Posts etiquetados ‘Budapest’

Budapest: hervidero y decadencia

Publicado: 10 enero, 2016 en Viajes
Etiquetas:

Budapest, Diciembre de 2015

Visité por primera vez Budapest hace un mes; se ha convertido en una de mis ciudades favoritas de Europa, de esas a las que sin duda volverás y en las que no te importaría vivir. Pasearla y vivirla es lo mejor de Budapest.

En mi procedimiento de dejar para cuando sea “vieja” los destinos “fáciles”, tengo todavía en el tintero grandes ciudades que suelen estar en el punto de mira de la  gran mayoría de turistas y viajeros de todo tipo. Budapest, ciudad imperial, era una de ellas.

Aconteciendo precios bajos, tiempo y ganas apareció Budapest, seguro que no decepciona. En Diciembre. Sí bueno, fresquete, pero sin aspavientos, que con esto del cambio climático los vimos hasta en pantalones cortos…estos magiares sí que son recios.

Pasear

Deambular por las calles de los diferentes barrios, en pos de un objetivo al que nunca se llega por el camino más corto. La arquitectura y la atmósfera de la ciudad te derivan por pasadizos del tiempo en los que el contraste entre la decadencia y el esplendor imperial están en un edificio junto a otro, o incluso en el propio edificio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La música en directo forma parte de la esencia de la ciudad, no siempre de la gran calidad a la que estamos acostumbrados por estos lares, pero el concepto de cena y concierto, tan europeo y tan yanki cosmopolita que no redneck, me encanta.

La gente pues ahí van, a su bola, serios, duros, no sonríen ni se ríen, no son amables pero sí educados, digamos que no te hacen la experiencia negativa. Los magiares no son eslavos, y se nota, pero siguen siendo incómodamente inaccesibles. No deja de ser la percepción que tengo del pueblo eslavo. Impresiones que provienen de unas experiencias turísticas puntuales y sesgadas, no dejan de ser por tanto una cadaunada. En cualquier caso son efervescentes, porque al caer el sol, cosa que acontece relativamente temprano, los bares, restaurantes, pubs y demás locales de esparcimiento rebosan de gente, luces, música, alcohol y comida…a tutiplén. Clubes y ruin bars fantásticamente originales,  que cierran a altas horas de la mañana y a los que acuden furgonetas que transportan magiares luciendo sus mejores  galas, de un club a otro, buscando la calidez humana que aporta el alcohol y que les es tan esquiva durante el día.

Vistas

Me encantan las ciudades bordeadas de montañas o con desnivel, me encantan y las sufro, pero siempre me siento desbordada de gustico cuando veo unas vistas hermosas. Budapest es una ciudad de vistas, desde Buda se ve Pest, desde Pest se ve Buda. Y el Danubio cortándolas de azul. Bueno, nosotros el azul lo vimos poco, el gris de 48 bits lo menos fue el absoluto protagonista. Las nubes y la bruma daban a la ciudad un aspecto misterioso, tétrico, amplificando la decadencia y ensalzando la historia. La primavera debe ser espectacular.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Monumentos

Muchas cosas que ver, mucha historia y mucho orgullo de su historia. La etapa comunista se nota, pero no deja demasiada impronta porque la etapa imperial se lo come todo por todas partes.

Los puentes son impresionantes, aunque el de Elisabet nos pareció la excepción porque su estilo moderno es un pegote que no encaja de ninguna de las maneras. El parlamento sobrecoge, deja literalmente sin respiración. La iglesia de San Esteban y la gran sinagoga son una auténtica maravilla, La iglesía de Matías espectacular, el Bastión muy vistoso y la zona del Castillo, incluido su laberinto, dan una idea de lo terrible y fantástica que podía ser la vida cuando ambas estaban rebosantes de vida y de muerte. La iglesia de la roca sorprende y enamora, la capilla polaca es tan hermosa como pequeña. El baño en la azotea del balneario Rudas, mientras contemplábamos como caía la noche a orillas del Danubio y la ciudad se iba iluminando poco a poco fue uno de los mejores momentos del viaje. Gran experiencia. Budapest enamora.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.