Berenjenas al Horno con Costra de Sésamo

Publicado: 4 agosto, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , ,

Empecemos por el principio, las berenjenas. Que estén bien frescas y con ese color espectacular que las caracteriza, ¿Cuántas? Pues tu verás para qué las quieres, y para cuántos, porque depende claro. Hay que trocearlas, o bien en rodajas longitudinales o transversales, como de un dedo de gordas o incluso en bastones, como las patatas fritas de toda la vida. Lo de quitar la piel o no, pues también es opcional, como todo en la cocina.

Se les echa sal y se ponen en un paño limpio de cocina durante un  buen rato, para que vayan soltando agua y pierdan un poco de amargor.

Por otra parte, en un bol se pone pan rallado, queso rallado de sabor potente tipo grana padano o parmigiano regiano o manchego estupendo, y  semillas de sésamo. Las semillas de sésamo es preferible tostarlas antes, para que de mucho más aroma, las puedes tostar en la sarten o en el horno. Si mezclas sésamo  blanco y negro el efecto es mucho más espectacular

Una vez que tenemos la mezcla bien removida, se pinta o pulveriza de aceite las berenjenas, por ambas caras. El aceite es el que hará que el pan rallado y demás ingredientes se queden adheridos a la berenjena.

Se va empanando con cuidado, sacudiendo para que caiga el empanado que sobra y se van colocando las rebanadas o bastones sobre una bandeja de horno. Una vez que se han completado el empanado de todas las rodajas se mete al horno,  yo utilizo una combinación de grill y aire caliente, en la parte media del horno. Otra opción es calor arriba y abajo sobre 200 grados y cuando esté dorado dar la vuelta, para que esté crujiente y doradito  por ambas partes. Si ves que no se dora le metes un punto de grill.

Solas están un poco sosas, así que pueden utilizarse como guarnición de carnes, original y diferente. Pero también se puede utilizar de aperitivo,que es como más me gustan a mí, en cuyo caso es muy conveniente acompañarla de alguna salsa. Con salsa de yogur natural, aceite de oliva, limón y ajo, sal y pimienta hacen una combinación increible, también con una mayonesa, o mejor aún un ali oli.

Se sirven calentitas, porque si no la costra se humedece  con el agua de las berenjenas y deja de estar crujiente. ¡Pruébalo! Es original y requeterico

Anuncios
comentarios
  1. jose a leon dice:

    La probaré. ¿Cuándo? 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s