocas ocasiones oí ( y sentí) cruzar tantas veces el umbral de dolor. De nuevo el setlist, para ser gira despedida no me pareció el más acertado, pa gustos colores y pa olores las flores. Peeeeeero hicieron un Painkiller que fue cuando yo también dije ¡¡¡¡¡Robeeeee hazme tuya!!!!!, claro, sabía que probabilidades iba a tener más bien pocas, así cualquiera se ofrece.

Con el concierto avanzado, se empezó a levantar un agradable vientecillo que por fin nos daba un poco de tregua del calor que estábamos pasando. Pero la parte posterior del escenario empezó a levantarse, y te veias por allí a los roadies y los pipas y hasta las grupies aguantando las cuerdas y demás para que no salieran volando. Claro, la cubierta, que estaba semidescubierta, tuvo que cerrarse, dejando un sonido aún más perro si cabe, y de nuevo un calor infernal. Odio este sitio, lo odio a muerte!

La cuestión es que algunas cosas extrañas acontecieron. Salía y entraba al escenario como pedro por su casa. A veces cantaba y no estaba allí. A veces la voz desaparecía simplemente, a veces era impresionante e impecable y otras veces desilusionante. Y otras ni abrió la boca. Estábamos tan desataos que le hicimos el trabajo en un par de ocasiones, en Turbo Lover es que no abrió el pico, y en breaking the law pues casi que tampoco. Porque sí, es cierto, pegó unos gritos increibles, como en los viejos tiempos, pero en el siguiente tema casi no abría la boca…será que ya no aguanta. No está a la altura, o está a la altura sólo a ratos…lo mismo es una buena decisión esto de Epitaph.

Tanto fuego y tanto chorro de vapor, pa mi que ya está un poco trasnochado, pero bueno, es una diva y como tal se rodea de un espectáculo un tanto casposo y decadente. Con Harley incluida. Paseos majestuosos por el escenario y despedidas y cierre de canciones a lo pantoja. Jugó con el público a esto de yo grito y vosotros repetís, pero vaya, no me moló nada. Hubo momentos un poco patéticos la verdad. Pero quien tuvo retuvo, y básicamente íbamos de despedida y de buen rollo, así que disfrutamos lo bueno y perdonamos lo menos bueno.

Desde luego me lo pasé estupendamente. Volvíamos a casa con un relax, una tranquilidad, una paz de espíritu y una sonrisa de oreja a oreja que no se me ha quitado hasta el momento. El zumbido de oidos afortunadamente desapareció ayer.  Un evento para la historia. Afortunad@s los que allí estuvimos.

Anuncios
comentarios
  1. Jose A Leon dice:

    Joer qué veranito te estás pegando, los Maiden, Judas Priests…

  2. Jose A Leon dice:

    Pena del Dio…

  3. Axax 12 dice:

    La verdad es que me divertí mucho. Lo único ver la cara que se les quedó a muchos de los incondicionales de los Judas cuando el escenario se quedó vacío. Se les aguaron los ojillos cerveceros. Por cierto, que espero que la organización del próximo concierto heavy en Madrid, recuerde que la gente en verano bebe cerveza. Una media de dos a tres litros por cabeza, que sea la última vez que se quedan sin cerveza.

    Gracias a los tres grupos por una noche inolvidable. Y gracias a la compañía sin la cual no habría sido lo mismo. Brothers in Rock!

  4. Jose A Leon dice:

    Joer como mola la entrada con las fotos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s