Posts etiquetados ‘África’

Uganda. La Perla de África

Publicado: 4 diciembre, 2011 en Viajes
Etiquetas:, ,

En Octubre de 2009 realicé una ruta con Kananga, Gorila Trek. En este enlace puedes ver los detalles, un viaje increible. (http://www.pasaporte3.com/africa/viajes/uganda-rwanda/uganda-rwanda.php). La mayor parte del mismo se desarrolla en Uganda, la perla de África. Si quieres ver fotos pincha aquí

Uganda es un gran parque natural bordeado por lagos. Grandes animales, grandes paisajes y grandes lagos, esa es la esencia de Uganda. Te desborda.

Si has visto La Reina de África, y viajas por esta zona, podrás comprobar, como la escena más mítica de la película, cuando Bogart y Hepburn atraviesan una salvaje cascada, fue extremadamente optimista. Las Murchinson Falls son imposibles de atravesar con un barco, Huston se marcó un farol en toda regla. El torrente de agua salvaje que la atraviesa es una barrera infranqueable, y contemplarlo te hace sentir insignificante. Para completar la experiencia cinematográfica, puedes dormir en Masindi, en el hotel colonial donde se alojaron durante el rodaje de la película. Un hotel encantador, donde también estuvo Hemingway entre otros personajes míticos. Imaginarse en el porche, con cualquiera de ellos, tomando un gin tonic, por aquello de quítame el anopheles y dame quinina, es muy fácil. El hotel sigue manteniendo el regustillo de antaño. Memorable.

Navegar por el Nilo Blanco es toda una experiencia. El Nilo es uno de los ríos más hermosos del planeta. Sin duda. Puedes ver una gran fauna y flora en sus orillas, cocodrilos, hipopótamos, elefantes, pájaros de todas clases. En la orilla del Nilo encuentras Jinja, un paraiso en la tierra, donde puedes contemplar tranquilamente el curso del río, ver un hermoso anochecer o hacer el cabra con la oferta de actividades saltimbánquicas. Con permiso de la filaria y compañia. O bien puedes visitar las fuentes del Nilo, tan buscadas y ahora de tan fácil acceso. El lago Victoria es inmenso.

Otro lugar absolutamente mágico son las montañas de la luna, Rwenzori, cuyos glaciares agonizan lentamente mientras se derriten y alimentan el caudal del Nilo Blanco. Todo un reto para los aficionados al trekking. La zona de los volcanes Virungas, bosques mágicos de bambú y ortigas, es un sitio maravilloso para hacer un trekking, si además consigues ver gorilas, la experiencia te sobrecoge. Visitar el bosque primario de Budongo, repleto de caobas inmensos, en busca de esquivos chimpancés, también resulta interesante y enriquecedor. Uganda es verde, verde oscuro, intenso. La naturaleza sorprende.

Saltando de la montaña a la sabana, disfrutamos con los grandes mamíferos. A pesar de que Idi Amin Dada hizo todo lo posible por cargarse la riqueza zoológica de su país, a base de cacerias indiscriminadas para todo aquel que tuviese el dudoso honor de ser su invitado, Uganda tiene unos parques nacionales espectaculares, donde puedes contemplar a los Big Five sin problemas. El Parque de Kidepo y el Queen Elizabeth son dignos de visita. Elefantes: enfurecidos y pacíficos, leopardos esquivos y leonas preparándose para la caza del atardecer. Todas y cada una experiencias únicas. Contemplar la fauna salvaje a pocos metros es una de las experiencias mas impactantes en la naturaleza.

Naturaleza, paisajes, animales. Tendrás que ir para comprobar si es realmente una perla.

Anuncios

En Octubre de 2009 realicé una ruta con Kananga,  Gorila Trek. En este enlace puedes ver los detalles, un viaje increible.  (http://www.pasaporte3.com/africa/viajes/uganda-rwanda/uganda-rwanda.php). Si quieres ver fotos, aquí

19 días recorriendo el corazón de la región de los grandes lagos africanos, visitando desde bosques primarios a zonas de sabana, y por supuesto parques naturales. La gran atracción del viaje era la visita a los Virunga, grandes volcanes frontera entre Uganda, Rwanda y Congo, único hábitat natural de los gorilas de montaña. Pero los gorilas, a pesar de ser una experiencia mágica, no fueron la única atracción del viaje. Fue mucho más que eso.

Rwanda es un país que vive en la carretera. Mires donde mires ves miles de pequeñas colinas, rebosantes de vegetación tropical y terrazas de plantaciones. Todas sumergidas en una neblina sempiterna que las envuelve en una luz mágica y misteriosa.

La tierra de vez en cuando se resquebraja al paso de una carretera, que a veces es de asfalto, las menos, a veces tierra, otras barro y piedra… Los surcos rompen la piel de las colinas y trazan los caminos de la vida. Las casas están al lado de la carretera, los colegios están al lado de las carreteras, los mercados están al lado de la carretera. La gente vive al lado de las carreteras.

Montados en el camión de Kananga es fácil comprobar la vida del país, y la esencia de sus habitantes. Los ruandeses son cálidos, amables, siempre tienen una sonrisa extremadamente blanca y pura que ofrecerte, sincera, abierta, plena. El paso del gran camión en el que viajábamos siempre era motivo de algarabía, los niños corrían colina abajo cuando nos veían acercarnos, simplemente para saludarte al pasar por su trozo de carretera, por su pedazo de vida. La excitación era generalizada, y la sensación increible.

Rwanda se está despegando poco a poco de un horripilante pasado. Hace poco más de 10 años era el infierno, el horror más absoluto que nadie pueda imaginar. Ahora se están reinventando, lo están haciendo con una dignidad y una fortaleza dignas de admiración. Ya no hay H ni T, como los llamábamos al referirnos a hutus y tutsis para evitar incomodarles, ahora hay ruandeses.

Rwanda es mucho mas que un genocidio histórico, y mucho más que un parque para visitar gorilas. La experiencia de contactar con la gente es única, quedan muy pocos países en el mundo donde te miren con curiosidad, respeten tu espacio y a la vez sientan unas terribles ganas de saber de ti, de tocar tu extraña piel blanca y de que hagas cualquier gesto que acepten como acercamiento. Respetuosos, limpios, aún no corrompidos por el turismo y la propina inconsciente. Ese es el tesoro de Rwanda.

Hoy en día, a pesar de no disponer de mucha infraestructura para el turismo, es uno de los destinos que recomiendo enfervorecidamente. Se trata de un lugar muy seguro y muy tranquilo, con una naturaleza impresionante, y una gran variedad de primates que sólo aquí podrás encontrar. Yo que tu, si pudiera, lo pondría en mi lista de destinos pendientes.