Posts etiquetados ‘Horno’

Filetes de Gallo al Curry

Publicado: 13 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Esta receta se podría haber llamado algo así como Gallo fileteado al estilo indochino sobre sticks de calabacines a la esencia de guindilla. La verdad es que no se me da nada bien poner nombres rimbombantes a los platos. Así que se va a quedar con lo de Filetes de Gallo al Curry, que básicamente todo el mundo puede intuir de que va y si le interesa o no hacerlo en su casa.

Ya por la foto medio se puede intuir que hablo del gallo pez, del que nada, Lepidorhombus boscii, no del que cacarea a todas horas, Gallus gallus.  porque eso de que sólo cantan al salir el sol es una gran falacia. No se por qué le pusieron el mismo nombre a dos cosas que se comen y que son tan distintas…peeeeero…es lo que hay. Vamos al lio.

El gallo es un pez muy agradecido, sobre todo si nuestro amable pescadero nos lo parte en filetes limpitos. Ideal para los que no les gusta el pescado, porque su carne es suave y cuando se sacan los filetes desaparecen las espinas. Así que para empezar esta receta necesitas los filetes de un buen gallo, por lo menos de un kilo, así te saldrán cuatro filetes bien hermosos.

Cogemos un par de calabacines hermosos y se rallan, si no tienes con qué rallarlos cortalos en tiras lo más finas que puedas. Se ponen sobre una fuente de horno y se aliñan con aceite de guindilla, sal gorda y pimienta negra recién molida. Se mezcla todo bien para que se repartan los sabores y se extiende sobre la fuente de horno, ya que hará de cama para los filetes de pescado.

Efectivamente, ahora pones los filetes de pescado sobre las tiras de calabacines, se salpimentan por ambas partes y se añade el curry de pescado. En este caso yo he usado un curry vietnamita especial para pescados, los ingredientes que lleva son totalmente incógnitas, porque venían en vietnamita y se me da un poco mal. Obviamente es un ingrediente no todo el mundo tiene, pero en principio cualquier tipo de curry, el que más te guste, hará el mismo papel.

Una vez que están los filetes aliñados, se pulveriza con AOVE y al horno, esta vez no los vamos a hacer al vapor, sino asados, en horno convencional, con calor arriba y abajo durante unos 15  minutos más o menos, dependerá de lo grande que sean los filetes de pescado. Pero es fundamental con el pescado en general, y especialmente cuando son filetes, no pasarse con el tiempo, porque se secan y destrozan completamente el plato.

Al integrar pescado y verde en el mismo plato no necesita de nada más. Es una cena estupenda. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Filetes de gallo fresco
  • Calabacines
  • Sal gorda, Pimienta, AOVE
  • Aceite de Guindilla
  • Curry de Pescado

MANUFACTURA

  • Los calabacines se lavan bien y se rallan
  • Sobre una fuente de horno se aderezan con sal gorda, aceite de guindilla y pimienta
  • Se pone encima los filetes de pescado, salpimentados y espolvoreados con el curry de pescado
  • Se pulveriza con AOVE y al horno, arriba y abajo unos 15 minutos
Anuncios

Empecemos por el principio, las berenjenas. Que estén bien frescas y con ese color espectacular que las caracteriza, ¿Cuántas? Pues tu verás para qué las quieres, y para cuántos, porque depende claro. Hay que trocearlas, o bien en rodajas longitudinales o transversales, como de un dedo de gordas o incluso en bastones, como las patatas fritas de toda la vida. Lo de quitar la piel o no, pues también es opcional, como todo en la cocina.

Se les echa sal y se ponen en un paño limpio de cocina durante un  buen rato, para que vayan soltando agua y pierdan un poco de amargor.

Por otra parte, en un bol se pone pan rallado, queso rallado de sabor potente tipo grana padano o parmigiano regiano o manchego estupendo, y  semillas de sésamo. Las semillas de sésamo es preferible tostarlas antes, para que de mucho más aroma, las puedes tostar en la sarten o en el horno. Si mezclas sésamo  blanco y negro el efecto es mucho más espectacular

Una vez que tenemos la mezcla bien removida, se pinta o pulveriza de aceite las berenjenas, por ambas caras. El aceite es el que hará que el pan rallado y demás ingredientes se queden adheridos a la berenjena.

Se va empanando con cuidado, sacudiendo para que caiga el empanado que sobra y se van colocando las rebanadas o bastones sobre una bandeja de horno. Una vez que se han completado el empanado de todas las rodajas se mete al horno,  yo utilizo una combinación de grill y aire caliente, en la parte media del horno. Otra opción es calor arriba y abajo sobre 200 grados y cuando esté dorado dar la vuelta, para que esté crujiente y doradito  por ambas partes. Si ves que no se dora le metes un punto de grill.

Solas están un poco sosas, así que pueden utilizarse como guarnición de carnes, original y diferente. Pero también se puede utilizar de aperitivo,que es como más me gustan a mí, en cuyo caso es muy conveniente acompañarla de alguna salsa. Con salsa de yogur natural, aceite de oliva, limón y ajo, sal y pimienta hacen una combinación increible, también con una mayonesa, o mejor aún un ali oli.

Se sirven calentitas, porque si no la costra se humedece  con el agua de las berenjenas y deja de estar crujiente. ¡Pruébalo! Es original y requeterico