Realismo Histérico

Publicado: 30 marzo, 2019 en Música
Etiquetas:,

Uno de los principales horrores varios de la estupidez actual es el realismo histérico. Y aunque parezca que esto va de turra filosófica, Realismo Histérico es el segundo trabajo de Habitar La Mar, esto va de turra sónica. El nombre del EP ya me dejó un tanto expectante por desconcierto. El último tema una confirmación fehaciente de mi intuición: Hay música. Honesta y sincera hasta herir el alma.  Lo mismo ya sabes de qué hablo. Lo mismo tienes que leer hasta el final, y lo mismo tampoco te enteras. La aventura es la aventura.

Las cosas de la aleatoriedad cósmica, que a veces se torna amable, y Nooirax me dice pss pss oye. Y oigo. Y mi reacción a la primera escucha es: “ostia ostia ostia illo esto está to wapo”. Tal cual. Primera impresión general, cuidan los detalles. El nombre de la banda cuanto menos te llama la atención. Cuando te enteras de su origen te reafirmas…panda frikies. La portada de Realismo Histérico, es un reflejo de la distorsión de la propia realidad causa de la histeria. Y cantan en español. Y le sacan partido. Ole. Esto no es un disco conceptual, pero todos sus aspectos están engranados bajo el mismo paradigma de histeria realista.

En Realismo Histérico veo, grosso modo, 5 de realismo, 1 de histeria y una transición gradual. Siento como dos formas de componer y de expresar esa rabia e intensidad que abruma. Los 5 primeros temas, digamos que siguen una misma línea de “vamos a reventar al personal”. Esquemas compositivos más o menos sencillos y directos. Escupen frescor salvaje del caribe. Sonido seco, áspero, contundente, violento…son aplastantes. De una manera o de otra todos son bailongos, y que cada un@ interprete el bailongeo como lo que siente cuando saca todo el metal que lleva dentro…o el rock, o el punk o el hardcore o los tangos, lo que te ponga pero que muy brut@.

No tienes huevos de escuchar Fantástico Isidro sin venirte arriba. Sin mover aunque sea el dedo meñique marcando los golpes de la batería. Imposible. No. Me atrevería a decir que el Isidro además de fantástico podría ser nieto de Txus, sí, ese, el alcohólico nervioso. Realismo Histérico comienza muy arriba, sin pestañear. Pero no es que baje mucho, porque lo mismo sucede con el resto de temas. Riffs muy pegadizos y poderosos. Espíritu de rock urbano con coros muy punkies. Sección rítmica contundente, apabullan. Las letras además son tan categóricas que sumadas hacen un efecto concluyente: imposible cualquier tipo de discusión o insistencia. Lo que es es lo que es. Realismo histérico. Relájate y disfruta.

Calorrismo y Noise rock son las dos etiquetas que he visto por la www. Venga, hablemos de etiquetas. porque qué sería de una reseña sin ellas. Y total, a ver quién me dice que no. Porque esto de las etiquetas cada uno las interpreta como le sale del tímpano. Dicho esto.

No estoy de acuerdo con lo de calorrismo. Calorro tiene connotaciones de negro, oscuro, gitano…no sé, gothic metal como que no y gipsy post rock como que tampoco. Otra acepción de calorro, que lo he buscado en la RAE oigan, es la piel de una oveja con su lana. Si hicieran viking metal con toda su parafernalia pues quedaría to grasioso. Pero no es el caso. Calorrismo no es la palabra para definir la actitud de la banda. Lo siento no lo compro. Esperaré al directo para buscar la alternativa.

Noise. Yo no veo el noise  por ninguna parte en los primeros temas. Claro que hay vida más allá del Metal Machine Music o de WhiteHouse, por decir dos ejemplos de los que se me vienen a la cabeza cuando me dicen noise. Pero luego cuando le añado rock…espera…quizás el riff principal de Navajas se sale un poco del realismo, entrando descalzo en el terreno de la histeria por la vía del post punkcore. Y ahora que me fijo Todos Mienten si tiene una parte final que juega al desquicie. Ostia Amargo tiene un ínterin también un poco noisy…Y Carbunclo es epilepsia pura desde que empieza con una batería muy industrial y unas distorsiones cromáticas, desquicie a tope y lisergia a dosis…pues sí que van a tener algo de noise rock…Como te lo cuento.

Conforme avanza, Realismo Histérico se vuelve menos realista y más histérico. Las melodías de guitarra van pasando de un rock básico a una locura que va in crescendo y lo bailongo va pasando de un headbangueo más o menos intenso pero más o menos ortodoxo: su cabeceo, su poquito de air guitar, algún que otro cuernecillo… hacia un espasmódico ataque epiléptico donde el descuajeringue lo peta. Rabia, dolor, frustración, toda la misantropía del disco se va mascando. Ya lo siento.

Pero el último tema amiguitos, es otra cosa. No digo que el mejor, pero sí el que más me gusta. Serio es un tema muy serio. No he podido dejar de sentirlo como un heredero aventajado de mis adorados, venerados, loados, amados y cualquier cosa que diga es poco, los malagueños 713avo amor. Puro noise rock en estado puro. Serio sí que es histeria, desconcierto, rabia, furia… y es real. Esto sí que me desquicia, trastorna y excita como hace tiempo que no me pasaba. Serio es un punzón de hielo directo al hipotálamo. Vamos que me ha puesto brutísima, qué le vamos a hacer. Colaboración con Sagan UMMO. Perdónenme vuecencias pero ni puta idea, ¿este quién es? ¿Un fulano?¿un grupo?. Bendito Internet…oye pues aun así sigo sin tener muy claro quién es este espécimen…pero tengo clarísimo que algo ha tenido que ver. Serio evoluciona, es más pesado, medios tiempos más arrastrados. Aquí es donde Realismo Histérico explota llenando todo de una misantropía desoladora. Y me putoencanta.

No los he visto en directo, me muero de ganas. Y me da la sensación de que la producción retiene al perro de presa que tienen pinta de ser encima de un escenario. En la grabación se percibe mucha frescura y muchas ganas pero seguro que el directo es mucho más poderoso. Por las fechas que van anunciando me temo que voy a tener que esperar a Noviembre para verlos y joder me estreso sólo de pensarlo. Quiero más y lo quiero ahora. Menudo trabajo se han marcado.

HLM

 

Por último, añadir que Habitar La Mar es cortesía de esas cosas modernas de las tecnologías telco que permiten tener una banda sin compartir espacio, sólo tiempo. Las ganas son lo único que no se puede virtualizar en este cóctel explosivo y las ganas se notan a la legua.

Kantz (vocalista y letrista) vive en Málaga, el resto: Frego (Guitarra), Kike (Guitarra), Paco (Batería) y Víctor (Bajo), en la tierra de los olivos, aka Jaén ni polla.  Desde aquí un abrazo fuerte porque vaya peña maja. ¡Enhorabuena, illooo está to wapo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s