Posts etiquetados ‘Dulces’

Nevaditos

Publicado: 20 noviembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , ,

Esta receta es made in bética. Así que desde aquí un saludo y mil gracias!!!!. Después de probar los suyos, no pude evitar torturarla hasta obtener la receta y hacer un plagio malvado y delicioso. Tampoco es que hicera falta mucha tortura, es de receta fácil, así da gusto. Pocos ingredientes, ultramegacalóricos, como buen postre que se precie, poco trabajo, y resultado sorprendente. ¡Va por tí bética!

Este receta ya la he repetido dos veces. La primera no salió mal del todo, pero no tenía la textura adecuada, quedaba una masa terrosa al final que no era muy agradable. Con ayuda de la Maestra Jedi de los nevaditos deduje que podría ser el tipo de horneado, y la segunda vez, efectivamente encontré la textura adecuada….peeeeeero, el azúcar glasé que usé como nieve estaba rancio, que no soy yo mucho de azúcar glasé…. y le quitó todo el arte. En fin, en este caso sí que se va a cumplir lo de que a la tercera va la vencida.

Se coge una porción de manteca de cerdo, la cantidad va en función del número de nevaditos que queramos hacer. Se derrite y se añade un  chorreón de vino fino o manzanilla y una pizca de sal, ambos dos con prudencia. He visto en recetas de conventos que añaden vino y coñac, a la vez…yo, por primera vez en mi vida, voy a ser fiel a las instrucciones que me dieron y sólo añadiré el vino fino.

A continuación se va añadiendo poco a poco harina blanca de trigo, y se va amasando para que todo quede homogéneo, se añade harina hasta que la masa se despegue completamente de las manos y de la superficie donde estemos amasando, yo uso un bol para no ensuciar demasiado, y porque hago pocos.

Después, se enharina una superficie plana y amplia y se echa la bola de masa. Se extiende en una capa de mas o menos un centrímetro de grosor y se va cortando con algún tipo de molde, si no tienes, una taza de café pequeñita te puede valer.

Se van poniendo sobre una bandeja de horno con papel encerado. Cuando estén todos listos al horno, 190 grados con aire caliente, y estar pendiente porque tardan relativamente poco en hacerse, que cojan un tono dorado bonito.

Cuando se saquen del horno se espera a que se enfríen un poco y se pasan por azúcar glasé, para que queden completamente cubiertos. Por eso se llaman nevaditos, sin más misterios. Es un pecado mortal, irremediablemente acabas en el infierno porque no puedes probar solo uno, ni dos, ni tres. Se puede conservar unos días en una caja hermética…¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Manteca de cerdo
  • Harina
  • Vino Fino o Manzanilla
  • Una pizca de sal
  • Azúcar Glasé

MANUFACTURA

  • Se coge una porción de manteca blanca y se derrite
  • Se echa un chorrito de vino fino o manzanilla y una pizca de sal
  • Se empieza a añadir harina blanca y a amasar, se sigue incorporando harina poco a poco hasta que la masa no se pegue a las manos.
  • Se extiende la masa, se cortan las piezas y se hornea a 190 grados con aire caliente hasta que estén dorados.
  • Una vez fríos se recubren con azúcar glasé
Anuncios