Posts etiquetados ‘La Máquina’

Mariscal Rock Presenta a

Fuego Cruzado, La Máquina y Bajo Licencia

Sala Arena. Madrid 9 de Diciembre de 2011

La sala Arena, pasó a llamarse sala Heineken y ahora es Marco Aldany, así que para mí y mis futuras referencias se va a quedar como sala Arena y nos dejamos de espónsores variables según los mercados y las modas.

Concierto rock con tres vertientes distintas, cada uno con sus cadaunadas. Pero el rock siempre de forma y de fondo. No podía ser de otra forma.

Abrieron el cartel  Fuego cruzado, Heavy Metal con bastante influencia ochentera. Despues de dos años en dique seco vuelven a la carga de nuevo, con ganas, mucha fuerza y cantante de estreno. Empezaron con una intro guapísima y a continuación una versión de Breaking the law, de los venerables y venerados Judas. Menudo estreno para el nuevo fichaje, Alfredo, ex Miss, grupo tributo a Queen…eso ya dice bastante. Muy bien,  muy correcto y muy buenos agudos, Haldford no lo vería nada mal. Sin tregua ninguna pasaron a Fuego y siguieron a continuación con Hoy no voy a ganar. El sonido por ahora era bastante perro, el ambiente un poco frío por sentimiento y por termostato, eran las 8 y poco de la tarde y en la sala apenas había público, y como sucede en estos casos, andaba muy desperdigado. Pero los chicos de Fuego Cruzado lo estaban dando todo. El sonido poco a poco fue mejorando, y confome avanzaron los temas también fue mejorando el ambiente. La gente finalmente se metió de lleno, el grupo empezó a relajarse que dos años sin tocar pesan mucho,  y empezaron a disfrutarlo y a generar un ambiente guapísimo.

Para mí, Tu recuerdo es la más flojita del set list, lo mismo algo ganaba cambiando la línea vocal, suena un tanto raro y no acaba de entrarme.

El amigo Lomas guitarrea como los ángeles, del infierno se sobreentiende, y el bajista Juli castiga las 5 que no 4 cuerdas sin piedad ninguna. Suenan muy compactos y los solos de guitarra muy limpios. Con No soy nada sin tí los riffs se vuelven aún más potentes y metalicos.

Nos deleitan con una versión de Crazy Train del gran Ozzy, la voz mantiene el tipo, aunque un poco irregular, sólo necesita unos cuantos conciertos más de rodaje y este compañero será todo un espectáculo. Con Chernobyl parece que nos tranquilizamos pero es mentira, porque de nuevo un metálico riff, una seccion ritmica muy buena  llegando a las tripas y unas luces verdes muy radiactivas te meten de lleno en el tema. Tiene un punteo original y muy acorde con la tematica. Un final con las líneas melódicas de las dos guitarras  paralelas y un fin de fiesta de desparrame. Me gusta mucho este tema. Para finalizar Black wind, fire & steel, de los Manowar.

Una hora escasa donde se fueron ganando al público y ellos relajándose y disfrutando cada vez más. El público pide otra, ¡Fuego a tope! y el público manda, así que broche final con Las puertas del cielo de Saratoga. Alfredo la canta fenomenal, muy bien, muy bien.

A continuación salen a la palestra La Máquina, con una intro bastante larga y curiosa, con motores por ahí danzando, como no podía ser menos. Rock’n roll sureño y motero, no es mi estilo. Además con un punto machista que no me moló nada de nada, quizás por eso no presté demasiada atención. Hicieron una versión de Tino Casal, que para mí fue desmerecer el tema. Otra versión de Loquillo, que no estuvo nada mal.

Eso sí, el sonido ahora es estupendo, no sólo porque los técnicos se han debido poner las pilas, sino porque ellos suenan muy bien, muy compactos. La sala también está bastante llena a estas alturas. Buenos cambios de ritmo, buenos riff y buenos punteos. Definitivamente rock’n roll. Me sonaban un poquito así, como al fondo, a La Frontera, pero con más distorsión.

Cuando tocaron la increible versión que hicieron del Last Caress de los Misfits, increible de veras, y la versión también bastante  buena de Aces of Spades de los infinitos Motörhead, se ganaron todo mi respeto. No es mi estilo, pero lo cortés no quita lo caliente…

Los últimos en salir Bajo Licencia, rock calimocho sin complicaciones, para pasar un buen rato. Sorpresa al principio, porque llevan trompeta, que por cierto me encantó tanto cuando tocaba como cuando hacía los coros, y porque el cantante tenía un gran parecido con el gran Evaristo, uno de mis ídolos de años años ha. Me engancharon por completo desde el principio. Bailongos, divertidos, y ostias con el bajista, que bueeeeeeeno, muy bueno.

La polla y Barricada de vez en cuando afloraban, los coros muy punkies muy salvajes, riffs sencillos pero con los toques de trompeta muy bien engrasados. Muy divertido, muy bien. Un temazo titulado Ojos tristes, con un invitado que le dió un toque flamenco y moruno al asunto. Me gustó un montón. Un grupo sin complejos, sanos y directos.

Yo iba a ver a Fuego Cruzado, a los que ya he visto unas cuantas veces, he perdido la cuenta. No conocía a ninguno de los otros dos componentes del cartel, pero la noche estuvo interesante. Siempre da gusto escuchar buen rock’n roll en directo.

Además, la manera de salvar la música no es pagando a la SGAE un dinero que luego los músicos no ven ni de lejos, es acudiendo a conciertos, no sólo de las estrellas consagradas, sino de los grupos que se buscan la vida por las escasas e ingratas salas de Madrid, o de la ciudad en la que estés. Así que va por ellos.

Salud y Rock’n Roll

PD: Gracias muchas a María por las fotos.

Anuncios