Am I Evil?…Yes I’m

Publicado: 23 agosto, 2011 en Antropología, Cadaunada, Filosofía
Etiquetas:, , , ,

Claro que también podría haberlo titulado: Malo, seré malo. La cuestión es que cuando me he puesto a pensar de manera no ortodoxa en el mal, lo primero que se me ha venido a la mente es la música, ¡qué raro! El mal, la maldad en el arte en general, música, cine, literatura…da mucho juego, mucho más que el bien, si no que se lo digan a Keyser Söze, Cruella Deville o al Doctor Muerte. Pero ¿qué es realmente el mal?

Anda ya un poco manida la eterna discusión entre  el hombre es malo por naturaleza: homo homini lupus,y tranqui colega la sociedad es la culpable, que sociedad no hay más que una y a tí te encontré en la calle. ¿Soy mala o me hacen mala?. ¿Es la desigualdad que genera la sociedad la fuente de todos los males? ¿Me puedo seguir manteniendo buena en una sociedad mala?

Me atrae mucho la idea de que el ser humano se ha precipitado a la hora de construir sus reglas morales. Mucho antes de conocer nuestra naturaleza y nuestras limitaciones, ya había establecida una moralidad que luego a través de la tradición y el conservadurismo recalcitrante fomentado por fanáticos religiosos y políticos corruptos se ha seguido conservando. Han impedido que la moral progrese para seguir esclavizando a los pueblos, y seguimos viviendo con una moral que corresponde a la infancia del ser humano, que no nos permite expresarnos como individuos libres que somos. Está claro que cuanto menos se conoce acerca del mundo que te rodea, más fácil es encontrar el mal a tu alrededor, la ignorancia y la superstición son una base fundamental para crear y fomentar el mal, y la historia nos avala en esta conclusión. La religión y la política son el culmen de la ignorancia y la superstición y base para el dominio y subyugación de las mentes ignorantes. El terror domina las masas y el mal provoca terror, por lo que ha sido una herramienta ampliamente utilizada por la iglesia y los gobiernos de las distintas épocas y culturas de la raza humana.

La percepción del mal como imperfección se nos queda un tanto lejana al pueblo llano.El mal se puede enfocar como privación y defecto, y debilidad y desproporción y error, y frustración del objetivo, de la belleza, de vida, de inteligencia, de razón, de perfección de causas. Pero lo imperfecto no tiene porqué ser malo. Somos seres imperfectos, la naturaleza no es infalible. Lo infinito y lo perfecto son términos que están superados, o al menos deberían. Dios no tiene nada que ver con el mal, Dios no existe, el mal sí. Lo infinito y lo perfecto son ideas. Quizás si pueda estar más cerca el mal de las expectativas erróneas que nos formamos acerca de nuestra vida y de la felicidad. Cuando no conseguimos nuestros objetivos nos frustramos y esa frustración puede canalizarse hacia el mal. 

Que el hombre es malo por naturaleza quiere decir que sabe lo que está mal por las leyes morales que le han inculcado y aún así las trasgrede. Pero esa trasgresión no tiene por qué ser continua. Es decir, nos saltamos las reglas, pero sólo a veces, un poquito, o siempre que podemos. Somos buenos y malos a la vez y en diferente medida. Según avanzamos en la vida y según la vida nos vaya tratando seremos más o menos malos. Al menos tendremos la capacidad de ser tanto buenos como malos, y además esa capacidad estará supeditada al contexto en el que estemos sumergidos. Eso es lo que tiene el libre albedrío. Si no consideras que hay una entidad superior, llámalo Dios, llámalo quark, llámalo X, que equilibre el mal cósmico para que el bien sea el vencedor sempiterno, lo llevas un poco más crudo, ya que tendrás que asumir que los hijos de puta se saldrán con la suya sin ninguna contraprestación en la otra vida. Entonces es cuando tú tomas la decisión de cuánto de malo quieres ser, cúanto de bueno, cuánto te cabrea que el mal venza y cuánto te gusta. Recordad que entre el 3 y 7% de nosotros somos sociópatas y esto del mal como que nos la repanpinflaría.

Por lo tanto, ante el mal se pueden adoptar diferentes posturas. Los hay que lo aceptan pero le niegan cualquier tipo de superioridad frente al bien, como por ejemplo los cristianos, para los que el mal es carencia y privación y siempre está supeditado al bien. Los hay que se dan cuenta de que existe y tratan de buscar su origen y sus causas históricas para que mediante el análisis de las mismas podamos proceder a eliminarlos. Los hay que lo provocan para afirmarse como ser humano frente al mundo y frente a Dios.

Y los habemos que lo contemplamos como una parte intrínseca e inherente de la realidad, que hay que aceptar y afrontar, hay que usar y negar, pero en ningún caso podemos eliminar. Eliminar el mal sería eliminar la cultura, la sociedad, la raza humana, la naturaleza y en defnitiva la realidad. No podemos eliminar algo que nos trasciende, el mal es como la verdad, está ahí fuera y tu puedes formar parte de él o no, compartirlo o no, pero no puedes alterar su esencia, su realidad es independiente de la tuya. El ser humano lleva el mal dentro, al igual que el bien, ambos forman parte constitutiva de su naturaleza, y algún día descifraremos los genes que nos hacen ser proclives hacia un lado u otro de la balanza.

Anuncios
comentarios
  1. Lorena dice:

    Ahí le has dao Filotecnóloga, como siempre. La existencia del mal sólo nos la planteamos los humanos en toda la naturaleza. ¿No será que lo hemos inventado nosotros? ¿cómo sabemos que un comportamiento es malo? Creo que el ser humano se ha alejado tanto de lo que ES que no hace más que reinventarse, justificarse y reposicionarse en el mundo. No estoy hablando de la Ley o la Justicia humanas, sino de una cuestión de SER…¿Quién debe decidir lo que es moralmente bueno o malo? Históricamente, sobre todo en España, lo teníamos más fácil, la moral católica era la comunmente aceptada como válida y como camino a seguir, más fácil imposible. El que se salía o se sale de ahí, ya le toca pensar, reflexionar y decidir por uno mismo. Ahí está el tema, decisión personal. Si no crees (como es mi caso) que exista un castigo o premio en otra vida, sino que lo que te venga en vida es consecuencia de tus propios actos…¿cómo decides actuar? Esa es la esencia del ser humano, que se plantea lo que es y cómo serlo, ningun otro ser vivo en la tierra se cuestiona a sí mismo. Qué complicaditos somos y nos hacemos. Claro que a veces es tan atractivo ser un poquito malo…

  2. Anónimo dice:

    Bueno, bueno, bueno. Creo que no he entendido bien el mensaje. ¿Nosotros decidimos que es malo o bueno de forma completamente subjetiva? Es cierto que en la naturaleza no existe el mal. Pero tan solo porque diferenciar el bien del mal conlleva una abstracción racional de que son incapaces el resto de los animales (hasta donde sabemos, de otra forma, nos tendríamos que empezar a preparar para la pelea).
    De todas formas, quizás sólo sea mi misantropía (que se afianza en mi cerebro día a día) la que me haga pensar, que el mal existe, porque podemos decidir y razonar. Aunque admito que quizás esté equivocado y que todo pueda ser bueno o malo.
    Cuidado con los que roncan por la noche, porque eliminar los ronquidos de la forma que sea (todas podrían ser buenas si no han funcionado los métodos conocidos), puede ser muy, pero que muy bueno para el descanso de los no-roncadores, jejejeje.

    • En mi opinión, efectivamente considero que el bien y el mal es subjetivo, y se comparten criterios según afinidad espaciotemporal. Los miembros de una sociedad concreta tendrán criterios similares, y entre los diferentes individuos habrá diferencias de matices.
      Los grandes primates, al menos bonobos y chimpancés sí tienen sus criterios sobre lo que es injusto, por lo que podríamos extrapolar al mal.
      En la naturaleza se están dando continuamente procesos de construcción y destrucción, en el pensamiento hindú esto se asocia al bien y al mal convirtiéndolos en parte de lo mismo…curioso, no te parece?

  3. hughty68 dice:

    Por cierto el anónimo soy yo. Sabía lo de la destrucción y la construcción. Yo siempre he sido mas de destrucción. Esta paja mental da para mucho. A ver si se anima la gente. Por que si el mal es subjetivo, ¿quién se puede arrogar el poder de juzgar?
    Ahí dejo eso.

    • Los juicios son completamente subjetivos. A veces resultan de la aplicación inmediata de una norma o ley, pero si entran en juego otros factores también entra a jugar la idiosincracia del juez, ya te sonará que hay jueces conservadores y progresistas. Si el juicio fuera objetivo no sería así. Esto a nivel institucional, porque a nivel individual, emitimos juicios constantemente, y cada uno con sus cadaunadas. Por tanto todos nos arrogamos la capacidad de juzgar.

  4. axax12 dice:

    Me equivoqué otra vez de nombre. Este es el de siempre. No me juzguéis.

  5. Scruz dice:

    Vaya, tendría que haber leído este post antes de comentar en el anterior :D. Otro sombrero que me quito…

  6. jose a leon dice:

    el mal, y el bien, es una invención cuyo único fin es alinear al ser humano en sociedades, sectas o como lo quieras llamar… Es un concepto abstracto por mucho que intentes normalizarlo a los tiempos o las diferencias culturales…

  7. lorena dice:

    Juzgar vs respetar, qué difícil resulta el respeto y màs cuando no comprendemos al otro.

  8. bloodykefka dice:

    Sin embargo yo veo un problema. Aunque el mal o el bien sea relativos, o sujetivos, necesitamos de esos conceptos para mantener un orden social y asegurar nuestra supervivencia. De poco sirve que opinemos que el bien o el mal sean relativos cuando te clavan un cuchillo en el pecho. A mi no me importa que la ética sea natural o construída, lo que me importa es que es necesaria. Por otro lado, aunque la ética sea un rasgo cultural, quizás los impulsos que nos lleven a realizarla si sean naturales. Por eso me pregunto, si a diferencia de lo que decía Nietzche, nuestros sentimientos ya saben lo que quieren y el problema es que nuestra razón no sabe como darles forma, por eso dije en otro comentario que a lo mejor nuestra intuición tiene un nivel de abstracción mayor que nuestra razón.

    Por otro lado, recuerdo lo que decía Clara Campoamor: si todo depende del cristal donde se mira, ¿no significa que hasta el propio cristal también? ¿Eso no significa que si existen cosas absolutas?

    Y respecto a la perfección, me ha parecido un aporte interesante. Un amigo mío me dijo que la perfección era un “fallo” de percepción del hombre. Yo diría otra cosa: siempre consideramos que una cosa es perfecta respecto a “algo”. No es que haya cosas imperfectas, es que si ponemos dos características contrapuestas un objeto perfecto, éste último lo será respecto a una de las dos cualidades, no a las dos. Para que la perfección sea absoluta ¿no implica que deba ser perfecta en las dos cosas? Y joder, al menos de que yo sea cabalista, eso me chirría.

    • Bueno, precisamente lo que planteo que el mal y el bien son intrínsecos a la naturaleza humana, existen, los dos, son las dos caras de una misma moneda.
      Los hinduistas lo vieron claro, todos sus dioses tienen ambas componentes, y según te portes, serán buenos o malos.
      La perfección no existe, como el infinito. Son conceptos necesarios para establecer la comparativa de lo que vemos respecto a lo que aspiramos.
      Saludos

      • bloodykefka dice:

        En teoría la perfección no existe, en eso si estoy de acuerdo. De hecho si existiera algo absolutamente perfecto, en todo, ya no podría mejorar más ¿Eso no es una contradicción? No, la perfección es relativa. Como he dicho, depende de lo que aspiremos. De todos modos las partículas se portan como un gato que están a la vez vivo y muerto, así que que a mi las paradojas no me chirrían 😛

        No obstante lo del infinito si que me chirrían un poco más, no te voy a hablar de Dios ni eso of course, pero claro yo no veo muy claro eso de que el tiempo o el universo tenga fin, incluso si hacemos caso a las religiones asiáticas, que plantean el tiempo y el universo como algo cíclico ¿Qué diferencia hay en que algo se repita una y otra vez al infinito? ¿No se repite infinitamente? Ojo que yo soy un mindundi, pero no se si aseverar que el infinito no existe, y más cuando cosas como la teoría del multiverso (friki donde las haya, pero molona) tiran de eso.

  9. bloodykefka dice:

    Joder, no sabía que el concepto matemático de infinito fuera diferente a un número infinito de cosas. Ardo en deseos de conocer la explicación.

    • Buscate en la RAE las distintas acepciones, no tienes que mirar en mas sitios

      La ciencia utiliza conceptos que no tienen existencia real, si quieres mirar en mas sitios, echale un vistazo a la parte de filosofía de la ciencia
      Saludos

      • bloodykefka dice:

        Ok, lo mirare, pero vamos, me interesaba saber tu opinión sobre el tema. De todos modos no es plan de rayarte XD.

        Gracias de todos modos 😉

  10. Bloody, estaré encantada de darte mi opinión, pero por favor, concrétame sobre qué la quieres.
    Muuuuchas gracias
    Saludos

  11. bloodykefka dice:

    No, no te preocupes, ya estoy leyendo sobre el tema, quizás cuando más o menos haya leido más te pregunto ¿ok?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s