Posts etiquetados ‘Cerdo’

Solomillo de Cerdo al Cava

Publicado: 2 enero, 2012 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

En estos días tan festivos, puede sobrarte algo de cava, y como estamos en crisis aquí no se tira ná.  Así que nos vamos a hacer un solomillo…ha sonado un poco a excusa, ejem, ejem.

La verdad es que es una receta estupenda, está delicioso, muy vistoso cuando vienen invitados y sorprendentemente fácil de hacer.

En una sartén grande ponemos el culo de AOVE y mientras se calienta vamos pelando media cabeza de ajos, los dientes los rebanamos en rodajas no demasiado finas y los echamos al aceite, a fuego lento, para que se vayan haciendo poco a poco y suelten al aceite todo su aroma. Cuando cojan color se les saca del aceite y se reservan en un plato.

Cogemos un solomillo de cerdo entero,  lo lavamos bien y le quitamos la grasilla que veamos que sobresale. Se salpimenta y se pone en la misma sartén donde hemos frito los ajos, pero esta vez a fuego vivo, para sellarlo. Al sellarlo evitaremos que pierda más jugo del necesario en la cocción posterior. Una vez que tenga aspecto dorado se aparta junto con los ajos.

Ahora le toca el turno a los champiñones. Tendremos unos 6 champis bien lavados y rebanados, que saltearemos a fuego muy vivo unos segundos, para evitar que salga demasiado líquido.

Una vez salteados, añadimos de nuevo a la sartén los ajos y el solomillo, que habremos cortado en medallones del tamaño que nos guste, recomiendo que no sean demasiado pequeños porque la carne se hará en exceso.

Una vez que tenemos todos los ingredientes en la sartén o cazuela añadimos el cava, lo que te haya sobrado por ahí, o un benjamín. Una botella entera es un poco excesivo para un solo solomillo, así que si la abres, lo mismo tendrás que acabártela mientras terminas de preparar esta deliciosa receta 😉 .

Cuando reduzca a la mitad se añade un bote pequeño de nata ligera, y seguimos cociendo hasta que la nata espese. Espectacular. Sólo con un buen pan para el pecaminoso mojeteo, o con arroz blanco hervido con cardamomo. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1 solomillo de cerdo
  • media cabeza de ajo
  • un benjamín  de cava
  • 6 champiñones
  • 1 bote de nata
  • Sal, pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se sofríen los ajos en rebanadas y se retira del fuego
  • En el mismo aceite se sella el solomillo entero previamente salpimentado
  • En el mismo aceite, salteamos los champiñones hasta que tenga color
  • Agregamos los ajos y el solomillo cortado en medallones
  • Agregamos el cava
  • Cuando reduce el cava se añade la nata y esperamos a que la nata espese.
Anuncios

Los wok son rápidos y muy socorridos, mantienen muy bien las vitaminas de las verduras y además están deliciosos…¿que más se puede pedir?.

Puedes hacer las combinaciones que quieras, te permite investigar y experimentar…en este caso vamos a hacer un Wok con tallarines chinos, solomillo de cerdo, y verduras.

Las verduras….a ver que hay por la nevera….calabacines, berenjenas y pimientos…y cebolla…perfecto. Valen estas como otras cualquieras, admite todo tipo de verduras y hortalizas, así que échale imaginación…Vamos al lio.

Un calabacin y una berenejena, los dos pelados y rallados o cortados en tiras muy finas, el pimiento en rodajas y la cebolla en juliana.

Se pone el wok a calentar a fuego muy vivo, y cuando empiece a echar humo se añade el aceite de sésamo…si no tienes pues de oliva y punto, más sano, menos exótico. Se menea el wok para que el aceite impregne todas las paredes, no sólo el fondo. En realidad el secreto de un buen wok es no parar de moverlo mientras se cocina, pero como no estamos en una candela al fuego, sino en una cocina europea, pues lo que no pararemos de mover son los ingredientes, usando toda la superficie disponible del wok.

Añadiremos también un poquito de pique…un  buen wok que se precie tiene que tener su puntito picante…unas guindillas indias troceadas serán perfectas para la ocasión. Y unas semillas de lino para que tenga el toque crunchi. Además, parece increíble que algo tan insignificante tenga unas propiedades tan buenas. Sirve para controlar el nivel de colesterol porque contiene omega 3, además de tener propiedades antioxidantes y anticancerígenas.  Incluso no te lo pierdas, si lo consumes regularmente te ayuda a controlar los trastornos articuales, como el reuma, la artrosis, la artritis. Ayuda al tránsito intestinal y al sistema vascular por la combinación de oligoelementos y vitamina B que tienen…vamos, que es para pensárselo el incluirlo en wok, ensaladas, pan, salsas para carnes o para pescados…lo que se te ocurra.

Se empiezan a echar las verduras, primero el pimiento, al ratillo las guindillas y las semillas de lino, junto con la cebolla, después  el calabacín y luego la berenjena…todo el tiempo sin parar de mover. Sobre unos 5 minutos dura todo este proceso.

El solomillo de cerdo que voy a usar es un resto del otro día, así que solo tengo que añadir los trocitos.  Si la carne es cruda, pártela en tiras pequeñas y añadelas lo primero si es cerdo o pollo y lo último si es ternera. Se añade pimienta molida y un buen chorreón de salsa de soja. Se sigue rehogando y al minuto se añaden los tallarines chinos. Estos son instántaenos, así que con el agua que han soltado las verduras y la salsa de soja en un minuto están listos, si ves que no es suficiente, añade un poco más, pero sin pasarte, un vaso pequeño o poco más. En principio, al llevar soja, este plato no necesita sal, pero siempre puedes probar la verdura antes de añadirle la pasta y rectificar con un poco de sal al gusto.

Cuando se aparta del fuego se le puede añadir aceite de sésamo en crudo, para aromatizar, pero solo unas gotas (ojo que este aceite no es el mismo que para freír)

Sano, ligero, delicioso y completo, un plato perfecto

¡Buen plovecho!

INGREDIENTES

  • 1 Cebolla
  • 1 calabacin
  • 1 berenejena
  • un trozo pequeño de solomillo de cerdo
  • Aceite de sésamo para freir y para aromatizar
  • Guindillas indias
  • Semillas de lino
  • Tallarines chinos

MANUFACTURA

  • Se cubre el wok bien caliente con aceite de sésamo para freír y se extiende por todas las superficies
  • Sin parar de mover se echan los ingredientes por orden de dureza
  • Al final un buen chorreón de salsa de soja
  • Se añaden los tallarines y esperar a que estén tiernos
  • Se sirve calentito

Solomillo de Cerdo en Adobo

Publicado: 11 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

El adobo es uno de los mejores inventos para aliñar tanto carnes como pescados, además sirve para conservar los alimentos.

Es increíblemente fácil de hacer y está delicioso. Hay muchos tipos de adobos, yo os voy a contar el que me enseñó mi madre, que le enseñó su madre y así hasta la eva mitocondrial que hacía unos adobos de chuparse los dedos mitocondriales.

Un solomillo de cerdo, bien hermoso, limpito de grasa, lavado y salpimentado. Si es excesivamente grande se parte por la mitad, pero si lo puedes apañar entero mejor. Siempre es mejor cerdo ibérico, pero no se puede encontrar fácilmente por todas partes, así que con un cerdo anibérico nos vamos a conformar.

Para preparar el adobo hay que mezclar, ajos enteros a los que les has pegado un buen golpe para macharlos, pero con la camisa y todo, nada de pelarlos, unas hojas de laurel, vinagre de vino tinto, orégano, si puede ser salvaje y pimentón, por supuesto de la Vera, y mejor dulce. Se mueven bien todos los ingredientes. La cantidad de vinagre depende de lo que te guste. Al final de la receta pongo una referencia de cantidades. Pero el secreto del éxito de este plato es el adobo, y el adobo al final es algo muy personal, a cada uno nos gusta de una manera diferente. También se puede pasar por la batidora todos los ingredientes, y de nuevo es cuestión de gusto. En los solomillos me gusta todo entero, pero por ejemplo, para adobar unas costillas de cerdo o un cazón, pues mejor batirlo todo y que quede un líquido espesito y más o menos homogéneo. Otro tema es el aceite, normalmente los adobos llevan ya incorporados un buen chorreón de aceite de oliva, pero en este caso, el adobo lo haré sin aceite, y añadiré un poco de aceite pulverizado cuando lo vaya a meter al horno. Pulverizado porque es la manera más fácil de controlar la cantidad, a ojo un chorreón que cubra los solomillos y punto, o bien el chorreón en el adobo, al gusto, antes de pasar a macerar la carne.

Una vez que tenemos el adobo preparado, hay que embadurnar bien los solomillos, para que el aliño los cubra completamente, en este caso usar las manos suele ser lo más efectivo. Hay que darles vueltas hasta que toda la carne esté completamente cubierta. Yo suelo preparar el adobo en un recipiente de cristal y luego mezclo el aliño con los solomillos dentro del mismo recipiente. Y cuando ya están bien embadurnados, se cierra la tapa hermética del recipiente de cristal y a la nevera. Por lo menos 24 horas. Lo suyo es que un par de veces durante las 24 horas abras el recipiente y le vuelvas a dar de nuevo un repaso para que siga bien cubierto por todas partes. El tiempo es importante, porque si no está suficiente tiempo no cogerá el sabor del adobo en condiciones. Si te pasas, quizás el sabor será demasiado fuerte. Si te gusta suavito, entonces déjalo unas 6 horas.

Una vez pasadas las 24 horas, se saca del frigo se coloca sobre bandeja de horno, se pulveriza con aceite de oliva virgen extra y unos 50 minutos a 180 grados. Yo no le eché nada de aceite, pensando que con la propia grasa del aceite y la untuosidad del adobo sería suficiente, y efectivamente, no lo eché de menos. Si tienes horno de vapor, utiliza el programa conveniente, o empieza por 15 minutos de aire caliente para que selle la carne, y luego pasa a una combinación a 160 grados de vapor y aire caliente durante unos 30 minutos, le echas un vistazo y si te gusta mas dorado lo dejas ya solo con el aire caliente y le quitas el vapor. Desde luego la diferencia de los asados utilizando el horno de vapor es increíble, porque los deja crujientes por fuera y jugosos por dentro…así no es nada difícil cocinar bien.

Se sirven en trozos grandes, y se acompaña de lo que te de la gana, arroz, ensalada de pimientos asados, ensalada verde, verduras al vapor…bueno ya con patatas de cualquier forma pura orgía gastronómica, pero vamos a portarnos bien, y una ensaladita de pimientos rojos y cebolleta le va estupendamente. ¡A disfrutarlo!

INGREDIENTES

  • 1 kilo de solomillo de cerdo
  •  1 cabeza de ajos
  • 2 cucharadas de pimentón
  • 1 cucharada de orégano
  • 4 hojas de laurel
  • 1 taza de café de vinagre de vino tinto
  • Sal, pimienta y AOVE

MANUFACTURA

  • Limpiar y salpimentar los solomillos
  • Machacar los dientes de ajo
  • Mezclar con el pimentón, el orégano, el laurel y el vinagre
  • Añadir los solomillos y cubrirlos bien del adobo
  • Meter en el frigo al menos 24 horas
  • Al día siguiente se ponen los solomillos en bandeja de horno y se pulveriza con AOVE
  • Horno 180 grados, arriba y abajo, si es necesario darle la vuelta para que esté dorado por ambas partes