Sal de Chile

Publicado: 21 diciembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , , ,

Un aderezo sorprendente para carnes, pescados, verduras…lo que se te ocurra.

A veces para cenar solo tienes un filete, y con esto de las grasas, pues a la plancha es lo más rápido, cómodo y sano. Si a un trozo de carne a la plancha le añades esta sal de chile, puedes convertir una cena rutinaria en una auténtica experiencia organoléptica…vamos que mola un montón.

Es fácil no, lo siguiente. Sólo necesitas un  buen chile, o varios, si son pequeños o poco potentes, depende básicamente de tu gusto y tolerancia al picante.

 Yo tenía en la nevera un hermoso  jalapeño que encontré por casualidad en la fruteria y lo hice mío. A ver si no te gusta el picante esta receta no tiene ningún sentido, lo has visto claro a estas alturas supongo.

El chile se limpia muy bien de pepitas y del tallo, pero no uses agua. En general, con los pimientos no debe usarse agua, mejor un trapo limpito. Lo partes en trozos grandes.

En el vaso de la procesadora añades un cuarto de kilo de sal marina gruesa y los trozos de chile, y lo bates todo bien, hasta que se quede una pasta uniforme y del chile solo quede el color.

Se extiende todo bien esparcido sobre un paño de cocina muy limpio, y en un lugar que no vaya a molestarte durante un día o puede que más, porque se quedará en el paño hasta que se evapore completamente el agua y sólo quede la sal coloreada.  El tiempo dependerá de la humedad del ambiente del sitio en el que te encuentres. De hecho, si vives en un sitio muy húmedo, lo mismo conviene que lo coloques en alguna zona especialmente seca, a unas malas puedes tirar de secador de aire caliente, incluso de un golpe de horno, con cuidado.

Una vez conseguida la evaporación completa, se guarda en el recipiente que hayas escogido  y a usarlo cuando se te ocurra.

Dos precauciones básicas, al manipular la sal con las manos, lávatelas muy bien despues, y aún así procura no tocarte los ojos ni los labios, porque si el chile es de verdad, puedes pasar un ratico desagradable.

Precaución las primeras veces que la utilices hasta que seas consciente del potencial que tiene, porque te puedes cargar los platos o abrir alguna que otra úlcera o almorrana ;). En cualquier caso, un buen filete de carne o pescado a la plancha con esta sal….menuda delicia…¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Sal marina gorda
  • chiles picantes

MANUFACTURA

  • Se limpia bien el chile de pepitas y del tallo
  • Se procesa con la sal gorda
  • Se extiende bien en un paño hasta que se evapore completamente el agua
  • Se guarda para usarla cuando convenga
Anuncios
comentarios
  1. ¿...? dice:

    ¡¡Interesante experimento!!

  2. Fantástico!!!!! Si te gusta el picante y la alquimia, tienes un rato entretenido y muchos ratitos gustosos 😉

  3. Anónimo dice:

    Lo probaremos sin duda filo¡¡
    Tiene una pinta excelente, me pregunto que tal irá con algún tipo de ensalada ó incluso con guisos.

    • Con ensaladas no creo que quede muy bien, porque es sal gorda y en las ensaladas no se va a disolver bien, para ensaladas mejor usar una sal fina y seguro que fenomenal. Ahora, con guisos seguro que queda requete.

  4. […] el hummus en Oriente Medio. Sal de Mar con Vino Tinto – Placeres Orgánicos de Dominika Paleta. Sal de Chile | Internauta Sin Pauta. Un aderezo sorprendente para carnes, pescados, verduras…lo que se te ocurra. A veces para cenar […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s