Posts etiquetados ‘Papel de Arroz’

Ya se empieza a convertir en un clásico. Me encantan las lasañas, y sobre todo de espinacas, cambiando las láminas de pasta de trigo por láminas de papel de arroz pasa de ser un plato contundente a ser un plato muy muy ligero, original y muy bueno. Así que ¿por qué no probarlo?

Para esta lasaña usaremos ingredientes muy básicos y casi inmediatos. Un huevo por persona que pondremos a cocer hasta que queden duros. Un bloque de espinacas de unos 100 gramos por persona, una lata de atún al natural de las pequeñas por personal

Abriendo la lata el asunto del atún está solucionado, pero las espinacas las saltearemos con unos ajos y un yogurt o queso crema para darle un poquito de vidilla.

Para montar la lasaña se van alternando las hojas de papel de arroz con los diferentes ingredientes. Las hojas hay que hidratarlas previamente en agua tibia, hasta que sean manejables, y si las cocinas que sea durante muy muy poco tiempo, ya que se vuelven a endurecer. Vamos, que es un plato que se toma frío o tibio. Ideal para las cenas de verano, incluso para comidas ligeras.

Adornarla un poco espolvoreamos alguna semilla negra para que contraste con el blanco de la última capa de papel de arroz, sésamo negro, amapola, chía…incluso mostaza negra. Quedará estupendamente. ¡Buen provech0!

INGREDIENTES (por persona)

  • 100 gramos de espinacas
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de queso crema
  • 2 dientes de ajo
  • 1 lata de atún
  • Sal, pimienta, AOVE
  • 4 hojas de papel de arroz

MANUFACTURA

Anuncios

Me gusta cuando me sorprendo, y con esto me llevé toda una sorpresa. Impresionante como pocas 🙂

Experimento de los que sales no triunfante, lo siguiente, vamos, que para los próximos invitados cae casi seguro. Anoche pasó de ser una triste cena hipocalórica a un espectáculo de pirotecnia gastronómica…claro que si no me animo yo…

Espinacas, frescas o congeladas, a tu elección, medio kilo para dos timbales. En cualquiera de los dos casos se preparan salteadas con 4 dientes de ajo y 200 gramos de ternera de buena calidad picada. Las espinacas, si son congeladas, obviamente hay que descongelarlas primero…

El orden del salteo es el siguiente, como siempre sartén con AOVE, cuando esté caliente se añaden los dientes de ajo peladitos, a mi me gusta a rebanadas, pero los picas como más te guste. Fuego medio y cuando empiecen a coger color se añade la carne picada, se sube un pelín el fuego y se añade sal y pimienta negra, unos trocitos de macis finamente picados  y pimienta rosa machacada con el culo del cuchillo, martillito o similar. Se rehoga hasta que la carne pierda el color de crudo, y a continuación se incorporan las espinacas y se sube el fuego muy fuerte, para que el agua que vayan soltando se vaya evaporando rápidamente.  Añadimos un yogurt natural y dos cucharas hermosas de mostaza fuerte. Seguimos cocinando hasta que toda el agua se evapore, no queremos nada nada de caldito, así que sin parar de remover para que no se pegue.

Ahora vamos a montar los timbales, los haremos con hojas de papel de arroz, unas 4 por timbal. Las hojas de papel de arroz las puedes encontrar en tiendas de productos asiáticos, las buenas de verdad son vietnamitas, y son las que suelen usar ellos para los rollitos fríos. Se pueden tomar en platos fríos o calientes y dan muchísimo juego. Usé dos moldes para ir montando el timbal, uno cuadrado y otro redondo. Creo que quedan mejor los redondos.

Las hojas de papel de arroz hay que pasarlas unos segundos por agua tibia para que se pongan flexible. Cogemos un molde y lo colocamos sobre el plato de presentación. Incorporamos una hoja de papel de arroz y luego lo cubrimos con el relleno de carne y espinacas. Repetimos la operación hasta que el timbal tenga 3 o 4 capas. La última que sea de papel de arroz.

Lo metemos en el horno para darle un calentón, con el gratinador unos minutos, lo suficiente para que coja calor y la hoja superior un poco de color, pero como todos los ingredientes están ya cocinados, no es necesario tenerlo demasiado tiempo.

Para servirlo lo espolvoreamos con unas semillas de chía por ejemplo, o sésamo, lino, amapola, mostaza, lo que más rabia te de, porque en este caso todo le va fenomenal.

Servir tibio….delicioso, exquisito, delicado…¡Buen provecho!


INGREDIENTES (2 timbales)

  • medio kilo de espinacas
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gramos de ternera picada
  • una cucharadita de Macis
  • Pimienta Rosa, 4 o 5 granos
  • Pimienta Negra molida
  • Semillas de Chía
  • 1 Yogurt natural
  • 2 cucharadas de Mostaza especiada
  • Papel de arroz
  • Sal y AOVE

MANUFACTURA

  • En una sartén con AOVE caliente se añaden los ajos picados y se saltean a fuego lento
  • Cuando empiecen a coger color le añadimos la carne picada y subimos un poco el fuego. La salteamos hasta que pierdan el color de crudo
  • Le añadimos unos granos de pimienta rosa que previamente habremos machado, pimienta negra molida y unos trocitos de macis rayado.
  • A continuación añadimos las espinacas y subimos fuerte el fuego, para que el agua consuma rápidamente.
  • Se incluye un yogurt natural y dos cucharadas de mostaza fuerte.
  • Se remueve todo para que no se pegue y se consuma todo el líquido.
  • Se monta el timbal alternando hojas de papel de arroz que previamente habremos hidratado en agua tibia con las espinacas. La última capa de papel de arroz
  • Se mete en el horno a gratinar unos 5 minutos.
  • Se sirve espolvoreado de alguna semilla

Experimento de Domingo, improvisando sobre la marcha…la idea de partida eran unas bolas crujientes de berenjena que algún día haré….y acabó en una especie de lasaña innovadora…Buena que no te lo crees…desde luego yo no me lo creía…¡compruébalo!

Las berenjenas son una de mis hortalizas favoritas, se pueden hacer de infinitas maneras, así que casi siempre las tengo en la nevera, y cuando son de la huerta mucho mejor. Para esta receta las berenjenas tienen que estar asadas, al vapor o a la plancha. Yo las hice al vapor. Se limpian bien y se parten en rodajas de un centímetro o poco más. Se ponen sobre una bandeja de horno, se salpimenta y se pulveriza con aceite de oliva. Al vapor unos 25/30 minutos. En un horno convencional sería de medía hora a 40 minutos a 180 grados más o menos. En la plancha hasta que se dore por ambas partes. Si se les echa sal y se deja reposar un rato antes de procesarlas, perderá un puntito del amargor característico de las berenjenas. Personalmente me gusta, así que no suelo hacerlo. Es importante que la berenjena esté tierna.

Mientras tanto se  pica un puñadito de frutos secos variados, lo que tengas a mano, piñones, almendras, avellanas, nueces, anacardos, pistachos…lo que prefieras. Los frutos secos le aportarán un puntito crujiente. Se baten  con un huevo.

Se le añade media tarrina de queso crema y se vuelve a mezclar todo bien. También se añade una buena cucharada de mostaza, de sabor fuerte, tipo Dijon. Se mezcla todo bien para que quede homogéneo.

Cuando estén listas las berenjenas, se parten en trozos pequeños y se mezcla con los ingredientes anteriores. Se machaca y remueve hasta que quede una masa suave y se mete en la nevera un par de horas para que coja consistencia.

Las hojas de papel de arroz son rígidas, y para usarlas hay que hidratarlas previamente. O bien montarlas en una receta que contenga agua y que se hidrate a base de los alimentos que la rodean. En este caso vamos pasando las hojas de papel de arroz por agua tibia, para que se pongan tiernas. Y ahora hay que montar la milhoja, resulta mucho más fácil si tienes un molde que te sirva de contención. Coloca el molde sobre el plato donde lo vayas a servir, que sea resistente al horno y coloca en el fondo una primera hoja de papel de arroz ya hidratada, a continuación una capa de la mezcla. Se van alternando ambas capas hasta alcanzar la altura deseada. En la última capa se espolvorea con semillas de sésamo negra y se mete al horno, calor arriba y abajo durante unos 15 minutos o algo menos. Entre el huevo que se cuaja y las hojas de papel de arroz, le darán una consistencia interesante. Se saca del horno, se espera unos minutos a que el molde se enfríe y se desmolda con cuidado de no derrumbar la obra maestra que acabas de hacer. Se sirve caliente o tibio.

El resultado es espectacular, la cremosidad del queso con el crujiente de los frutos secos y el sabor de la berenjena con la mostaza, todo mezclado en una combinación de altura. Hasta parece que sabemos cocinar… ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Berenjenas
  • 1 huevo
  • Media tarrina de queso crema
  • Un puñado de frutos secos variados
  • Una cucharada de mostaza fuerte
  • Semillas de sésamo negro
  • Hojas de papel de arroz
  • Sal, pimienta negra y AOVE

MANUFACTURA

  • Las berenjenas se cortan en rodajas de grosor mediano, se salpimentan, y se dejan reposar un ratito. Luego se pulveriza con AOVE y se meten en el horno vapor 25/30 minutos.
  • Un vez horneadas, se cortan en trocitos pequeños y se mezclan con el huevo batido, el queso crema, la mostaza y los frutos secos.
  • Se añade sal y pimienta. Remover y aplastar hasta conseguir una masa suave
  • Se humecen las hojas de papel de arroz para que se pongan tiernas
  • Se va montando la milhoja alternando una hoja de arroz y una capa de la masa de berenjenas
  • Así hasta que tenga la altura deseada
  • La capa superior se espolvorea son semillas de sésamo negra
  • Al horno,unos 12 minutos