Posts etiquetados ‘Carne Picada’

Interesante mezcla, aunque no te lo parezca. Y sana, y ligera, para compensar otras menos sanas y menos ligeras.

Cuando las cantidades a comer son pequeñas, parece que no, pero hacer los trozos pequeños hace que cunda más. Si tienes para cenar 100 gramitos de ternera, y lo miras en un filete te entra una pena…en cambio, si lo conviertes en carne picada, y la mezclas con unas verduras la cosa cambia por completo…la cara también 🙂

Así que cena de dieta esta noche. 200 gramos de ternera picada y un calabacín, troceado en forma de palitos. Para dos, no te pienses, que excesos los justos.

Los salteamos con un poquito poco de AOVE caliente, sobre el que previamente habremos rendido unos cuantos dientes de ajo troceados en rebanadas. A mí me gusta mucho el ajo, así que 5 dientes está bien. Vamos a darle vidilla con unas guindillas verdes rebanadas, que siempre se agradecen quienes lo agradezcan…el resto puede obviarlo. Un par de ellas suficiente. Se saltea todo bien y cuando los ajos estén dorados añadimos la carne picada, volteamos hasta que se le quite el color de crudo y entonces añadimos los calabacines, troceados en bastones de tamaño medio. Añadimos pimienta negra molida y subimos el fuego.

Echamos un chorreón de vinagre de arroz y un buen chorreón de salsa de soja. Removemos a fuego muy fuerte para que se consuma el líquido. Servir calentito.

¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1 calabacín
  • 200 g de ternera picada
  • 2 guindillas verdes frescas
  • 5 dientes de ajo
  • Pimienta negra
  • Vinagre de arroz
  • Salsa de soja
  • AOVE

MANUFACTURA

  • Salter los ajos en rebanadas en un poco de AOVE, fuego medio bajo
  • A medio hacer se incorporan un par de guindillas verdes en aritos
  • Añadir la carne picada y rehogar hasta que desaparezca el color de carne cruda
  • Añadir el calabacín troceado en forma de bastones
  • Espolvorear con pimienta negra molida
  • Subir el fuego y añadir chorreón de vinagre de arroz y chorreón de salsa de soja
  • Fuego muy fuerte y sin parar de mover hasta que se consuma el líquido

Bifteki Gemisto

Publicado: 30 enero, 2012 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Plato griego, cocina mediterránea estupenda. Los hay quienes llaman a este plato las hamburguesas griegas…bueno, están buenísimas, llámalas como quieras.

Me gusta mucho la cocina griega…y eso que no he estado por allí nunca. Pero sí que he estado por países vecinos, y es una de las zonas del planeta donde mejor se come. El mediterráneo es un paraíso culinario.

Voy regularmente a un restaurante griego, y aunque tengo debilidad por el oxtapodi sta karvuna…lo que viene siendo pata de pulpo asada al carbón, de vez en cuando pido carne, y un bifteki gemisto es una elección garantizada. Un día probé a hacerlo en casa, y desde entonces pasó a formar parte de las recetas que de vez encuando hago. Combinación perfecta de carne picada de ternera y queso.

Normalmente se usa queso feta y kefalograviera. El segundo es muy difícil de encontrar si no vives en la misma Grecia o los alrededores cercanos, pero el feta en cambio es un queso muy difundido que puedes encontrar en casi cualquier sitio. Os lo recomiendo, es un queso muy sabroso que combina estupendamente con multitud de ingredientes.

Partimos de carne picada de ternera o buey, de buena calidad. Para 4 piezas medio kilo de carne picada. Le iremos añadiendo un ramillete de cilantro (perejil en su defecto), 3 dientes de ajo y una cebolleta, todo  finamente picados, lo más pequeño posible, o bien directamente batido con la procesadora. Incorporamos un huevo batido, sal, pimienta negra y especias varias. Yo usé ras el hanout, que contiene una mezcla muy apropiada para este plato y un poco de hierbabuena seca. Puedes usar también especias tipo curry, o directamente finas hierbas de toda la vida. La cuestión es que hay que especiarlo un poco para que coja el toque exótico y no sea un filete ruso relleno 😉 

Se mezcla todo bien y se comienza a montar los bifteki. Usé un molde para que quedaran más monos, pero no es necesario. Se coloca el molde sobre una bandeja de horno con papel de cera. Se cubre el fondo del molde con una capa de carne picada bien extendida. Sobre ella se añade una loncha de queso feta y se cubre con otra capa de carne picada. Se repite la operación hasta que nos quedemos sin carne.

Lo pulverizamos con AOVE y lo metemos al horno, a 180 grados con calor arriba y abajo unos 15 minutos. Cuidado de no pasarse, porque quedará reseco. Tiene que quedar jugosito. Normalmente, los biftekis se fríen o se asan sobre parrilla de carbón. Como casi siempre yo tiro de horno y me ahorro unas cuantas calorías. Se sirve calentito, acompañado de una salsa de yogurt o de tomate, incluso sin nada más. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1/2 kg Carne picada de ternera
  • 200 g de queso feta
  • 1 huevo
  • 1 manojo de cilantro
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolleta
  • Especias y finas hierbas variadas (lo que te guste: orégano, tomillo, albahaca, salvia, cominos, cilantros, hierbabuena…)
  • Sal, pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se pica muy fino los ajos, la cebolleta y el cilantro
  • Se bate un huevo y se añade junto con la picada anterior a la carne picada
  • Se condimenta con sal, pimienta negra, y especias varias
  • Se montan los biftekis con una capa de carne picada, el queso feta en lámina y cubriendolo con otra capa
  • Se pulveriza con AOVE
  • Al horno a 180 grados calor arriba y abajo 15 minutos

Musalaña

Publicado: 4 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , , , ,

Plato híbrido y ecléctico, de ahí el nombre. Se trata de una combinación entre Musaka y Lasaña, lo mejor del Mediterráneo, adecuado a una ingesta calórica minimizada y a los restos disponibles en la nevera.

Básicamente es el fundamento de mi cocina, miro recetas de cosas varias y luego hago lo que me da la gana, con algo de intuición y experiencia y los productos disponibles. Con este input, la alquimia culinaria tiene éxitos asegurados. Claro que depende de los riesgos que asumas. Pero en este plato, el riesgo es cero patatero, así que el éxito está garantizado.

Una lasaña es una bomba de hidratos y grasa…por eso está taaaaan buena. Una musaka bien hecha requiere patatas, pimientos, tomates, carne y bechamel…por supuesto berenjenas. Bien, hibridemos pues usando lo que hay en la nevera.

Y partimos de las berenjenas. Como para otros platos como el de Tarta de Berenjenas, Aceitunas y Feta,en lugar de freir las berenjenas, las asé en el horno, con sal, pimienta y aceite de oliva pulverizado, cortadas en rodajas medianas.

Mientras se asan las berenjenas, vas haciendo una salsa tipo boloñesa, es decir, imprescindible carne picada y tomate frito. La carne picada si es solo ternera tendrá menos grasa, pero si la mezclas con carne de cerdo picada estará mas jugosa. Una cebolla y un par ajos bien picaditos y cuando estén rendidos se les añade otras verduras, si tienes y quieres, les puedes añadir pimientos de cualquier color, zanahorias, setas, lo que te guste. Cuando todo esté rehogado se le añade  la carne, sal pimienta y se va dando vueltas hasta que a la carne se le quite el color de crudo. A cotinuación se incorpora el tomate frito. Si no tienes, pues tomate natural triturado y dejas en cocción hasta que esté frtio. Se le pueden añadir igualmente algunas finas hierbas: orégano, albahaca, tomillo, imaginación al poder!!!

Esto sería el procedimiento habitual, pero yo me he encontrado con carne picada ya cocinada de otro plato que andaba por ahí en el congelador y la verdad es que ni tengo muy claro como se preparó. También tenía ya tomate frito y las berenjenas asadas de ayer. Así que sin encender el fuego mezclé todos los ingredientes en un bol, y le añadí unas setas en trocitos, en crudo, ya con el calor del horno tienen más que suficiente.

Pero para preparar la bechamel sí que tuve que encenderlo. Una bechamel ligerita, una cucharada de aceite o de mantequilla, y una de harina. Se tuesta la harina y cuando esté dorada se va añadiendo leche desnatada poco a poco, dándole vueltas para que la harina se vaya deshaciendo y no haga grumos. Se añade al principio sal y pimienta y a mi me encanta rallar unos trocitos de nuez moscada, o en polvo si no tienes, aunque siempre rallarla en el momento da mucho más aroma. Si tienes caldo puedes ir combinándolo con la leche. Ten en cuenta que cuando se empieza a echar leche o caldo ya no se puede añadir más harina porque no quedaría nada bien. Así que calcula la cantidad de harina según la cantidad que quieras hacer. Como de lo que se trata es de que sea ligera, yo pongo una cucharada sopera de harina, y luego la haré no demasiado espesa. Si no consigues que desaparezcan los grumos, pues se pasa por la batidora y quedará finísima. Es cuestión de paciencia o de herramientas adecuadas.

La Musalaña se monta por capas…o no, porque si mezclas todos los ingredientes sale más sabroso, ya que se homogeinizan las texturas de los diferentes bocados. Por capas quedaría más presentable, todo mezclado más rico, así que tu eliges, porque rico va a estar igualmente. Yo los voy a mezclar todos.

La mezcla del bol se pone en una fuente de horno, se añade la bechamel por encima y al horno a gratinar, hasta que se quede doradito. Si le quieres añadir queso rallado a la bechamel o trocitos de mantequilla para que quede aún más bonito el gratinado, subirás las calorias del plato, y no ligeramente, así que tu mism@.

Se sirve caliente, la bechamel cuando se enfría pierde bastante, así que mejor tomarla recién hecha. Para acompañarla, una ensalada verde lo mejor del mundo…Ñam Ñam!!!

INGREDIENTES

  • Berenjenas
  • Salsa boloñesa
    • carne picada ternera/cerdo
    • ajos, cebolla,
    • tomate frito
    • lo que quieras de verduras: pimientos, setas, zanahorias…
    • finas hierbas: orégano, tomillo, albahaca…
  • Salsa bechamel
    • una cucharada sopera de  harina,
    • leche/caldo, hasta obtener la consistencia que queramos
    • nuez moscada
  • Sal, Pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se asan las berenjenas en el horno salpimentadas y pulverizadas de aceite
  • Se prepara la salsa boloñesa
  • Se prepara la salsa bechamel
  • Se añade por capas o mezclado, sobre una fuente de horno, las berenjenas y la salsa boloñesa
  • Se cubre con la salsa bechamel
  • Al horno a gratinar