Posts etiquetados ‘Evolución’

La primera vez que escuché este término fue en el título de una canción de Ministry titulada tal cual, N.W.O. New World Order. Con la curiosidad característica de mi mismidad y sin tener internet, que por aquellas haberlo habíalo pero en las oficinas del departamente de seguridad nacional americano o similiares, busqué las letras de esta canción que tanto me ponía. Sin tener tampoco mucha idea de inglés procedí a una rústica traducción que más o menos me dió una idea somera de lo que significa el concepto.

El tema venía a decir básicamente que eramos todos enemigos unos de otros, máquinas que esconden sus lágrimas y tienen un corazón de piedra, en lucha eterna hasta la muerte. Una letra de soledad y promesas rotas. Desesperación y miseria eran las componentes de un nuevo orden mundial. Caos y negritud. Real y oscuro como la vida misma. Cuando se es joven y antitodo punk, era fantástico ver cómo grandes artistas compartían tu visión apocalíptica de la sociedad humana. No Future!

Años despues, mucho más madurado el inglés, el concepto y la vida, me encuentro con igual desesperanza acerca del genero sapiens. Sólo algo tan radical como el concepto de un nuevo orden mundial puede realmente salvarnos. Pero para que sea una esperanza pragmática, no puede ser un nuevo orden mundial al estilo de Mad Max. Tiene que ser un nuevo orden mundial basado en la educación de las nuevas generaciones. Una educación que plante con fundamento y fortaleza  los pilares de una nueva visión del mundo. Una nueva visión del mundo que no sea monetariocentrista y que fomente los valores de la solidaridad y la igualdad.

Mundial significa que debería abarcar a toda la humanidad. Plantear una educación revolucionaria enfocada al cambio en sociedades en las que el agua y la comida, derechos y necesidades fundamentales no solo del ser humano sino de cualquier ser vivo, son un lujo o directamente inexistentes, suena cuanto menos utópico. No hablemos ya de sociedades donde la propia vida es el lujo.

Mientras la cúpula financiera sea la que gobierna el mundo y no los políticos, no hay solución. Mientras los políticos sigan siendo dogmáticos, marrulleros, prevaricadores, corruptos, mientras se sigan representando a sí mismos o a la entelequia miserable que es el partido, y mientras nos traten como a estúpidos lobotomizados por el consumo, no hay solución. Mientras sea el dinero el centro de nuestra existencia, seguirá habiendo desigualdades y seguirá habiendo injusticias sociales. Seguirá habiendo hambre, miseria y frustración. Será imposible aplicar el paradigma de la educación y por lo tanto será imposible dar el salto hacia un nuevo orden mundial que no sea al estilo de la cúpula del trueno. Sálvese quien pueda.

Por supuesto que no estoy hablando de una idea ni nueva ni transgresora, ni siquiera original. El mundo está lleno de manifiestos similares por todas partes, estoy diciendo lo que miles de voces dicen, pero yo tenía necesidad de que la mía también se oyese, aunque fuera para decir lo mismo.

El saber es poder, el pensar es poder. Los griegos ya hablaban de la paideia, educación, como lo que te convierte en realmente humano. Los romanos lo tenían tan claro que lo tradujeron por humanitas. No hace falta saber latín. Los romanos eran esos individuos que pasaban las tardes de domingo jaleando a las bestias y a los gladiadores, excitados por la sangre y la muerte,  pero eran también conscientes de la importancia que una buena educación implicaba para una buena clase dirigente. Podríamos matizar quienes eran más barbaros, realmente podríamos…

Ruido de Rabia es lo que necesitamos: primero serán los maestros, después los gobernantes. Cuando las generaciones probetas del nuevo orden mundial dieran su fruto, nuestros gobernantes serían sabios, filósofos, honestos y claros. Trabajarían por el ser humano y no por los complejos sistemas económicos financieros que nos rodean. Pero para ello las generaciones actuales deberían hacer algo. Hablemos pues del movimiento en Aristóteles, aquello tan manido y tan útil de en acto y en potencia. Y pongamos el ejemplo más claramente entendible. Una semilla es en acto una semilla, en potencia un roble. En las condiciones adecuadas una semilla puede devenir roble, roble por lo que simboliza de fortaleza. En condiciones adversas este roble puede que nunca llegue a ser fuerte y poderoso, incluso puede que ni siquiera llegue a germinar. El movimiento de los Indignados podría ser una primera semilla hacia este nuevo orden mundial. El tiempo dirá en qué deviene. Pero el tiempo al final sólo recopila y sumariza las actuaciones de millones de voluntades individuales. Tú como individuo tienes algo que decir, tienes algo que aportar. Puedes seguir en tu sillón asumiendo que no hay solución, o puedes indignarte y aportar tu granito de arena. Personalmente creo que la cosa está muy negra. Lo veo muy complicado. Pero también tengo claro, que aunque esté todo perdido, siempre queda molestar. Estamos en ello…

Anuncios

Estudiar la evolución humana implica estudiarlo todo, o casi. Desde la genética y toma genoma pastilla de goma, hasta la tecnología, pasando por la prehistoria, el lenguaje, la política y todo lo que se te ocurra. Por supuesto, como su propio nombre indica, la antropología también tiene que estar en esta lista que tiende a infinito. Y ya sabemos lo que sucede cuando se tiende a infinito…que el infinito se seca.

Para evitar acabar en un campo estéril de sinsentido y sobreinformación, hay que renovarse o morir, y partir en pos, como Indiana, de un objeto perdido, que en nuestro caso no es el arca, pero se le parece.

Dentro del proceso de hominización hay que contemplar de manera intrínseca  la propia evolución como cambio. Las transformaciones que dan lugar a los homínidos deben situarse en el contexto de las transformaciones geológicas y climáticas del globo durante el Pleistoceno,  no, ya no había dinosaurios, así como en la evolución de la flora y la fauna por este motivo. Bien, estos son condiciones necesarias pero no suficientes para la evolución de los homínidos.

Centremos un poco el asunto. Hominización son los procesos evolutivos desde la separación  con los chimpancés…hace como unos 5 millones de años. Esta separación da lugar al género Homo.

El producto de estas transformaciones y consolidaciones denominadas Hominización, no es una especie biológica con habilidades culturales, sino la posibilidad misma de la existencia de tal especie como homo sapiens sapiens. La unidad biopsicosocial de la humanidad sólo puede expresarse desde la localidad histórica y singularmente determinada. Por tanto, también importan aquellos procesos por los que un individuo deviene ser humano, persona, sujeto reconocido y partícipe de una comunidad cultural determinada, que incorpora un proceso de vida biopsicosocioculturalmente construida.

            Podríamos pensar que la evolución human es la larga marcha de los homínidos hacia el saber y el conocimiento, sin embargo, en esta evolución hay muchas líneas discontinuas que no llevan a ningún sitio. Claro que no hemos nacido por generación espontánea y podemos trazar el linaje de nuestros ancestros. Pero deberíamos desechar nuestra visión lineal y progresista de la historia e introducir una brecha para el azar, lo imprevisto, la probabilidad a partir de lo posible, el caos.

Todas las culturas tienen una explicación para la diversidad, la transformación, la permanencia y estabilidad. En la mayoría de las tradiciones culturales los humanos proceden de los dioses. El Antiguo Testamento contiene una historia de la humanidad que parte de un estado prístino de supuesta pureza y ausencia de necesidad, a otro donde van apareciendo el hambre, la enfermedad,… actividades económicas,guerras,las leyes e instituciones, cultos y religiones, el capitalismo, etc. Nuestra modernidad desacralizadora y naturalista, procedente de la filosofía griega, reformulada en el renacimiento y consolidada en lo natural, nos ha desposeído de tan reconfortante origen ubicándonos en lo natural.

La Teoría de Sistemas Dinámicos puede ayudarnos a indagar sobre todo este embrollo del quienes somos, de dónde venimos incluso pueda atisbarse el hacia donde vamos.

Evolución, cultura y complejidad. La humanidad que se hace a sí misma, de Eugenia Ramírez, es un interesante libro que recoge una serie de teorías e investigaciones sobre la evolución humana desde perspectivas biológicas, psicológicas y socioculturales. En Libros Sintetizados (http://wp.me/P1Bnwz-ae) puedes encontrar un resumen detallado de todo esto y mucho mas.

Actualmente, los backbone de red que más tráfico manejan se conectan con interfaces de 100Gbps. Por ahora son muy pocos los operadores que tienen este tipo de enlaces, y básicamente es por aquello de  yo fui el primero. Realmente la necesidad todavía no es imperiosa. Pero lo será, y en breve.

Independientemente de la realidad y las necesidades, el mundo del I+D+i y de las universidades ya están perfilando las modulaciones y necesidades para velocidades por encima de los 100 Gbps. ¿Cual será el siguiente salto? A 200 Gbps parece demasiado conservador, mejor pensemos en 400 Gbps, quizás empiece a ser interesante…pero que tal si el salto lo damos de verdad y nos colocamos en 1 Tbps…esto está a punto de petar…de petar porque rondamos el Petabit por segundo. Me mareo tan rápido.

Los requisitos necesarios para alcanzar estas velocidades monstruosas son considerablemente exigentes. Tenemos que incrementar la eficiencia espectral y los alcances, con lo que se necesita una OSNR aún mayor. Todo un reto. Los efectos lineales que se producen en la fibra a estas velocidades son un handicap a superar. Si además le metemos una detección coherente en el receptor vamos bien encaminados.

Pero la clave será la modulación escogida. En el siguiente dibujo se platean una serie de alternativas que podrían ser interesantes:

Si pensamos en un corto plazo, por disponibilidad tecnológica la primera alternativa parece la apropiada para la corta o media distancia, en cambio para largos alcances es conveniente la cuarta. Pero pensando en un horizonte temporal tenemos soluciones que se presentan como las más eficientes y óptimas que serían la segunda y tercera opción. Las dos últimas no son muy convenientes por su extrema complejidad.

También está otro aspecto determinante de cara al desarrollo de estas velocidades, y es el espectro flexible, o entorno gridless…pero de eso mejor hablamos en otra ocasión porque tiene su propia enjundia.

Por supuesto, todo esto hay que hacerlo con costes bajos, consumos bajos, poco espacio…¡Tonterias las justas!