Se me ha Caído el Universo Encima…

Publicado: 23 diciembre, 2011 en Cadaunada
Etiquetas:

…Y he sufrido una luxación del alma. El solsticio de invierno me ha producido un lumbago nada  instrascendente.

Miro hacía arriba, no veo nada. Es de noche en la confluencia de los mares, cielo negro y extraña y distantemente punteado…Púlsares, Quásares, Supernovas, Agujeros Negros, Agujeros de gusano, Estrellas, Planetas, Asteroides….menuda panda anda por ahí suelta…entes  intelestelares varios que componen el zoo cosmogónico. Sería todo mucho más fácil si  una enorme serpiente estuviera suspendida en el vacío del infinito, mordiéndose la cola cual pescadilla, simbolizando la carrera eterna del sol en el cielo. Y si sobre ella reposara una tortuga sobre la que hubiera 4 elefantes. Tortugas, elefantes y serpientes son conceptos mucho más fácilmente digeribles que púlsar, quásar o similares. Un mito, cualquiera que fuera o fuese,  siempre es más entendible que la mecánica cuántica…lo que hace el viento, cómo desparrama los pensamientos.

Luego miro hacia abajo, y aquí estamos los aquí presentes, en el planeta Tierra, la diversidad biológica que lo compone, desde los seres humanos, hasta los paramecios, pasando por hongos, ornitorrincos y moscas cojoneras. Tampoco nos podemos olvidar de las piedras, ígneas, metamórficas y sedimentarias. Árboles, retrovirus, geranios y el aire que respiramos y las micropartículas que estornudamos…

Tanto mirar para arriba que caen hormigas, y mirar para abajo que caen escarabajos, al final todos compartimos el mismo origen. Los átomos que componen tu hígado una vez fueron parte de una estrella agonizante gigante roja. La materia, que en su viaje infinito de construcción y destrucción se va reencarnando en múltiples realidades que nada tienen que ver con la moralidad de la vida anterior, es la misma que forma y conforma cualquier cosa que se te ocurra, y todas las que ni se te ocurren.

Da igual que las partículas elementales tengan forma de esfera puntual, cuerda o nudo marinero… Somos polvo de estrellas, y eso lo dijo Sagan hace ya unos añitos. El ciclo infinito del Universo que utiliza siempre los mismos ladrillos para todo y para tod@s. Es el mayor reciclador que jamás existirá. Aquí no se desperdicia nada oiga.

¿Y esto de que nos vale? Bueno por ejemplo, para que cuando mires al cielo, en lugar de sentirte pequeño e insignificante, sea justo al contrario. Tu eres parte de ese cielo, el universo está en tí. Tu materia es tu espíritu…Al final van a tener razón los chinos. Me refiero al Tao, metafísica con puntito exótico. Lao Tse lo dejó claro, y a pesar de ello hay un alto riesgo de que despues de leerle te quedes igual que al principio. El Tao que puede conocerse no es el Tao. Tao es todo lo que existe y puede existir. El Tao es ubicuo y eterno; llegó antes que la Naturaleza. Tao es infinito.

Girando el globo planetario, y avanzando la máquina del tiempo, Spinoza y luego Hegel hablaron de que en nosotros, que somos finitos, se encuentra lo absoluto, el infinito. No te vale de nada, cierto, pero bueno, el ratito de subidón y autoestima contenta siempre merece la pena.

La culpa es del sol, que se fue lo más lejos que pudo del ecuador, y nos sumergió en una vorágine de consumo e hipocresía, y que a unos pocos nos convierte en ermitaños y misántropos.

Feliz solsticio de invierno.

 

Anuncios
comentarios
  1. axax12 dice:

    Y sin embargo el díía 4 de enero será el día que más cerca estemos del Sol. Aunque no vaya por ello a hacer más calor, pero podéis preguntar a algún amigo australiano. ¡¡¡Siempre me ha gustado ser polvo de estrellas!!! Aunque como decía Quevedo, seré polvo, más polvo enamorado.

  2. Camilo dice:

    “Cuando contemplo el cielo, de innumerables luces adornado….”

    Tremenda, es verdad, la sensación de grandeza, pequeñez, soledad y perplejidad.
    Y a medida que somos capaces de alimentar la grandeza de los postulados de nuestra imaginación, macrocosmos y microcosmos, con la expansión de los conocimientos científicos, mayor sensación de perplejidad, pequeñez, soledad y grandeza.
    Y, siento decirlo, ninguna respuesta definitiva, solo postponer preguntas…

    Pero a mí eso no me llena nada. Solo me llenaría el encuentro, ese encuentro con el amor total y el conocimiento total, y el perder el miedo a morir.

    De momento me voy contentando con esto último, aceptando un final en paz y en la nada, el sueño sin sueño sin despertar. Pero la vida y el amor…¡perder eso para siempre…!
    Si soy polvo de estrellas, si seguiré de otra manera, no me dice nada. Cada seis años, más o menos, finaliza el proceso de renovación de todas las moléculas y átomos que componen mi cuerpo. De las moléculas que me abandonaron hace décadas, hace seis años, no se nada ni significan nada para mí, por ahí andarán dando sentido al polvo de los caminos, a la piel de algún perro, a las flores de algun rosal, …Y a mí qué.

    ¿Que falso sentido de contentamiento tengo que insertar en mi espíritu para realmente conformarme? ¡Yo quiero amor, vida y conocimiento constante, permanente, eterno!

    Si algún Dios piadoso me la ofreciera, si hubiera alguna condición que cumplir, sin duda que renunciaría a todo para asegurarme esa vida eterna.

    Mientras, también miro a las estrellas, perplejo, perplejo, casi llorando de añoranza anticipada, no se por qué…

    Camilo

  3. Anónimo dice:

    No tienes de que preocuparte chica, eres una persona de excelente calidad, lo que desgraciadamente no abunda, por eso, eres el vacío de la rueda del Tao, desde donde irradias tus brazos prestos a escribir y tu mente, como los radios de la rueda, para ayudarnos a tod@s y así ser, y confundirte con, el principio del Tao.
    Feliz cielo.

  4. Doc J dice:

    Feliz Saturnalia Filo, me siento cada vez más pequeño por lo bien que tienes tú ordenadas a tus moléculas. Eres capaz de transmitir mucho.

    Un abrazo

  5. ¿...? dice:

    Nena, al leerte siento una empatía general en todo mi cuerpo, que olvido tanto el vacío como el orden y desorden perenne en mis moléculas.
    “Quién define el Tao no lo conoce, y quien lo conoce no lo puede definir” según los chinos.

    FELICIDADES A TODOS

  6. Javier. dice:

    el Tao no se conoce, el Tao se es.

    todo lo que pueda pensar de mi, no soy yo, puesto que yo soy el que lo piensa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s