Posts etiquetados ‘Huevos de Codorniz’

Esta entrada es todo un clásico, creo que es el aperitivo más repetido de todos, y siempre quieren volver a probarlo. Es muy fácil de hacer, se puede dejar medio preparado, así que te permite estar con los invitados en caso de que los tengas, y no estar pendiente de la cocina. Por supuesto la combinación es maravillosa, y no sale muy caro. Así que ¡ponle peguitas!

Empezamos por el crujiente de jamón, que lleva algo más de tiempo, pero se hace sólo. En una bandeja de horno se pone un papel de horno, se colocan encima las lonchas de jamón serrano, que tendrán que ser lo más finas posible. Sobre las lonchas se coloca otro trozo de papel de horno, y por encima algo que tenga mucho peso.

El crujiente de verdad se realiza por debajo de 100 grados, y puede tardar de 3 a 5 horas…como no solemos tener paciencia, ni tiempo, se pueden hacer las versiones acelerada o la ultraacelerada…obviamente cuanto más rápido sea el proceso, menos calidad tendrá el crujiente, pero si el jamón está bueno, te aseguro que estará bien rico de cualquier manera. La versión acelerada consistiría en poner el horno no más de 150 grados, en 40 minutos o algo así estaría listo. La versión ultrarápida es ponerlo directamente en el microondas un par de minutos como mucho. Obviamente hay diferencias, pero bueno, cada uno tiene que adaptarse a sus posibilidades y tiempos.

Los huevos de codorniz se hacen a la plancha o fritos, personalmente me gustan más a la plancha para este canapé, quedan más limpio los sabores ya que no coje nada de aceite y es la grasa del jamón la que prevalece. Se le puede añadir un poco de pimienta, pero sal no es necesario, ya que el jamón aporta la que hace falta.

Tanto el crujiente como los huevos los puedes tener preparados de antemano, no hay ningún problema, mejor todavía si los mantienes calientes en el horno, pero sin pasarse, porque el huevo se resecará, en cualquier caso tibios o fríos (pero no de nevera) están bien buenos.

Pero montar el canapé se realiza en el último momento, porque aunque éste en concreto no tiene casi humedad al llevar el crujiente debajo, el pan tiende a ponerse manido. Así que para que esté crujiente y en su punto se monta justo antes de servirlo. Se coloca sobre una ministosta de pan tostado, queda mejor si son muy finitas y crujientes. Sobre el pan se ponen unas láminas del crujiente de jamón y el huevo encima. Ya verás como gusta a todo el mundo.

INGREDIENTES

  • Huevos de codorniz
  • Jamón Serrano
  • Tostas de pan fino
  • AOVE
  • Pimienta

MANUFACTURA

  • Los huevos de codorniz se hacen a la plancha o fritos
  • El jamón se hace en crujiente
  • Se monta sobre la tosta de pan unas láminas de crujiente de jamón y un huevo de codorniz
  • Servir inmediatamente
Anuncios