Posts etiquetados ‘Frutos Secos’

Tarta Salada, sana, nutritiva y deliciosa, sí son espinacas, y sí, es deliciosa. Creételo o mejor aún, compruébalo.

Las espinacas son una de las verduras más interesantes, apenas aporta calorías y como tienen mucha fibra, dan sensación de saciedad. Son buenísimas para los ojos, para los problemas de mácula, sequedad, fotofobia. Dos son los responsables de estas bondades, la luteína y la zeaxantina. Para los nenes es estupenda, porque tiene gran cantidad de folatos, impresdincibles para evitar deficiencias. Por supuesto antioxidantes, ayuda a evitar la retención de líquidos porque es muy alta en potasio y baja en sodio. Hierro, ácido fólico, oligoelementos varios…Una joya de la naturaleza.

Me gusta comerlas crudas, en ensalada, pero en esta ocasión la vamos a adornar de algunos ingredientes más, que le van a aportar el toque calórico…y lo rico rico para que hasta lo que odian las verduras puedan disfrutar de ellas.

Partimos de hojas de espinacas, verdes y frescas. Se lavan bien y se dejan escurrir el agua. En una sarten grande se cubre el fondo con AOVE y cuando esté caliente se añaden unos ajos cortados en rebanadas finas. Se baja el fuego para que se vayan confitando poco a poco.

Cuando empiecen a coger color se añade un buen puñado de pasas y otro de frutos secos variados, y se sigue dando unas vueltitas hasta que los frutos secos se doren. En ese momento se añaden las espinacas y se sube el fuego muy alto, para que suelten la menor cantidad de agua posible. Se salpimenta todo, y se cocina a fuego vivo hasta que las espinacas estén rendidas. No tardará más de 5 minutos.

En un bol batimos 3 huevos con fuerza, y le añadimos un bote de nata ligera. Volvemos a batir todo bien. Se le añaden las espinacas con las pasas y piñones y se remueve todo para que esté homogéneo.

La base de la tarta la puedes hacer tú, o la puedes comprar hecha, puedes usar hojalde, masa brisa, incluso masa para empanadas. Es cuestión de gustos. Sobre un molde enharinado se pone la masa y se recortan los bordes. Se añade encima la mezcla preparada y se cubre con tiras de masa.

Al horno, 170 grados, arriba y abajo unos 35 minutos, hasta que el huevo esté cuajado: pinchas y que salga limpio. Se puede comer fría o caliente, aguante en la nevera unos cuantos días, y está deliciosa. Es ideal para llevar a reuniones de amigos, picnics, o para lo que quieras. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Hojas de espinacas frescas
  • Un puñado de pasas de corinto
  • Un puñado de frutos secos
  • 4 dientes de ajo
  • AOVE, sal y pimienta
  • 3 huevos
  • 1 bote de nada ligera
  • Una base de masa

MANUFACTURA

  • Se sofríen los ajos con las pasas y piñones
  • Se añaden las espinacas, sal y pimienta y se saltean
  • Se baten 3 huevos y un bote de nata y se añade el salteado
  • Se pone la masa sobre un molde enharinado y se cubre con la mezcla
  • Al horno con calor arriba y abajo 170 grados 35 minutos
Anuncios

Experimento de Domingo, improvisando sobre la marcha…la idea de partida eran unas bolas crujientes de berenjena que algún día haré….y acabó en una especie de lasaña innovadora…Buena que no te lo crees…desde luego yo no me lo creía…¡compruébalo!

Las berenjenas son una de mis hortalizas favoritas, se pueden hacer de infinitas maneras, así que casi siempre las tengo en la nevera, y cuando son de la huerta mucho mejor. Para esta receta las berenjenas tienen que estar asadas, al vapor o a la plancha. Yo las hice al vapor. Se limpian bien y se parten en rodajas de un centímetro o poco más. Se ponen sobre una bandeja de horno, se salpimenta y se pulveriza con aceite de oliva. Al vapor unos 25/30 minutos. En un horno convencional sería de medía hora a 40 minutos a 180 grados más o menos. En la plancha hasta que se dore por ambas partes. Si se les echa sal y se deja reposar un rato antes de procesarlas, perderá un puntito del amargor característico de las berenjenas. Personalmente me gusta, así que no suelo hacerlo. Es importante que la berenjena esté tierna.

Mientras tanto se  pica un puñadito de frutos secos variados, lo que tengas a mano, piñones, almendras, avellanas, nueces, anacardos, pistachos…lo que prefieras. Los frutos secos le aportarán un puntito crujiente. Se baten  con un huevo.

Se le añade media tarrina de queso crema y se vuelve a mezclar todo bien. También se añade una buena cucharada de mostaza, de sabor fuerte, tipo Dijon. Se mezcla todo bien para que quede homogéneo.

Cuando estén listas las berenjenas, se parten en trozos pequeños y se mezcla con los ingredientes anteriores. Se machaca y remueve hasta que quede una masa suave y se mete en la nevera un par de horas para que coja consistencia.

Las hojas de papel de arroz son rígidas, y para usarlas hay que hidratarlas previamente. O bien montarlas en una receta que contenga agua y que se hidrate a base de los alimentos que la rodean. En este caso vamos pasando las hojas de papel de arroz por agua tibia, para que se pongan tiernas. Y ahora hay que montar la milhoja, resulta mucho más fácil si tienes un molde que te sirva de contención. Coloca el molde sobre el plato donde lo vayas a servir, que sea resistente al horno y coloca en el fondo una primera hoja de papel de arroz ya hidratada, a continuación una capa de la mezcla. Se van alternando ambas capas hasta alcanzar la altura deseada. En la última capa se espolvorea con semillas de sésamo negra y se mete al horno, calor arriba y abajo durante unos 15 minutos o algo menos. Entre el huevo que se cuaja y las hojas de papel de arroz, le darán una consistencia interesante. Se saca del horno, se espera unos minutos a que el molde se enfríe y se desmolda con cuidado de no derrumbar la obra maestra que acabas de hacer. Se sirve caliente o tibio.

El resultado es espectacular, la cremosidad del queso con el crujiente de los frutos secos y el sabor de la berenjena con la mostaza, todo mezclado en una combinación de altura. Hasta parece que sabemos cocinar… ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Berenjenas
  • 1 huevo
  • Media tarrina de queso crema
  • Un puñado de frutos secos variados
  • Una cucharada de mostaza fuerte
  • Semillas de sésamo negro
  • Hojas de papel de arroz
  • Sal, pimienta negra y AOVE

MANUFACTURA

  • Las berenjenas se cortan en rodajas de grosor mediano, se salpimentan, y se dejan reposar un ratito. Luego se pulveriza con AOVE y se meten en el horno vapor 25/30 minutos.
  • Un vez horneadas, se cortan en trocitos pequeños y se mezclan con el huevo batido, el queso crema, la mostaza y los frutos secos.
  • Se añade sal y pimienta. Remover y aplastar hasta conseguir una masa suave
  • Se humecen las hojas de papel de arroz para que se pongan tiernas
  • Se va montando la milhoja alternando una hoja de arroz y una capa de la masa de berenjenas
  • Así hasta que tenga la altura deseada
  • La capa superior se espolvorea son semillas de sésamo negra
  • Al horno,unos 12 minutos