Archivos para octubre, 2014

Swans. Gira

Publicado: 29 octubre, 2014 en Música
Etiquetas:, ,

Swans + Pharmakon

Sala Shoko. 2 de Octubre de 2014

Experimento. Ruido. Rock. Post. Vanguardia. Arte. Todo eso y mucho más es lo que tiene el señor Gira en ese cerebro único, oscuro y tenebroso que calza.

Curioso nombre con interesante origen. Michael Gira, alma mater del asunto, comentó en su momento que Swans defininía a la perfección la música que quería hacer. Los cisnes son criaturas muy agradabables de ver, majestuosas y con un caracter realmente desagradable.

Swans_Shoko 2_10_14_18Desde 1982 el proyecto Swans ha evolucionado dejando a su paso como muestra una buena ración de obras muy diferentes. En la mayoría de los músicos, el proceso evolutivo acaba siendo deprimente y decadente, la magia, fuerza y creatividad de las primeras obras se van diluyendo con el paso del tiempo acabando en composiciones donde la rutina y la falta de ideas asolan. No es el caso.  The Seer, publicado en 2012, es una auténtica obra maestra. Swans, su debut en el 82 que no tiene nada que ver con lo que hicieron luego, otra. Está claro, esto de los gustos es cadaúnico, pero seguro que encuentro quienes coinciden conmigo.

El bateria original, Jonathan Kane, comparó el sonido de los Swans con el de Howlin’ Wolf, que a poco que sepas de música te suena a Blues. Lo hipnótico de los riffs con estructuras de acordes minimalistas de ambos sonidos era el nexo de unión. Pero Swans añadía a todo eso orquestación al más puro estilo jazzístico, post punk, vanguardia, experimentación, características de la música enmarcada bajo la etiqueta No Wave, movimiento artístico multidisciplinar, contracultural y underground del que seguro que te suenan algún que otro grupo más.

Abrió el concierto Pharmakon. Debido a la mala organización, y a pesar de estar casi una hora antes, había tal cola y abrieron tan tarde, que cuando entramos @DisorderStrange y yo, el concierto estaba casi terminando. Una pena. No conocía este proyecto, pero yendo de teloneros de Swans tenía que echarles un audio no fuera a ser que molara… Y efectivamente, llamó mi atención sobremanera y tenía toda la intención de ver a esta muchacha en directo. Una pena.Pharmakon_Shoko_2-10-14_1 Demasiado poco tiempo para enterarte de nada.

 Pharmakon es Margaret Chardiet, apostaría unas cañas a que el Gira la fichó en algún garito neoyorkino para su ídem. Desde hace 5 años agita la coctelera de Pharmakon, cóctel explosivo donde los haya que prepara, con base electrónica y death e industrial a partes aleatorias. Mezcla insultantemente esquizofrénica. Me encanta 🙂 Interesante, muy interesante propuesta que estaré encantada de degustar al completo si se tercia la oportunidad, porque el pequeño sorbito me dejó con ganas de más.

Swans_Shoko 2_10_14_4

Después de esperar el ratito de rigor, aparecieron los músicos de Swans poco a poco, introduciendo cada vez más complejidad e intesidad al sonido, gota a gota, incrementándose el muro sónico que completan cuando todos estan en el escenario. Michael Gira por supuesto salió el último, y tras la ovación de los muchos ultrafans allí arrejuntados comenzó el apocalipsis.

El setlist no dio pié a ninguna sorpresa, 6 temas con 3 de ellos pertenecientes a su último disco To Be Kind, que por cierto me gusta bastante, The Apostate, del  magnífico The Seer y dos temas nuevos.

Mi momento favorito sin duda con A Little god in my hands, soberbio e hipnótico tema que te hace olvidar el mundo.

Me sorprendió cuando salíamos la cantidad de veces que oímos  la palabra ruido. El concierto más ruidoso que he escuchado en mi vida y este tipo de aseveraciones que emites con la contundencia que te da el haber disfrutado de tamaño evento. Pues mire usted, el ruido como el tiempo es relativo. Y claro que hubo ruido y del bueno, pero ruido es WhiteHouse, es Brötzmann, son los herederos de Webern…No es el concierto más ruidoso que he oído en mi vida. Ni siquiera es el concierto de mi vida. Me gustó mucho, disfruté un montón, pero para mí no fue el ruido la característica principal del concierto, sino el sonido en su máxima amplitud, cómo lo utilizan y como juegan a su antojo con todos sus parámetros. Armonía, melodía y ritmo en una orgía salvaje y oscura de decibelios. Lo que más me gustó fue la sensación de estar delante de una obra de arte viva, que respira y emociona.

Conciertazo 🙂

Swans_Shoko 2_10_14_4 Swans_Shoko 2_10_14_10

Anuncios