Pescadilla de Pincho al Vapor con Guindilla Verde

Publicado: 9 febrero, 2012 en Cocina
Etiquetas:, , ,

o cómo hacer que tu pesadilla se convierta en maravilla…

Estás a dieta, maldita palabra. Comer sano no es comer soso, bueno, soso de sal un poquito, pero soso en el sentido de sin sustancia…¿qué hay más triste que un filete de pescado al vapor?…culinariamente hablando. Pues si te buscas las vueltas, seguirás llorando, pero en vez de pena penita pena de alegría….o porque te has pasao tres pueblos con las guindillas…

Fácil, rápido y ultramegabajo en calorías, sano, sano,sano…eso sí, como no te guste el pique…pasa de página porque la guindilla verde es lo que le da todo el arte.

Compramos una cola de pescadilla de pincho, también nos vale un lomo. Le decimos al pescadero, si no somos muy apañados en estas batallas, que nos la limpie y nos la abra por la mitad, transversalmente.

En casa la pasamos por un chorro de agua bien fría para terminar de limpiarla del todo.

Colocamos los lomos de la pescadilla, con la piel hacia abajo, sobre la bandeja de agujeritos del horno de vapor. Vaaaaale, que no tienes horno de vapor, pues lo cambias por papillote…o sea, sigues todos los pasos exactamente igual pero envuelves el pescado en papel de aluminio, completamente cerrado, y lo pones en horno convencional.

Recapitulamos, lomitos bien limpitos sobre la bandeja del horno con la piel hacia abajo. Poquito de sal, poquito o muchito de pimienta negra molida y unas guindillas verdes frescas picaditas, bien picaditas.

Las guindillas verdes frescas no se encuentran en todas partes, así que le puedes probar con las guindillas en vinagre, yo creo que con unas buenas piperras se obtendrán interesantes resultados. En cambio, con guindillas secas no lo veo nada claro, pero lo mismo sorprende. Controla, en cualquier caso, la cantidad en función de lo que piquen las guindillas y de lo que te guste el pique. Ya sabes, le das un corte y pruébala con la punta de la lengua y ella ya te informa.

Con un pulverizador espolvoreas los dos lomos con AOVE. Que gran invento el pulverizador, te permite usar una cantidad mínima de aceite en los platos, cosa que se agradece.

Al horno de vapor, dependiendo del peso, unos 20 minutos para lomos de unos 200 gramos. Comer recién salido del horno…toda una experiencia, de verdad creételo. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Una cola de pescadilla de pincho abierta por la mitad
  • 2 Guindillas verdes frescas
  • Sal, pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se ponen los lomos, abiertos por la mitad y limpios, con la piel hacia abajo en la bandeja del horno
  • Se salpimenta, se añaden dos guindillas verdes frescas picadas y se pulveriza con AOVE
  • Al horno de vapor 20 minutos
comentarios
  1. ¿...? dice:

    UF…!! Echo humoooo por la boca con sólo ver las fotos. Mira que eres picantona, Filo.
    Ahhhhhh…. y encima de régimen.
    Si se puede escoger me quedo con axax12, digo, con el adobo…

    • Nos ha jodio!!!!Pero no se yo si la pescadilla en adobo es buena idea!!!!
      De todas formas, eran unas guindillas muy muy suavitas, tenía un picorcito muy muy agradable, y si no que te diga axax12, que el no es tan picantón como la menda 🙂

  2. axax12 dice:

    Las guindillas pican. Estas picaban. Pero era ese tipo de picor agradable. No del engañoso que va aumentando y aumentando y cuando te quieres dar cuenta estás con el tetra brik de leche bebiendo “a morro”. Además, para el que no lo sepa, el picante aumenta la pérdida de peso. De todas formas un adobo… Pero no le veo a una pescadilla de pincho, mejor para el cazón.

  3. que no picaba tanto leñes 🙂

  4. ¿...? dice:

    Me he explicado mal, si hubiera o hubiese que escoger entre el pique y el adobo, me quedo con este último. Hablando en general, no de la pescadilla de pincho, que a mi me encanta hervida con una patata y con un buen chorro de aove por encima, o simplemente rebozada.
    Para el adobo un buen cazón es lo mejor.
    A veces cuando he comido en algún indio, el pique ha llegado a quitar por completo el sabor de la comida en sí, eso no me parece agradable, no disfruto, porque no saboreo nada, si me ponen hormigas ni me entero… Un cierto sabor a pique es estimulante, pero de ahí a no saborear nada porque te arde la boca, hay una gran diferencia.
    Viva la variedad.

    • Sí, esa es justo la sensación que tiene la mayoría de las personas, por eso no les suele gustar el picante, las tolerancias son diferentes en cada uno, y la costumbre por supuesto ayuda.
      A mí me encanta el picante, y he probado muy pocas cosas que no haya podido comer o saborear por exceso de pique. Conozco muchos tipos y grados de picante y para mí paladar potencian los sabores, no lo anulan… Aunque claro, sólo conoco una persona que le guste y aguante más picante…el ternasco consorte…ese sí que lo flipa!!!!

  5. ternasco power dice:

    la mujer del ternasco da fe: no he visto a nadie con mayor tolerancia al pike. en casa to va con guindillas, las q yo echo y las q añade el muchacho en su plato. increible

    una buena mujer, de to sus viajes mundiales lo q nos trae, entre otras cosas, son to los pikes q encuentra a ver si soprende al susodicho. se le saltan las lágrimas y no es por el dolor, sino de alegria! nosotros nos criamos y nos juntamos…

Responder a ¿...? Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s