Posts etiquetados ‘Lasaña’

Ya se empieza a convertir en un clásico. Me encantan las lasañas, y sobre todo de espinacas, cambiando las láminas de pasta de trigo por láminas de papel de arroz pasa de ser un plato contundente a ser un plato muy muy ligero, original y muy bueno. Así que ¿por qué no probarlo?

Para esta lasaña usaremos ingredientes muy básicos y casi inmediatos. Un huevo por persona que pondremos a cocer hasta que queden duros. Un bloque de espinacas de unos 100 gramos por persona, una lata de atún al natural de las pequeñas por personal

Abriendo la lata el asunto del atún está solucionado, pero las espinacas las saltearemos con unos ajos y un yogurt o queso crema para darle un poquito de vidilla.

Para montar la lasaña se van alternando las hojas de papel de arroz con los diferentes ingredientes. Las hojas hay que hidratarlas previamente en agua tibia, hasta que sean manejables, y si las cocinas que sea durante muy muy poco tiempo, ya que se vuelven a endurecer. Vamos, que es un plato que se toma frío o tibio. Ideal para las cenas de verano, incluso para comidas ligeras.

Adornarla un poco espolvoreamos alguna semilla negra para que contraste con el blanco de la última capa de papel de arroz, sésamo negro, amapola, chía…incluso mostaza negra. Quedará estupendamente. ¡Buen provech0!

INGREDIENTES (por persona)

  • 100 gramos de espinacas
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de atún
  • Sal, pimienta, AOVE
  • 4 hojas de papel de arroz

MANUFACTURA

Anuncios

Musalaña

Publicado: 4 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , , , ,

Plato híbrido y ecléctico, de ahí el nombre. Se trata de una combinación entre Musaka y Lasaña, lo mejor del Mediterráneo, adecuado a una ingesta calórica minimizada y a los restos disponibles en la nevera.

Básicamente es el fundamento de mi cocina, miro recetas de cosas varias y luego hago lo que me da la gana, con algo de intuición y experiencia y los productos disponibles. Con este input, la alquimia culinaria tiene éxitos asegurados. Claro que depende de los riesgos que asumas. Pero en este plato, el riesgo es cero patatero, así que el éxito está garantizado.

Una lasaña es una bomba de hidratos y grasa…por eso está taaaaan buena. Una musaka bien hecha requiere patatas, pimientos, tomates, carne y bechamel…por supuesto berenjenas. Bien, hibridemos pues usando lo que hay en la nevera.

Y partimos de las berenjenas. Como para otros platos como el de Tarta de Berenjenas, Aceitunas y Feta,en lugar de freir las berenjenas, las asé en el horno, con sal, pimienta y aceite de oliva pulverizado, cortadas en rodajas medianas.

Mientras se asan las berenjenas, vas haciendo una salsa tipo boloñesa, es decir, imprescindible carne picada y tomate frito. La carne picada si es solo ternera tendrá menos grasa, pero si la mezclas con carne de cerdo picada estará mas jugosa. Una cebolla y un par ajos bien picaditos y cuando estén rendidos se les añade otras verduras, si tienes y quieres, les puedes añadir pimientos de cualquier color, zanahorias, setas, lo que te guste. Cuando todo esté rehogado se le añade  la carne, sal pimienta y se va dando vueltas hasta que a la carne se le quite el color de crudo. A cotinuación se incorpora el tomate frito. Si no tienes, pues tomate natural triturado y dejas en cocción hasta que esté frtio. Se le pueden añadir igualmente algunas finas hierbas: orégano, albahaca, tomillo, imaginación al poder!!!

Esto sería el procedimiento habitual, pero yo me he encontrado con carne picada ya cocinada de otro plato que andaba por ahí en el congelador y la verdad es que ni tengo muy claro como se preparó. También tenía ya tomate frito y las berenjenas asadas de ayer. Así que sin encender el fuego mezclé todos los ingredientes en un bol, y le añadí unas setas en trocitos, en crudo, ya con el calor del horno tienen más que suficiente.

Pero para preparar la bechamel sí que tuve que encenderlo. Una bechamel ligerita, una cucharada de aceite o de mantequilla, y una de harina. Se tuesta la harina y cuando esté dorada se va añadiendo leche desnatada poco a poco, dándole vueltas para que la harina se vaya deshaciendo y no haga grumos. Se añade al principio sal y pimienta y a mi me encanta rallar unos trocitos de nuez moscada, o en polvo si no tienes, aunque siempre rallarla en el momento da mucho más aroma. Si tienes caldo puedes ir combinándolo con la leche. Ten en cuenta que cuando se empieza a echar leche o caldo ya no se puede añadir más harina porque no quedaría nada bien. Así que calcula la cantidad de harina según la cantidad que quieras hacer. Como de lo que se trata es de que sea ligera, yo pongo una cucharada sopera de harina, y luego la haré no demasiado espesa. Si no consigues que desaparezcan los grumos, pues se pasa por la batidora y quedará finísima. Es cuestión de paciencia o de herramientas adecuadas.

La Musalaña se monta por capas…o no, porque si mezclas todos los ingredientes sale más sabroso, ya que se homogeinizan las texturas de los diferentes bocados. Por capas quedaría más presentable, todo mezclado más rico, así que tu eliges, porque rico va a estar igualmente. Yo los voy a mezclar todos.

La mezcla del bol se pone en una fuente de horno, se añade la bechamel por encima y al horno a gratinar, hasta que se quede doradito. Si le quieres añadir queso rallado a la bechamel o trocitos de mantequilla para que quede aún más bonito el gratinado, subirás las calorias del plato, y no ligeramente, así que tu mism@.

Se sirve caliente, la bechamel cuando se enfría pierde bastante, así que mejor tomarla recién hecha. Para acompañarla, una ensalada verde lo mejor del mundo…Ñam Ñam!!!

INGREDIENTES

  • Berenjenas
  • Salsa boloñesa
    • carne picada ternera/cerdo
    • ajos, cebolla,
    • tomate frito
    • lo que quieras de verduras: pimientos, setas, zanahorias…
    • finas hierbas: orégano, tomillo, albahaca…
  • Salsa bechamel
    • una cucharada sopera de  harina,
    • leche/caldo, hasta obtener la consistencia que queramos
    • nuez moscada
  • Sal, Pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se asan las berenjenas en el horno salpimentadas y pulverizadas de aceite
  • Se prepara la salsa boloñesa
  • Se prepara la salsa bechamel
  • Se añade por capas o mezclado, sobre una fuente de horno, las berenjenas y la salsa boloñesa
  • Se cubre con la salsa bechamel
  • Al horno a gratinar