Posts etiquetados ‘Cerveza’

Siempre había usado los germinados en ensaladas, pero se me ocurrió que podría estar bueno en una salsa…y fue una buena ocurrencia.

Los germinados son todo un descubrimiento, y el de ajo está especialmente bueno, pero también los puedes encontrar de brócoli, de rábanos…de lo que se te ocurra. Como el ajo le va bien a casi todo, el germinado de ajo debe ser que también. Le añade un punto diferente pero a la vez familiar, y un aspecto muy lustroso. Merece la pena probarlo.

La base del plato supersencilla. En una cazuela donde vayamos a cocinar cubrimos el fondo con AOVE y añadimos una cebolla bien hermosa cortada en trozos muy pequeños. No añadiremos ajos porque ya con el germinado es suficiente. La vamos pochando a fuego lento y cuando empiece a dorarse añadimos los trozos de pavo, preferiblemente de pechuga y hecha dados . Subimos el fuego y empezamos a rehogar el pavo, hasta que coja un color dorado por fuera. Otra opción más sabrosa es freír los trozos de pavo en primer lugar, previamente salpimentados, sacarlos cuando estén dorados y en el mismo aceite pochar la cebolla y luego añadir el pavo ya frito. Más sabroso y más calórico.

Es el momento de añadir el germinado de ajo, sal, pimienta y un litro de cerveza. Subimos el fuego hasta que empiece a hervir y en ese momento lo bajamos a fuego medio y dejamos cocinando hasta que la salsa coja la consistencia que nos gusta.

Yo lo serví acompañado de un bulgur salteado con verduras pero le vale cualquier acompañamiento que se te ocurra, ensalada, arroz, patatas…hasta pan para mojar en la salsita que está de rechupete. Vaya plato completo, equilibrado y sabroso. Al ser en salsa, puedes calentar, congelar, en la nevera unos 4 o 5 días sin problemas… ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1 kilo de pechuga de pavo en dados
  • 1 bandeja de germinados de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 litro de cerveza
  • Sal, pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Pochar la cebolla en trozos pequeños a fuego bajo
  • Añadir el pavo y a fuego alto dorarlo
  • Añadir el germinado de ajo, sal y pimienta y cubrir con el litro de cerveza
  • Cocinar hasta que la salsa espese al gusto

Pollo de Corral a la Cerveza

Publicado: 27 octubre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, ,

El pollo es uno de los ingredientes más versátiles que existen. Va bien con todo. Y con la cerveza ni te cuento.

Se trata de una receta de lo más fácil, sencilla y con unos ingredientes que siempre tenemos en la nevera, ajo, cebollas y cerveza. No puede ser más minimalista.

El pollo de corral no tiene comparación con el pollo de granja. El color es diferente y el sabor es completamente único. Suele ser un poco más duro, y más caro, pero desde luego la diferencia de precio se compensa por la calidad de la carne, por eso, siempre que puedas, utiliza pollo de corral en tus platos. Además, la carne es más saludable al estar alimentado de grano, tiene menos grasa y menos tóxicos.

Se le dice al pollero que nos trocee la pieza, el tamaño de los trozos al gusto del consumidor.

Se cogen un par de cebollas bien hermosas y se parte en juliana. Mientras tanto, se van friendo en la cacerola, unos ajos enteros, a los que se les ha dado previamente un golpe con una maza para romperlos. Cuando los ajos están cogiendo color se le añade la cebolla. A fuego lento se da vueltas de vez en cuando para que vaya cogiendo color despacito. Cuanto esté rendida la cebolla se añade el pollo, se salpimenta y se sube el fuego. Nos interesa quitarle al pollo el color de crudo. Cuando lo consigamos es cuando hay que añadir la cerveza. Seguiremos a fuego vivo hasta que la cerveza empiece a hervir, y en ese momento, bajamos el fuego, tapamos la cacerola y ha hacer chup chup hasta que el pollo esté tierno y la salsa quede con la consistencia que nos guste. Unos 45 minutos.

Se puede hacer una versión más vistosa y probablemente más sabrosa. Los trozos de pollo se salpimentan, se enharinan un poco y se fríen a fuego fuerte, para que se doren por fuera. Tendrá un colo más bonito, pero también tendrá bastante más grasa el plato. Así que cada uno elija los caprichos que pueda darse.

Sin apenas ingredientes conseguimos un pollo realmente rico y sabroso. Se puede acompañar de papas fritas aaaaggggghhhh…de arroz, de ensalada, de lo que te de la gana. Aguanta muy bien la nevera y el congelador. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Un pollo de corral en trocitos
  • Un par de cebollas
  • una cabeza de ajos
  • Medio litro de cerveza, o algo más
  • Sal, pimienta y AOVE

MANUFACTURA

  • Se golpean los ajos con camisa, para romperlos y se echan enteros a una cacerola con el fondo cubierto de AOVE.
  • Se da unas vueltas y cuando empieza a coger color se añade la cebolla cortada en juliana
  • Cuando la cebolla se rinde, se añaden los trozos del pollo de corral, se salpimenta y se le dan unas vueltas para que se quite el color a crudo
  • Se añade la cerveza y se deja cocienco a fuego lento durante unos 45 minutos, o hasta que la salsa quede con la consistencia deseada.
  • Acompañar de patatas, arroz, ensalada…