Archivos para mayo, 2013

Master Musicians of Bukkake

Sala Nasti. Madrid 28 de Mayo de 2013

El nombre no tiene desperdicio, el grupo tampoco. Menudo conciertazo, menudo espectáculo. Son unos músicos impresionantes, versátiles y virtuosos.

Los MMOB se crearon como un colectivo de músicos en Seattle, hace 10 años. Entre los miembros estaban figuras tan relevantes como Randall Dunn (Boris, Earth, Sunn O))), Grails…) y miembros de Earth, Burning Witch, Asva, The Accused y Secret Chiefs 3. Ahí lo llevas. Como puedes perderte un concierto de un grupo con semejantes antecedentes…Sencillamente no puedes.

¿Y qué hacen? Ahhh la pregunta del millón, a tirar de etiquetas. FFfffffff…progresivo desde luego, psicodelia sí, ruido también, influencias orientales y folk decadente occidental por supuesto…hacen lo que les da la gana con solvencia y prestancia. Por ahí he leído algo así como post-colonialcore… El puntito chamánico de la música y de la puesta en escena nos recordaron a los increibles Goat, pero más analógicos y más psicopáticos.

Estaba sentada en el escaloncito justo delante del escenario, esperando a que empezara el concierto y me veo salir a dos individuos con chilaba y pañuelo tuareg….y se colocan en la batería de la izquierda y en un hueco delante. En esto que sale un pibe con una chilaba de raso rojo sangre, con un pañuelo de lentejuelas plateadas que le cubría toda la cara, un gorro de soy Ammish que enmarcaba el pañuelo y un frontal encendido. Salió con parsimonia, saludando a los que estábamos en primera fila. Saludo respetuoso y sincero, todo eso que se puede transmitir a través de un firme apretón de manos y una reverencia al agacharse a nuestra altura. Este individuo esperpéntico era el guitarra. Digo el guitarra porque había otro guitarra, pero que además tocaba sintetizadores, guitarra de 12 cuerdas raga style y flautín de hipnotizar cobras. El guitarrista que sólo era guitarrista llevaba una pedalera histórica y tenía unas manos que hacían movimientos imposibles. Hacía lo que quería con las cuerdas, con el mastil, con slide, con los dedos, ahora pellizcos,se cargó tres cuerdas durante el concierto, pero por la forma en que las cambiaba y el resto del grupo seguía funcionando a su bola, debe ser lo normal. ¡Qué animal!, qué cosa más impresionante, nos dejó francamente impactadas.

Aquí puedes ver como empezaron el concierto, primer tema enterito.

Dos baterías, esto le da un punto maravilloso, sobre todo en los momentos de máxima intensidad, donde cuatro platillos desparramando hacen mucho. Uno de los bateras también tocó el bajo mientras el bajo se dedicaba a sus cositas analógicas y digitales con miles de cables y botones. Los dos baterías hacen un combo impresionante, cuando iban a la par y cuando iban a contratiempo y cuando iban cada uno a sus respectivas bolas. No he visto muchos grupos con dos baterías, pero siempre me ha resultado una idea muy interesante y resultona. El bajo, cuando no estaba con la electrónica manipulando generadores de ondas y sintetizadores analógicos y creando efectos de sonido, también aportaba un puntazo original y contundente.

Si el guitarra principal era esperpento, el cantante directamente trascendía espacio y tiempo. Sale con túnica, guantes  y cabeza de ciervo, que luego se quita. Todo el concierto meditando en una mezcla entre tai chi de barrio y misticismo pseudotrance. Delante de una mesa con velas y más parafernalia, incluido una cajita maravillosa de distorsiones y efectos. Voces de castrati, ruidos extraños….un toque original aunque para mi gusto pelín histriónico. Tampoco me importó porque no podía quitarle la vista al guitarrista, qué animal.

Por poner una pega, algunos temas siguen la misma estructura y cuando los tocan seguidos puede acabar pareciendo cansino. Empiezan afinando, se van poniendo las pilas y repiten ritmos como mantras que se van acelerando y ganando en  intensidad y acabando en una puta locura de sonido. Un muro sonoro donde se puede seguir distinguiendo a todos y cada uno de los instrumentos por separado. Especialmente intensa The Prophecy of the white camel/Namoutarre….Sorprendente. Nos quedamos colapsadas. Yo había visto cosillas y pensé que podía ser un buen concierto. Pero es que fue mucho más, algo difícil de explicar. Impresionante. ¡Qué buenos!. Me compré el totem 3  por aquello del ¡Save the music!, último de una trilogía maravillosa.

Las fotos y vídeos (que estarán en breve, ¿verdad?) son de @DisorderStrange, que mientras grababa me miraba de reojillo con cara de ….¿pero tú estás viendo esto? ¿pero tú estas viendo?…pabernos matao, pero de puro gusto.

Anuncios

Godflesh. No hay dos sin tres

Publicado: 24 mayo, 2013 en Música
Etiquetas:,

Godflesh y Aathma.

Sala Gloos. Madrid 22 de Mayo de 2013

Toda una vida, con un objetivo claro. Ver a Godflesh en concierto. Cuando ya había perdido toda esperanza van y se juntan de nuevo. En un mes de diferencia los he podido ver dos veces. Dos conciertos diferentes. Dos placeres absolutos.

En abril los vimos en el Roadburn interpretando el Pure al completo, con la colaboración de Robert Hampson y terminando con Straight to your heart. Bárbaro. Evento magnífico en sala grande, unas 2000 personas que cabían y que estaban. En mayo en Madrid, tocando mitad Streetcleaner y mitad Pure. Sala pequeña, unas 150 personas.

Aathma_Sala Gloos_22 Mayo 2013El concierto lo tenoleaban los Aathma. Bueno, no sé. No sonaban mal, pero tampoco me impresionaron en exceso, llegando incluso a parecerme un poco cansinos, hace falta mucha creatividad y originalidad para sacar adelante una música así. También es cierto que yo iba a lo que iba. A ver a Godflesh, y probablemente eso distorsionaba mi análisis. Pero los estuve escuchando atentamente. El bateria desde luego lo llenaba todo…aaaaah bueno, que es el señor de Adrift que les estaba cubriendo una baja….

Godflesh salen a la palestra, comienzan a hacer los últimos ajustes. Ya no hay caja de ritmos, hay un ordenador. Pero sigue haciendo el mismo efecto salvaje, preciso e industrial a muerte. Empezaron con Love is a dog from hell. Y de ahí to parriba

Siguieron con 4 temazos del Streatcleaner: Like Rats, Chrisbait Rising, Streetcleaner, Tiny Tears, y luego pasaron al Pure repasando Spite, Mothra, Monotremata…. Como el Pure ya lo habíamos escuchado, teníamos muchas más ganas del Streatcleaner, que por otra parte es uno de los mejores discos de todos los tiempos. Un disco que se adelantó a su época y que sigue estando fresco, puro, lleno de rabia, odio e intensidad. Un disco que marcó una época y marcó un antes y un después en mi evolución musical y en la de mis amigos, compañeros y hermanos. Cierto es que sonó bastante mejor el Pure, pero es que gran parte de la brutalidad del Streatcleaner reside en la producción, y eso es muy difícil de replicar en directo, in extremis es imposible. La gente estaba bastante entregada, vibrando como no podía ser de otra forma. Y ellos percibieron la intensidad del momento y se crecieron aún más. La magia del directo.

G.C.Green_Godflesh_Sala Gloos_Madrid 22 de MAyo 2013 Justin Broadrick_Godflesh_Sala Gloos_Madrid 22 de MAyo 2013

Termina el concierto y yo destrozada. Aniquilada. Corto pero intenso, Sin tregua, sin piedad.No hicieron bis, pero una tirita chorreante en la mano de Broadrick puede que tuviera algo que ver con el asunto. Todavía me duele el cuello y tengo agujetas por toda la espalda. Y todavía tengo el espíritu ensalzado y ensanchado. Qué barbaridad.

Las fotos y el video son de @DisorderStrange, aunque esta vez básicamente se dedicó a flipar, obviando su labor de reportera dicharachera de satanás. No se lo reprocho lo más míninimo, faltaría más. Esto era para fliparlo.

Con @mierdaentomate, @DisorderStrange y orgojo, hermano y hermanas, una de sangre y otra de corazón, pasamos una noche memorable. MEMORABLE. Eso sí, al día siguiente no me hacía tanta gracia, a pesar de seguir teniendo una satisfacción interior que sigue durando entodavía…¿Cuando repetimos? que no hay dos sin tres 🙂

Achtung!

Lea detenidamente esta información:

  • El síndrome de Stendhal se suele producir a entre la segunda y tercera hora desde que empezó la exposición, dependiendo de cada individuo.
  • Un festival son muchas horas seguidas de música donde se van acumulando impresiones, sensaciones y cansancio.
  • El ver a cada uno de los grupos del cartel por separado cambia la experiencia y las conclusiones

Esta crónica recoge impresiones y sensaciones que van evolucionando a través

  • del recuerdo,
  • de algunas notas crípticas captadas en el momento de la percepción y disfrute,
  • de un trabajo a posteriori en el que se ha seguido investigando y rememorando.

¡Ahí lo llevas!

DIRK SERRIES MICROPHONICS

Dirk Serries_Roadburn 2013Un pibe, una guitarra. Disparando sonidos envolventes y delicados. Buen comienzo. Va subiendo en intensidad y en armónicos, evolucionando lentamente en melodía, rollo Main. Todo a oscuras excepto el azul del ebow y el fondo donde se proyectan imágenes en blanco y negro. Escenas que transmiten una  decadencia industrial tranquila porque asume lo inevitable. Aislamiento.

Música electrónica ambiental de primera. La serie Microphonics es francamente interesante. Lo exploraremos porque promete.

No pudimos verlo entero, pero nos fuimos con las ganas de quedarnos, estábamos encantadas, prácticamente vacío el Stage01 y en la gloria. Era el primero y teníamos muchas ganas de todo. Personalmente habría disfrutado más quedándome, Disorder en cambio flipó con los siguientes.

BLACK HEART REBELLION

Black Heart Rebellion_Roadburn 2013_ComienzoBlack Heart Rebellion_Roadburn 2013_Dorado

Black Heart Rebellion_Roadburn 2013_abajoBlack Heart Rebellion_Roadburn 2013_arriba

Primeras impresiones: guitarrista superjoven, percusión interesante…Pero para mí fue un concierto de altibajos. Me decepcionaron un poco porque había escuchado sus dos discos y me había creado grandes expectativas. Buena base rítmica, un doble cantante tamborilero original, guitarras minimalistas en ocasiones, que no siempre me convencen. Quizás sea esa  reminiscencia siniestra que gastan el motivo de que a mí no me convencieran y Disorder lo flipara. Los Black Heart Rebellion, de Gante ellos, forman parte de la Church of Ra, un rollito peculiar que se traen varias bandas de los Países Bajos, del que Amenra, uno de mis grandes descubrimientos, son los putos capos.

Como no me estaban convenciendo y los BLACK BOMBAIN también podían estar curiosos, para la Green Room que me fui, a verlos terminar. De entrada me molaron más, los ritmos eran más brutales, pero duró poco. Hacían un instrumental progresivo que me acabó resultando pelín pesado. En algunos momentos me llegaron a recordar lo que hacen Toundra, pero vamos, ni de lejos. Toundra son mucho más grandes y habrían arrasado en este festival.  En cuanto terminaron me fuí corriendo para coger sitio en el Stage01, y cuando llegué estaba petao no, lo siguiente.

CROWN

Crown_Roadburn 2013_Estos sí que sí. ¡Conciertazo! Vamos que las dos nos compramos los dos cedeses que tenían: The One y Psychurgy. Suenan que te cagas y son simpatiquísimos, en vivo y en directo.

Reminiscencias del Godflesh más oscuro pero con menos odio. A ratos medios tiempos tipo primeros Paradise Lost,  doom lento, ritmo vivo, guitarras viscerales…Al principio no pude casi ni verlos, sólo disfrutar de su sonido que no fue poco.

Un muro de melenudos de 2 metros de altura se agolpaban en una superficie de, a ojo de buena cubera, 7 por 25 metros, frente a mi 1.60 con bastón.

Crown_Roadburn 2013_1 Crown_Roadburn 2013_2

Gracias a las tecnologías que me mantenían en comunicación con Disorder, bien posicionada, y a que al rato la gente empezó a desalojar, cada uno en su deambular particular, conseguí llegar al borde del abismo. Qué maravilla, de cabeza me tiré. Temazo tras temazo, The One en directo me produjo una cosmologitis aguda, y con Orthodox ya me pasé del nirvana…esa base rítmica…¡por favor!…Os los recomiendo fervientemente. ¡Conciertazo!

Claro, llegamos tarde a los ATLAS MOTH, en el Het Patronaat. Los de Chicago, según la guía del festival,  hacen tal que “drug soaked doom, up-all-night psychedelia, spacey stoner rock and sly glimmers of post-rock and blackened fury”. Pues nada. Tocaban una hora y los veríamos media. Pero no, porque terminaron 15 minutos antes, con lo que sólo vimos tres temas. ¡Pena, penita, pena. Pena!. Decidir es renunciar. Y fue una buena decisión, pero con matiz ligeramente pírrico.

The Atlas Moth_Roadburn 2013Lo poco que vimos de concierto fue desgarrado y contundente, y muy buen sonido. Nos empezamos a dar cuenta de que todo sonaba bien. Daba igual la sala, daba igual el aforo, daba igual el estilo. Todo sonaba perfecto, equilibrado, no tuvimos que usar tapones ni usa sola vez.  Sin duda el mejor festival en el que he estado en cuanto a calidad del sonido.

La gran pena del festival es que lo petan, no cabe nadie más, de hecho sobran unos 500. ¿Sabes esa que dice…”Money talks, and people listen”? . La gran pena del primer  día fue que no pude ver nada más que tres canciones de Atlas Moth.

Cuando terminaron, camino del Stage01 (el cuchitril) pasamos por delante de los PENANCE, doom de Pennsylvania, nos paramos unos minutos. No sonaba mal. Estos te los encuentras una noche de copas y lo flipas seguro. Pero viendo como funcionaba la historia, nos fuimos a coger sitio para el siguiente, queríamos estar en primera fila para ver a nuestro (jeje) amigo, Mr. Hampson. Una de las pocas citas ineludibles que teníamos en este festival.

ROBERT HAMPSON

Viejo conocido,  y admirado. Lo vimos Disorder y yo en el Sonikas’10 de Vallecas no hace mucho (aquí puedes leer esa crónica). Lo que hizo en Tilburg fue completamente diferente. Ya nos lo había comentado en la pequeña charla que tuvimos con él después del concierto de Vallecas. Media hora impresionante, desde el primer minuto al último. Superviaje supercorto superosea. Es el gran maestro del ambiente. Chapó Mr. Hampson. Media hora de trance sublime. ¡Conciertazo!

Por cierto que recientemente anunció que Loop se reunían de nuevo. En ocasiones como esta me planteo mi ateísmo recalcitrante. A ver dónde tocan, que Disorder y yo tiramos pallá en un cobete si los vientos y las mareas nos son favorables.

Robert Hampson_Roadburn 2013_fantasma Robert Hampson_Roadburn 2013

Nos lo cruzamos repetidas veces. Estuvo deambulando durante todo el festival, porque actuaba el primer día en solitario y el último día con Godflesh. Esta vez no fuimos capaces de ir a hablar con él. Pero es bien majo, lo mismo deberíamos haberlo hecho. Porque tampoco había tanta gente…

Cuando acabó Mr. Hampson nos fuimos a ver a los GRAVETEMPLE, en el Main Stage. Un principio tétrico, de ultratumba. A capella. Después un sonido de trance satánico, viva la distorsión. A ver, esto me suena como un motete del maestro Victoria, pero no rollo místico de conexión con Dios, sino más bien típica música de sacrificio ritual, de ceremonia satánica chunga…de esos que matan niños y destripan pollos. Mejor nos vamos a coger sitio pa los madalenos que a estos no hay por donde pillarlos.

MAGDALENA SOLIS

¡Qué putos enfermos! A estos sí que no hay por donde pillarles, pero en un sentido completamente diferente al musical, como con los Gravetemple. Un chico y una chica, el madaleno y la madalena que les pusimos.

Magdalena Solís fue una asesina en serie mexicana conocida como la Gran Sacerdotisa de la Sangre. Ellos son belgas. Pues ya te puedes imaginar el resto. Proyectaron unas imágenes brutales. Pero brutales de verdad, que Disorder y yo somo guerreras, no princesas. Brutales. La música interesante, a veces guapísima. El madaleno lleva el peso con su guitarra, sus pedales y su ebow, y su mac y su teclado…vaya. La madalena acompaña. Los dos una pinta de absolutos frikis nasío de los dolores. La madalena acojoná cuando veía que a la peña le gustaba. Alucinaron un poco con la cantidad de gente y la respuesta que tuvieron. Había más gente que con Hampson.

Magdalena Solis_Roadburn 2013_3 Magdalena Solis_Roadburn 2013_4 Magdalena Solis_Roadburn 2013_2 Magdalena Solis_Roadburn 2013_1

Disfrutamos un montón en este concierto, no podíamos dejar de pensar maravilladas…¡qué putos enfermos! sin poder parar de ver las imágenes y tratando de no verlas al mismo tiempo, al son que ellos te marcaban con su música. Decididamente fue un concierto muy especial. Intenso y diferente. Son raros, raros, raros. Unos enfermos francamente recomendables. Una experiencia curiosa y francamente recomendable.

Cuando acabó nos fuimos medio en shock a sentarnos en el Main Stage para ver a los PRIMORDIAL. Empieza una voz a capella celtic folk style. Mola, esto apunta bien. Pero cuando empiezan los instrumentos el sonido es una castaña. Fue la única excepción a lo que antes comenté de calidad excepcional de sonido en todos los conciertos. Poco a poco el técnico se pone las pilas, que tampoco es que lo resolviera en un tema, y ya nos pudimos centrar en el concierto de verdad. Rollito épico con reminiscencias de heavy clásico, voz a lo Dee snider en los agudos…ya estamos mayor para estas cosas. Un poco aburridos, bateria anodino y riff previsibles. Anda tira, tira…

Lord Mantis_Roadburn 2013LORD MANTIS

Nos fuimos a por Lord Mantis, que tocaban en el Stage01, o sea el cuchitril. El cuchitril estaba petao. Probablemente sólo con sus fans ya lo habrían petao, pero es que allí estábamos además los que salimos escopeteados de Primordial. No pudimos ni entrar, me subí a un banco que había en una de las salidas de la sala y les ví desde fuera. El sonido que llegaba obviamente no era muy bueno, pero sonaban muy brutos, muy buenos, me recordaban un poco a los Today is the Day,  por la rabia, el odio y la locura que destilaban. La caña. Spawning the Nephilim es un discazo.

Mournful Congregation_Roadburn2013Cuando terminaron nos fuimos a ver lo que quedaba de MOURNFUL CONGREGATION en la Green Room. Los “Australia’s aural assassins” también lo petaron. Extreme Doom Metal. Lento largísimo, poderoso y arrastrao. Esto para estar tirado en un diván a estas horas de festival bien, pero nos estaba dando un bajonazao estupendo y yo no paraba de hacer equilibrios con el bastón a pesar de estar en una esquinita…al lado de los baños. Lo normal del doom bueno oiga.

Luego fue el turno de loThe Psychedelic Warlordss PSYCHEDELIC WARLORDS. Habíamos visto algunas cositas en youtube y tenían buena pinta. Honor a su nombre, psicodelia y desparrame, guitarreos pseudolisergicos y ritmos pseudotrance, pero rock and roll demasiado sureño pa las nenas. ¡Siguienteeeee!

HERDER

¡Conciertazo!. Mucho mejor ahora. Contundentes, hachazos de guitarra, el bajo un animal, riffs muy buenos, estructuras originales. Muy potentes, pura energia. Nos gustaron mucho, buena forma de acabar la noche. Subidón increíble.

Herder_Roadburn 2013_1

El cantante lucía camiseta de Sabotage, loado sea Black Sabbath, y el guitarrista que no paró de moverse en todo el puto concierto lucía camiseta Unknown Pleasures de los maravillosos Joy Division. No podían ser malos. Muy punkis, la peña estaba loca. El moshing estaba prohibido, pero las rodas que se montaron fueron curiosas. Muy buen rollo.

Con las 3 guitarras que gastan lo cubren todo, con unos ritmos hardcore a jierro de vez en cuando que nos ponen locas. Muy buenos, muy bien. Lo dimos todo 🙂

Herder_Roadburn 2013Herder_Roadburn 2013_2

Nos quedamos un rato en la sesión de DJ y se pasaron de heavy clásico ochentero que no pegaba nada con lo que sonaba en el festival. Pero cierto es que muchos de los que estábamos allí si no lo seguimos siendo, lo fuimos en algún momento de nuestras vidas.

Nos fuimos para el hotel bastante agustito. Mañana era el “día tranquilo”. ¡Ja!

Todo el material gráfico es de @DisorderStrange.

PD: Doy fé de que no paraba de headbangear mientras grababa vídeo. Impresionante.

Eternal Tapestry

Publicado: 12 mayo, 2013 en Música
Etiquetas:, , , , ,

Eternal Tapestry

Sala Nasti. Madrid 8 de mayo 2013

Eternal Tapestry_Sala Nasti_mayo 2013_

Continuando este mes de mayo que pasará a la historia por cantidad y calidad, esta semana le tocó el turno a los Eternal Tapestry, una panda de freaks outsiders que se juntaron en la high school por aquello de que dios los cría… Con estas pintas que me tienen seguro que no eran quaterbacks. Ni de coña. Son de Portland, Oregon, eso ya te explica bastante. Por la música que hacen podrían ser del mismo cielo. Rock espacial, envolvente, ambiental, experimental, progresivo, salpimentado con toques psicodélicos e incluso abismos doom. Interesantes, muy interesantes. Podrían tener la pinta que quisieran, por eso el teclista era Bill Gates, el bajo el príncipe de Beckelar y el cantante primo hermano de Leatherface. ¿Y qué? suenan del carajo, y eso es lo que importa.

Eternal Tapestry_Sala Nasti_mayo 2013Eternal Tapestry era uno de los muchos grupos desconocidos que descubrimos Disorder y yo preparando el Roadburn, que anda que no ha dado de sí. Y lo que te rondaré morena. Eran uno de los candidatos a ver, y vimos. Y nos gustó. Mucho. Tanto que volvimos a verlos en Madrid.

La verdad es que nos lo pusieron muy fácil. Tocaban en la Sala Nasti, antro con solera, aunque cada vez queda más de antro y menos de solera. Al lado de casa y barato. No se puede pedir más. La cuestión es que es una sala chiquita. En Holanda tocaron ante un aforo de unas 600 personas y estaba bastante lleno. En la Nasti eramos…¿70? puede que incluso esté exagerando. La experiencia completamente diferente.

En el Het Patronaat tocaron completamente a oscuras y sólo las proyecciones del fondo iluminaban algo la escena. Las siluetas de los músicos se entrecortaban con la luz de los proyectores. En la Nasti casi tenías que aguantar la respiración para que pudieran moverse a gusto y les tocabas con estirar el dedo meñique. Poca gente, pero muy buen ambiente. Yo creo que los músicos disfrutaron un montón, como nosotras y la mayoría de los que allí estábamos, fue muy cálido y emocionante. Vibramos. El rock espacial es lo que tiene, que te envuelve fácilmente y te transporta más allá de las paredes de la sala. Algunas reminiscencias de los Can y de los Hawkwind, venga va. El cantante guitarrista tiene unos dedos deliciosos. El toque del saxo impecable. La sección rítmica metronómica y a la vez etérea. El teclista envolvente. Un gran equipo. Un gran sonido.

Al terminar el concierto fuimos a hablar con ellos y la verdad es que más majos que las pesetas. Encantadores y flipando porque no pensaban que iba a ver tanta gente ni tan buena acogida…eso son profesionales y no la panda de divos que anda por ahí suelta.

Sonaron increíblemente bien, aquí tienes unos minutillos por si te pica la curiosidad. Amig@s de la lisergia ambiental progresiva…ya estais tardando en escucharles.

http://www.youtube.com/watch?v=zoZfKhMvm2g

PD: Gracias a @DisorderStrange por el material gráfico y por los momentos de gloria antes, durante y después ;). Como dicen los profesionales…thank you for support!!! wapa!!!

Moonspell

Sala Arena. Madrid 4 de Mayo de 2013

Moonspell Sala Arena 4 Mayo 2013_3

Virando costas ao Mundo

Orgulhosamente sós

Glória Antiga, volta a nós!

Alma mater !

Tema no, temazo. Conciertazo no, Decepción. ¡Cómo viene la primavera, saaanto dioos, cómo viene!. Esto es un no parar. Así no tengo claro si mi alteración sanguínea es resultado de la oblicuidad de la eclíptica o de la sobredosis sónica a la que ando expuesta, ¡cáspitas!.

Andaba yo en plena expansión metálica cuando los Moonspell sacaron el Wolfheart, allá por el 95. Discazo. Me cautivó. Probablemente fue el primer disco en el que nos encontramos @DisorderStrange y yo, ella gótica, yo heavy. A poco listo que seas ya te imaginas que Moonspell hacían algo así que bautizaron como metal gótico. Eso sí, con su puntito de doom para hacerlo aún más oscuro. Con los años, todos los mundos del rock y de lo que no es rock se han fusionado para ofrecer una increíble amalgama de estilos que compartimos ambas dos. Pero recordareis lo de las tribus urbanas, la segregación y la diferenciación. O gótico o heavy, tú eliges, pero no ambos dos. ¡No hija no!

Al año siguiente sacaron el Irreligious, que también me gustó bastante y a partir de ahí el metal gótico empezó a saturarme, demasiado coro, demasiado tierno, yo estaba de grind hasta las orejas, y las canciones del medievo con flauta pagana incluida me empezaban a parecer una pastelada, brutica que es una. Pero como me gusta más un concierto que a un político deconstruir la ciudadanía, y tocaban al lao de mi casa, y la compañía era inmejorable, y en sábado….pues no me los voy a perder, debe ser una señal. O algo. Vamos a ver  a una gran banda, que seguro que algo bueno se saca. Aunque copón como se cotizan, casi 30 leuros la entrada, ¡pardiez con los portugueses!.

Moonspell Sala Arena 4 Mayo 2013_5 Moonspell Sala Arena 4 Mayo 2013_6

Como era de esperar tocaron bastante del último disco, yo no lo he escuchado a fondo, pero de gótico ya les queda poco, tal y como reflejaba el público asistente al evento, mucho parche y poco tul. Pero sorprendentemente también tocaron bastante de los dos primeros discos. El concierto lo acabaron con Alma Mater, el  bis lo empezaron con Wolfsahde, para mí temazo donde los haya. También cayeron Ataegina y Trebaruna, pero estas son de las que me gustan regular por no decir que no me gustan para nada…la flauta pagana sintetizada me sobra, el jolgorio de juglares y coros….fffffff…Del Irreligious cayeron temazos como Opium y Awake!, o Mephisto y Full Moon Madness con las que terminaron el concierto. Pues un gran set list la verdad.

Moonspell Sala Arena 4 Mayo 2013_2Ahora vamos a la verdad de la buena. Creo que nunca he escuchado un sonido peor en la sala Arena. La batería sonaba a lata de galletas oxidada, la voz como si saliera del fondo del váter y al bajista porque es bien majo y no paró de moverse, porque oir, lo que es oir…yo no lo oí. Bueno, también es verdad de la buena que a la gente no le importó demasiado, no oí a nadie quejarse, ni protestar, ni siquiera comentarlo…a mí me jodió el concierto. A Disorder ni te cuen.
El público estaba super entregado. Encima el cantante estaba malito, pero sinceramente no creo que eso influyera mucho porque la verdad es que lo dieron todo. quizás más de la cuenta porque se pasó de cansino agradeciendo.Puntazo que salió al escenario con casco plateado reluciente yo soy de Esparta…pero vamos, que le duró poco.

En el último tema salieron los finlandeses Insomnium que tocaron de teloneros y a los que no oímos. En definitiva, muy simpáticos, muy entregados y muy campechanos. Pero sonido apestoso y vomitivo que me hizo salir con una decepción bastante acusada. Mierda :(. Juzga tú mismo.

PD1: Detalle bonito que el cantante se acordara de Peter Steel, al que por cierto se asemeja bastante en según que tema, y de Jeff Hanneman, que deben estar liándola parda por el sur del cielo. Por cierto, que reescuchando Wolfshade (A Werewolf Masquerade), el doom maravilloso que abre el primer disco de los Moonspell, me llegaron reminiscencias melódicas evocadoras del Dead Skin Mask. Claro, la tuve que escuchar. Dos veces. Mi pequeño duelo a los insuperables Slayer.

PD2:Todo el material gráfico es de @DisorderStrange. ¡Muac! Gracias por no liarte a ostias con el técnico de sonido y por evitar que yo lo hiciera 😉

Moonspell Sala Arena 4 Mayo 2013_1 Moonspell Sala Arena 4 Mayo 2013_4

Baby Woodrose + Kadavar

Sala El Sol, Madrid. 2 de Mayo de 2013

Kadavar son de Berlín, ¿es que ya no te acuerdas?  Seguro que estaban por Kreuzberg una madrugada de un invierno hostil, como todos los inviernos berlineses, y decidieron juntarse a tocar algo por pasar el rato. El espíritu de Black Sabbath andaba por allí, sin duda. Y si no echa un vistazo a las portadas de sus dos discos. No tienen desperdicio.

Abra KadavarKadavar

Conocí a Kadavar hace unos meses cuando empecé a golismear el cartel del Roadburn, del que básicamente desconocía un 70%. Con eso de que ya que vas te lo curras, empiezas a averiguar quién toca qué, cómo y cuándo. Y los Kadavar hacen algo que venía yo reclamando hace tiempo. Con lo interesante, potente y la de posibilidades que tiene el rock progresivo, ¿cómo no triunfan más grupos que lo hacen? Porque haberlos haylos. Siempre los ha habido. Bueno y tú me entiendes con triunfar lo que quiero decir…Este trío de neo hippies ( ¿o se dice post?) tienen pinceladas desde los King Crimson hasta los Sodom. Y un arte que no se pué aguantá….que sí que son alemanes, cosas que pasan.

KadavarEn el Roadburn no los pudimos ver enteros, por esto de corre corre que te pillo, algo más de la mitad del concierto, pero sinceramente, no me entusiasmaron como esperaba despues de haber escuchado unas cuantas veces su primer disco homónimo. Me parecía una auténtica pasada. Como una ya es perra vieja, con todo lo mal que suena, tuve clarísimo que era el contexto. Estás en un festival con 4 conciertos simultáneos durante 12 horas y 3 días…el síndrome de Stendhal no es ninguna tontería, y a menos que los artistas te levanten ampollas, pasas por delante de conciertazos como quien come pipas. Con sal.

También cuenta que un par de semanas despues tocaban por estos lares, con lo que ya vas más relajá…a poco que me guste los vuelvo a ver en Madrid. A mi amiga del alma y compañera de Roadburn no le hicieron mucho tilín, a mí me decepcionaron un poco, pero tenía claro que iba a volver a verlos, porque estaba segura de que tenían un directo mucho más impresionante del que estaba viendo.

Y ya te digo. Menudo conciertazo que se marcaron en la sala El Sol. Menudo conciertazo. Iban de teloneros, qué cosas, si miro hacia atrás he ido a muchos más conciertos a ver a los teloneros que a ver a los cabezas de cartel. Llegamos justitas justitas y la sala no estaba abarrotada, pero sí un gran aforo. Y empezaron.

La peña estaba volcadísima, no tengo muy claro si gran parte había ido a verlos a ellos o se los encontraron por el camino, pero la respuesta del público fue excepcional, y los Kadavar la aceptaron encantados y lo vibraron. Y se produjo la magia, esa magia que siempre busco como una yonkee del sonido, mi dosis de directo para seguir sobreviviendo.

Baby WoodroseSupongo que gran parte de los asistentes estaban allí para ver a los Baby Woodrose, lisérgicos daneses que llevan algo más de una década destilando psicodelia y stoner todo a una. Nunca les presté mucha atención la verdad, algún disco que otro había escuchado pero sin más trascendencia. Tienen un directo muy bueno, y algunos temas son realmente buenísimos. Pero me dió la impresión de que la peña lo flipó más con Kadavar.

Los berlinitas, recién salidos de su máquina del tiempo, tocaron a una. El señor de la guitarra de cuatro cuerdas es un animal, pero es que el baterista es una bestia parda. El cantante y guitarra no se queda atrás ni mucho menos, y alternan virguerías psicodélicas, ritmos super rockeros y caña de la buena a dosis justas y equilibradas. Tocaron bastante del segundo disco, recién salido del horno Abra Kadavar, pero no se olvidaron del primero.
Es lo que tiene ir a ver a un grupo con dos discos, que más o menos vas a conocer todas las canciones. Y no cómo me pasa últimamente, que voy a conciertos de revival, de grupos que me ponían muy bruta cuando era chiquitita, que han seguido sacando discos a cascoporro, pero que yo me quedé en los primeros….El tema Black Sun para mí fue especialmente brillante.

kadavar 1 kadavar 2

Nos lo pasamos estupendamente, cosa que al día siguiente vivo en inconsistencia, por un lado sonrisote del gustico y por otro un dolor de cuello nada agradable. Es lo que tiene el headbangueo y el cuarentañismo. Si bien tengo que decir que a diferencia del último concierto que estuve, de metal extremo, en este no era ni mucho menos de las viejunas, más bien al contrario…lo que no tengo claro es si eso es bueno o malo. En cualquier caso, conciertazo. Y para muestra un par de bocaditos.

Todo el material gráfico es de  @DisorderStrange. Junto con ternasco power, aparte de disfrutar de un conciertazo…Nos pasamos unas risas 😉

Quemando Ruedas en Tilburg

Publicado: 1 mayo, 2013 en Música
Etiquetas:, ,

Tilburg es una ciudad del suroeste holandés en la que se celebra desde el siglo pasado un interesante festival….La primera edición del Roadburn fue en 1995, haced la friolera de 18 años. No está mal, nada mal.

Todo empezó con Godflesh. A pesar de que no soy nada mitocondríaca, tengo cierta debilidad por algunos grupos. Godflesh y su StreetCleaner, allá por el 1989 marcó un antes y un después. Nunca los ví en directo. Se separaron. Las vueltas que da la vida pero que haces tú aquí, hace un par de años que se vuelven a juntar pero sólo para tocar en festivales. Y tocaron en el Roadburn. El Streetcleaner enterito. Gran desgracia para mi humanidad no haber podido acudir, habría tocado el nirvana, me habría sumergido de lleno. Total que este año repetían festival, esta vez tocando el Pure, enterito. No está mal. Vamos al Roadburn y ya de paso descubrimos grupos nuevos que siempre mola.

Ilusas de nosotras, la que escribe y suscribe y su amiga del alma, pretendemos sacar entradas 4 meses antes del festival. Ilusas. Éstas son de las que se acaban el día que salen a la venta. Nuestro gozo en un pozo. Pero mi amiga del alma, que tiene más recursos que McGyver descubre que Godflesh tocan en Italia, así que planeamos irnos un finde a la Toscana y no ver uno, sino dos conciertos. De jartibles.

la bota la ines black la bota la ines purple

Mientras tanto, ella y sus recursos infinitos consigue unas entradas para el Roadburn de estas por internet de peña que oh que penita no puede ir. Increible. Subidón de adrenalina, que emoción. Nos vamos al Roadburn. Ya si eso nos pensamos si también a la Toscana.

Y mientras tanto Godflesh vienen a tocar a Madrid. Impresionante documento. Tengo las entradas desde el día que salieron a la venta, pa mí, pa to mis compañeros y pa mí primero. Total que al final, lo de la Toscana se cae, está claro. Ya he visto a Godflesh. Los volveré a ver a finales de este mes. Pero aunque fue para mí sin duda el mejor concierto del festival, el Roadburn fue mucho más que Godflesh.

Entrada al 013 No Moshing

Está muy bien organizado, es fácil ir de un escenario a otro, hay cuatro en paralelo. Es fácil ir a los baños y están limpios, es muy fácil conseguir bebida y comida y los precios son razonables. Prácticamente cero colas. El cartel es supercompleto  e interesante. Parece el mejor festival del mundo. Pero no, porque está petao. Petao, petao, petao. Si encima mides escasamente 1.60m. lo llevas crudo, porque holandeses, suecos, noruegos y demás fauna nórdica no se cotizan por menos de 2 m. Si encima vas con bastón como tuve que ir yo, no te creas que tienen miramientos. La peña muy mal educada. Corrijo, con una educación que prima unos valores diferentes. A ver, que estamos en un concierto de macarreo, que no voy a pedir que me cedan el paso y me hagan un hueco de seguridad alrededor. Está claro. Pero patadas reincidentes a mi punto de apoyo, tampoco, hijosdeputa.

La iglesia y Het Patronaat Het Patronat Het Patronaat en purpuraTan solo el escenario principal puede acoger a todos los asistentes con intenciones de acudir. Y una vez más, me encuentro fuera del centro de la campana de Gauss…porque ni siquiera en un festival como éste pisé mucho el escenario principal, con capacidad para unas 2000 personas. El segundo escenario en tamaño es de una capacidad de 600 personas. Y se petaba hasta convertirse en un infierno de calor insoportable. Eso sí, el Het Patronaat es un anexo a la iglesia del pueblo con sus vidrieras y todo, monísimo. La Green Room no sería para más de 300 y el Stage01 apenas 100. Y escaleras, escaleras por todas partes para llegar a todos sitios. Así que cuando te coscas de cómo va la historia, ya te ves estresá perdía cambiando de un escenario a otro y dejando conciertazos a medias para ver conciertazos aún más conciertazo. Lo típico de un festival. Nunca llueve a gusto de todos, pero que gusto da mojarse.

het patronat escenario la iglesia y het patronaat noche del cai

Haré una crónica de cada día, porque fueron mucho los grupos interesantes y sorprendentes. Y colgaré algún material interesante, audio, vídeo y fotos. Desde la electrónica ambiental de Robert Hampson al industrial de Godflesh o de Crown, pasando por la psicodelia stoner de Goat o The Cosmic Death, el progresivo de Monomyth o Camera, el doom de Moss o de Cough, el post de Cult of Luna o la locura extrema de Amenra o Ash Borer. ¡Aaaaaagggghhhhhh!

Una experiencia francamente intensa. Excepcional. Susceptible de ser repetida a pesar de tener que sacrificar algunos grupos por irte a coger sitio para ver otros. La pura agonía de querer verlo todo. La imposibilidad de no poder cumplirlo. Decidir es renunciar. Ahora que ya hace un par de semanas, y que me ha dado tiempo a asumir y digerir tanta calidad y tanta cantidad, estoy dispuesta a repetir experiencia. Amiga del alma…el año que viene lo petamos otra vez :).

Disorde, mi zapato ortopedico y mi baston de pinkis