Brötzmann…Peter. Free Jazz Experience

Publicado: 9 abril, 2015 en Música
Etiquetas:, , , ,

Peter Brötzmann, Steve Swell, Paal Nilssen-Love

Pardon To Tu, Varsovia, 21 de Febrero de 2015

Alchemia, Cracovia, 24 de Febrero de 2015

Te presento a Peter Bröztmann , bestia parda del free jazz. Clarinete y saxofón, también pintor. Lo que viene siendo un pedazo de artista. Y de los no reconocidos, lo que muchas veces implica más mérito y sin duda denota mayores garantías de calidad y autenticidad. El señor Brötzmann es para levantarse y brindarle una ovación épica.

Cosas de la aleatoriedad cósmica, que de vez en cuando se porta,  nos plantamos tras el telón de acero a disfrutar de dos de los conciertos de la gira europea de estas tres bestias pardas. Porque es lo que tienen las bestias pardas, que no vienen solas. El amigo Peter se traía a su compi Paal, con el que ya había percutido en varias ocasiones, y el tercero en total cordia(lidad), Steve el trombonista.

Peter Brotzmann todos Krakow

Tuvimos la oportunidad de disfrutar de dos conciertazos, uno en Varsovia y otro en Cracovia, muy diferentes. Los clubes fueron interesantes de conocer. El Pardon To Tu, en Varsovia, era un espacio de múltiples actividades lúdicas. Había una barra donde servían bebida y comida, una parte al fondo con vinilos para vender, y habían puesto un montón de sillas peglables en lo que habitualmente hay sillas y mesas de madera donde se disfruta de la buenísima música que ponen habitualmente…deduzco… Llegamos, de jartibles que tó hay que decil-lo, antes de que abrieran y vimos todo el proceso de montaje del concierto. De hecho supimos que era el garito que andábamos  buscando cuando vimos al señor Brötzmann tomando una cerveza en la puerta. Sonrisote. Cogimos un buen sitio, por supuesto. Disfrutamos en segunda fila de sillas plegables con una botella de vino español.

El Alchemia, en Cracovia, es un restaurante y bar de cervezas arriba. Y  abajo, en la cueva, que  igualmente Brötzmann, Swell, Nilssen-Love  Krakowpetaron de sillas plegables, celebraron el concierto. El sitio como antro de concierto mola más, el Pardon To Tu tenía un claro estilo de café y libros, y el Alchemia un tufillo a perdición. Pero aunque llegamos antes, fueron tan desagradables y groseros que al final casi ni cogemos sitio.

Aunque la predisposición no era la de Varsovia, disfrutamos de un conciertazo cargado de matices que lo diferenciaban del que habíamos visto hacía apenas un par de días.

Para  mí el primero fue sin duda el mejor. Las ganas, el ansía viva, el buen ambiente y la comunión del sonido más loco y más puro me hicieron formar parte durante gran parte del concierto de ese universo único e irrepetible que es la improvisación de tres espíritus rabioso, creativos y poderosos, que comparten la imperiosa necesidad de sacarlo todo fuera. Y ahí estaba yo para recibir ese todo. Exhausta intelectual y emocionalmente acabé. Feliz. ¡Nos lo pasamos que te cagas!

PETER BRÖTZMANN Pardon To Tu VarsoviaEl concierto de Varsovia estuvo plagado de emociones y sorpresas internas. El tener tan cerca a los músicos y poder verles en acción añade sin duda mucho valor a eso del carpe diem. El señor Brötzmann, con 74 añitos recién cumplidos, ni se inmuta, tiene una potencia impresionante. Ni una gotica de sudor que perlara su rostro ¡pardiez.!  Afable, tranquilo, serio, muy concentrado,  mu padentro. Cambió la boquilla y la estuvo afilando con gran parsimonia, recreándose en la búsqueda de la perfección. Varias veces la envolvió con los labios en un regodeo gustoso y volvía a arañar un poquito más. Mientras sus compañeros le acompañaban por caminos inquietantes y emocionantes.

En cambio, el trombonista lo daba todo cuando soplaba, llegando a ponerse colorado como una sandia, y con su toallita a mano para recogerse los sudores. Claro que, considerando la estampida que salía de ese instrumento, personalmente lo que me sorprende es que no tuviera un cubito pa los higadillos. Las frases, que iba exhalando con su propia vida, me conmovían, me intoxicaban con una extasiante sensación, un hechizo de trombón. Fue un viaje a 800 :;BATERA

El baterista, mucho más joven que los metales, comparte ansía viva de sacarlo todo. Conexión exquisita con sus compañeros, y técnica impecable, pero no me pareció que estuviera a la altura de los compis. Las tablas son importantes, y no es que a Nilssenn-Love le falten tablas, pero las tres décadas que le separan de sus compañeros, teniendo en cuenta que estamos hablando de improvisación y de la más salvaje, se nota. Al menos eso pensé.

Peter Brotzmann_Alchemia_Febrero 2015_KrakowLuego llega el concierto de Cracovia y las percepciones fueron bastante diferentes, aunque en el fondo las mismas. Un poco de luz por favor.

El señor Brötzmann ya no era el hombre impasible. Supongo que tres conciertos seguidos pasan factura. A ver, dejemos claro una cosa. Estuvo arriba todo el rato, pero menos rato. Y en su rostro se apercibía cierto cansancio. Swell en cambio volvió a repetir su número de parecer morirse con cada tema, y tocar el siguiente como el ave fénix. Fenomenal. El baterista también superó las expectativas, me pareció más creativo, en recursos y en combinación. Ambos tomaron más protagonismo que en el concierto anterior y se lucieron.

trombonista Krakow Batera Krakow

Las fotos son terribles, pido disculpas, pero no estaba yo pa fotos. Los vídeos en cambio no es que sean la repera, pero molan 🙂

Una mención especial @PingMyBell, sin el que no habría tenido el placer de vivir esta experiencia llamada Brötzmann. Love U broda. A ve si me pasa el audio ya cohone 🙂 y te añades un crítica sónica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s