Posts etiquetados ‘Chorizo’

Yo no quería, lo juro, pero me ví obligada bajo amenaza de insurrección…¡¡¡¡¡puerros????? que puerros, yo las quiero con chorizo…y si puede ser morcilla pues mejor…

Ya he comentado alguna vez que yo hago las legumbres sólo con verduras, es un plato que hay que comer todas las semanas, y ya las propias legumbres entre otras cosas buenas tienen suficientes proteinas e hidratos como para añadirle grasaza…peeeeeeero, está claro que unas judias pintas con chorizo y morcilla no se pagan con dinero… Luego te cenas un yogurt desnatado por aquello del equilibrio kármico y calórico….;)

Como todas las legumbres, la noche de antes ponemos en agua medio kilo de judías pintas, o unas 6 horas antes sería suficiente. Con medio kilo te dará para unas 6 raciones. En la olla rápida, que es como yo lo hago, se cubre el fondo de la olla con AOVE y se trocean las verduras y se van rehogando. El chup chup despacito en olla convencional siempre será mejor, pero más trabajoso, se tarda más y hay que estar más pendiente. Desde luego si tienes tiempo y ganas, mucho mejor.

Le puedes echar lo que te de la gana. Yo escogí pimiento verde, zanahoria, tomate y un trozo de calabaza. El pimiento rojo, el puerro, lo que quieras, admite cualquier tipo de verdura u hortaliza.

A fuego bajo se van sofríendo todas las verduras cortadas pequeñitas, hasta que cojan aspectos de ya estoy tierna. Entonces se escurren las judías pintas del agua en el que estaban remojándose y se echan a la olla. Se revuelve bien y se añade pimentón de la vera, un poco de comino que contrarresta los gases que provocan las legumbres, pimienta  negra molida y sal. El azafrán y el laurel también le van estupendamente.

Se vuelve a remover todo y se colocan un trozo de chorizo y otro de morcilla encima. Elige los que más te gusten para estos casos. Yo he escogido un chorizo de cerdo ibérico picante y una morcilla de Ronda, que estaban en el congelador esperando su momento….

Se añade agua fria, hasta cubrir bien las judías. Se pone el fuego a tope y se espera a que hierva. Cuando comience a hervir tenemos que asustar las judías 3 veces, es decir, cortarles el hervor. Le añadimos agua fría, la suficiente como para que deje de hervir, y esperamos a que vuelva a hervir para repetir el proceso. En total hay que hacerlo tres veces.

Una vez terminada esta operación delicada y complicada :o, se cierra la tapa de la olla y se baja el fuego cuando el pirindolo empiece a dar vueltas. La intensidad del calor tiene que hacer que la válvula de vueltas pero sin parecer una loca del frenopático. Busca ese punto intermedio, que es el bueno, aunque con las placas de vitrocerámica esto es casi una misión imposible. Así 45 minutos. Abres la olla y compruebas cuanto de dura están las judías y rectificas de sal y de caldo si le hace falta. Si  están duras, la vuelves a poner al fuego y cerrar la olla, cuidado si tiene poco caldo que habrá que añadirle algo más de agua, siempre fría. Las judías tienen que quedar tiernas pero enteras. Se sirve bien caliente y es primer plato…o mejor aún plato único, pero único de todo el día ;). ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Medio kilo de judías pintas
  • 1 trozo de calabaza
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate maduro
  • 1 zanahoria
  • 1 trozo de chorizo
  • 1 trozo de morcilla
  • Pimentón de la Vera
  • Cominos
  • Sal, pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se trocean las verduras en daditos pequeños se sofríen a fuego lento con el fondo de AOVE
  • Se añaden las judías pintas previamente en remojo y se remueve
  • Se incorpora pimentón, sal, pimienta y cominos, removiendo bien
  • Se añade el chorizo y la morcilla
  • Se cubre con agua fría y se sube el fuego hasta que empiece a hervir
  • Se rompe el hervor con agua fría 3 veces
  • Se tapa la olla y 45 minutos
  • Se abre la olla y se rectifica si es necesario, de tiempo, sal o agua.
Anuncios