Posts etiquetados ‘Gallo’

Vistoso, delicioso y nutricioso. Receta de gallo un poco más elaborada pero sin complicarnos demasiado y con resultados sorprendentes

El gallo es un pescado que suele gustar a todo el mundo, porque es fácil presentarlo en filetitos sin espinas y el sabor de su carne es delicado. Los filetes de gallo empanados o rebozados son un clásico de la gastronomía de costa, apta para todos los públicos.

Pero yo suelo hacerlo más al vapor. Y como esto del pescado a vapor suena a castigo divino, hay que darse las vueltas y encontrar modificaciones que enriquezcan el sabor sin dejar de perder de vista que queremos algo ligero y rico.

Esta receta es una solución estupenda. Se compra un gallo bien hermosos y se le dice al pescadero que nos lo haga filetes. Obtendremos cuatro hermosos filetes que enjuagaremos bien y salpimentaremos por ambas partes.

En una sarten con el culo pintado de AOVE saltearemos unos espárragos trigueros, a los que habremos quitado la parte dura y habremos limpiado bien de tierra. Cada espárrago lo partiremos en 3 o 4 trozos dependiendo del tamaño de los mismos. Pizca de sal, pizca de pimienta y con fuego fuerte un salteo de un par minutos sin parar de mover la sartén. Una guindilla nunca está de más 😉 .

Extendiéndolo con la parte de la piel (que ya no estará) hacia arriba, en un extremo añadimos los espárragos salteados, un puñadito, e iremos envolviéndolos con el filete de gallo apretando bien para que quede consistente. Si es necesario añadimos un palillo para cerrar el rollito.

Ponemos los rollitos en la bandeja de horno y lo pulverizamos con AOVE. Al horno de vapor unos 20 minutos. En horno convencional puedes elegir una temperatura suave, unos 170 o 180 grados con calor arriba y abajo o incluso con aire caliente. Será menos tiempo, unos 12 o 15 minutos.

Se sirve recién salido del horno. Como acompañamiento espectacular, un alioli de mostaza es una combinación sin parangón. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1 gallo hecho filetes
  • un manojo de espárragos trigueros
  • una guindilla
  • sal, pimienta y AOVE

MANUFACTURA

  • Los espárragos se lavan y se cortan los tallos
  • En una sartén con un poco de AOVE se saltean los espárragos durante unos 5 minutos con un poco de sal y pimienta y una guindilla
  • Se ponen los filetes de gallo con la parte de la piel hacia arriba y se salpimentan
  • Se reparten los espárragos agrupándolos en la parte más ancha de los filetes
  • Se  enrollan apretando bien fuerte para que los espárragos queden atrapados por la carne del pescado
  • Se salpimentan los rollos y se pulveriza con AOVE
  • Al vapor unos 20 minutos
  • Servir acompañado de un alioli de mostaza
Anuncios

Normalmente cocino  los pescados de manera que su sabor sea lo que predomine en la receta. Pero de vez en cuando, me gusta ponerlos en salsa, porque los resultados son increíbles. Esta receta fue todo un descubrimiento. Lujuriosa…

Tenía unos filetes de gallo en el congelador, y estaba un poco harta de hacerlos al vapor, como fritos, empanados o rebozados, que están de muerte, también están prohibidísimos, me inventé esta receta, que cenamos el otro día y estamos deseando repetir. Estaba increiblemente bueno. La salsa es fuerte, pero sorprendente.

Partimos de los filetes de gallo, los cuales lavaremos bien bajo el chorro de agua fría y los secaremos un poco. Los vamos a aliñar con pimienta negra molida, semillas de calabaza molidas y  sal de chile. Por ambas partes. Ponemos los filetes sobre una bandeja de horno con cierta profundidad.

En un bol preparamos la salsa, que será a base de batir bien hasta casi emulsionar un yogurt de cabra de 450 ml, con una cucharada sopera de pimentón picante, 5 cucharadas soperas de mostaza y un chorreón de AOVE. Si no tienes yogurt de cabra o no te gusta, pues usas yogurt convencional, con 2 o tres sería suficiente. Si no te gusta el picante pues añades pimentón dulce y la sal de chile la sustituyes por sal ahumada o normal. La mostaza puedes usar la que más te guste, pero si es una mostaza fuerte no eches tanta cantidad.

Batimos bien todos los ingredientes, con fuerza, y cubrimos completamente el pescado. Lo llevamos al horno, precalentado arriba y abajo a 180 grados unos 12 minutos, no te pases, es fundamental, y luego lo pones a gratinar unos 2 o 3 minutos, hasta que el yogurt empiece a dorarse y chamuscarse un poco.

 Se sirve inmediatamente. Si la salsa te ha quedado excesivamente líquida, ponla en la sarten a fuego muy fuerte y redúcela un poco, para que quede algo más consistente. Está de muerte. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES (2 personas)

  • Un gallo grande hecho filetes
  • Un yogurt de cabra de 450 ml
  • 5 cucharadas soperas de mostaza
  • 1 cucharada sopera de pimentón picante
  • 2 cucharadas soperas de semillas de calabaza trituradas
  • Un chorreón de AOVE,
  • Sal de chile
  • Pimienta negra molida

MANUFACTURA

  • Se limpian bien los filetes de gallo y se ponen sobre una bandeja de horno
  • Se aliñan por ambas partes con la sal de chile, la pimienta negra y las semillas de calabaza molidas
  • Se bate en un bol el yogur con el pimentón, la mostaza y el aceite, hasta emulsionar
  • Se cubre con la salsa los filetes de pescado
  • 12 minutos a 180 grados
  • 3 minutos gratinando

Filetes de Gallo al Curry

Publicado: 13 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Esta receta se podría haber llamado algo así como Gallo fileteado al estilo indochino sobre sticks de calabacines a la esencia de guindilla. La verdad es que no se me da nada bien poner nombres rimbombantes a los platos. Así que se va a quedar con lo de Filetes de Gallo al Curry, que básicamente todo el mundo puede intuir de que va y si le interesa o no hacerlo en su casa.

Ya por la foto medio se puede intuir que hablo del gallo pez, del que nada, Lepidorhombus boscii, no del que cacarea a todas horas, Gallus gallus.  porque eso de que sólo cantan al salir el sol es una gran falacia. No se por qué le pusieron el mismo nombre a dos cosas que se comen y que son tan distintas…peeeeero…es lo que hay. Vamos al lio.

El gallo es un pez muy agradecido, sobre todo si nuestro amable pescadero nos lo parte en filetes limpitos. Ideal para los que no les gusta el pescado, porque su carne es suave y cuando se sacan los filetes desaparecen las espinas. Así que para empezar esta receta necesitas los filetes de un buen gallo, por lo menos de un kilo, así te saldrán cuatro filetes bien hermosos.

Cogemos un par de calabacines hermosos y se rallan, si no tienes con qué rallarlos cortalos en tiras lo más finas que puedas. Se ponen sobre una fuente de horno y se aliñan con aceite de guindilla, sal gorda y pimienta negra recién molida. Se mezcla todo bien para que se repartan los sabores y se extiende sobre la fuente de horno, ya que hará de cama para los filetes de pescado.

Efectivamente, ahora pones los filetes de pescado sobre las tiras de calabacines, se salpimentan por ambas partes y se añade el curry de pescado. En este caso yo he usado un curry vietnamita especial para pescados, los ingredientes que lleva son totalmente incógnitas, porque venían en vietnamita y se me da un poco mal. Obviamente es un ingrediente no todo el mundo tiene, pero en principio cualquier tipo de curry, el que más te guste, hará el mismo papel.

Una vez que están los filetes aliñados, se pulveriza con AOVE y al horno, esta vez no los vamos a hacer al vapor, sino asados, en horno convencional, con calor arriba y abajo durante unos 15  minutos más o menos, dependerá de lo grande que sean los filetes de pescado. Pero es fundamental con el pescado en general, y especialmente cuando son filetes, no pasarse con el tiempo, porque se secan y destrozan completamente el plato.

Al integrar pescado y verde en el mismo plato no necesita de nada más. Es una cena estupenda. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Filetes de gallo fresco
  • Calabacines
  • Sal gorda, Pimienta, AOVE
  • Aceite de Guindilla
  • Curry de Pescado

MANUFACTURA

  • Los calabacines se lavan bien y se rallan
  • Sobre una fuente de horno se aderezan con sal gorda, aceite de guindilla y pimienta
  • Se pone encima los filetes de pescado, salpimentados y espolvoreados con el curry de pescado
  • Se pulveriza con AOVE y al horno, arriba y abajo unos 15 minutos