Posts etiquetados ‘Piñones’

Sorpresas de Morcilla

Publicado: 6 noviembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , , , ,

Esta receta proviene de mi inspiración más profunda, y la he repetido un millón de veces, porque es un gran éxito en las cenas de amigos. Como su propio nombre indica te va a sorprender, si te gusta la morcilla gratamente. En especial, esta receta es la predilecta de una muy buena amiga mía, así que siempre que la invito a comer/cenar procuro hacérsela. Esta ocasión no fue diferente.

Como siempre, en todas las recetas hay un fundamento que garantiza el éxito, en este caso por supuesto es una buena morcilla. Pero esto de una buena morcilla es algo realmente complejo que puede generar horas de larga e infructuosa discusión que puede acabar en homicidos voluntarios e involuntarios. La única refencia que creo importante, es que si la morcilla en cuestión se puede comer cruda, mejor que no la uses, es preferible morcillas de las que hay que cocinar para comer, bien sea asadas, fritas, vuelta y vuelta…En este caso usé una morcilla de arroz de un pueblo de Burgos, regalo de una compi estupenda. Un besote desde aquí, realmente es impresionante.

Se coge la morcilla y se mete al horno unos 10 minutos, puede que algo más,  se pincha la piel para que la grasilla pueda rezumar. Una vez asada, se saca, se le quita la piel y se pone en el vaso de la batidora.

La hierbabuena debe estar bien fresca, porque su sabor y frescor neutraliza la pesadez de la morcilla. Se arrancan unas cuantas hojas limpias, al gusto, y se añaden al vaso de la batidora donde estaba la morcilla esperando.

A continuación, también añadimos un yogurt natural que le dará a la mezcla cremosidad y suavidad. Cuando todo esté procesado se pasa a un bol, y se añade un puñadito de piñones. Se mete en la nevera para que se ponga duro, si tiene buena textura y no te quemas adelante.

Ahora se cogen hojas de pasta brick, la de los rollitos de primavera, y como no vamos a hacer rollitos las partes por la mitad. Te quedan dos rectángulos. Pones cada rectángulo delante tuya, en vertical, es decir, las partes estrechas mirando hacia tí. En la esquina inferior izquierda pones una cucharadita de la masa y doblas hacia la derecha, como en la foto. Sigues doblando hasta el final, y así hasta que se te acabe la masa.

Luego pintas con huevo y al horno, a gratinar hasta que se dore, yo suelo hacerlo por los dos lados. También pueden hacerse en forma de saquitos, y queda más original aún. Se corta un cuadrado de masa, se coloca una cucharada de relleno en el centro y se cogen los extremos del cuadrado y se retuercen para sellar el interior.

Se sirve caliente inmediatamente y es un aperitivo muy original, diferente y sabroso. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Morcilla
  • Hierba buena
  • yogurt natural
  • piñones
  • unas hojas de pasta brick
  • huevo

MANUFACTURA

  • Se hornea la morcilla unos minutos, pinchándola para que suelte grasa
  • Se bate junto con el yogurt y la hierbabuena
  • Se añaden piñones enteros
  • Se enfría la masa
  • Se rellenan las hojas de pasta brick y se pinta con huevo
  • Al horno a gratinar hasta que se doren
Anuncios

El brócoli es lo que se denomina un superalimento. O dicho con más glamour y paletismo…superfood…debido a su elevado número de propiedades beneficiosas, tanto nutritivas como antioxidantes. Esta es una forma de prepararlo deliciosa y que respeta casi todas sus propiedades. Te sorprenderás si no la conoces.

Si te hablo de indol-3-carbinol puede que te suene a chino mandarín, y del sulforano ni te cuento, pero además añado que ambos dos tienen increíbles propiedades antioxidantes y anticancerígenas…seguro que empiezan a caerte bien. El brócoli también es recomendable para la fibromialgia y otras enfermedades perras y malas, así que si no lo utilizas con regularidad, deberías empezar a planteártelo seriamente. Tiene alto contenido en vitaminas A, D, C y ácido fólico, estos dos últimos pueden degradarse según como lo cocinemos, así que cuidadin.

El secreto de esta receta está en el wok, que dejará el brócoli casi crudo, muy crujiente, con una textura deliciosa, por ello, es fundamental que el brócoli esté muy fresco, porque de lo contrario, quedará lacio y perderá parte del encanto.

Primero cogemos el  brócoli , y lo lavamos muy bien, y luego lo desmenuzamos en arbolitos pequeños.

Se pelan unos cuantos ajos y se parten en láminas lo más fina posible.

Se prepara en un bol pequeño una salsa con una buena cucharada de miel, un chorreón de salsa de soja, zumo de medio limón y pimienta negra molida.

Se ponen todos los ingredientes ya preparados y a mano, porque al tratarse de un wok, ya sabemos que hay que cocinar rápido.

Se caliente el wok hasta que eche humo, con AOVE bien extendido por toda la superficie del wok, como pintándolo.

Cuando esté listo añadimos en primer lugar los ajos, y a los 15 o 20 segundos los piñones, un puñadito al gusto. Todo el rato sin parar de remover, ya sabeis.  A los 20 segundos las semillas de lino y mover, mover hasta que coja color y olor estupendo. Se añade el brócoli, se le dan unas cuantas vueltas, unos 30 segundos, no mucho más. Se añade la salsa de miel, limón y soja, y otro minuto como máximo para que el brócoli se impregne bien. Es importante no tenerlo demasiado tiempo en el wok para darle la textura adecuada. No lleva sal, con la soja es más que suficiente y eso que nos ahorramos.

Se sirve inmediatamente, recalentado pierde bastante, no en el sabor, pero sí en la textura. Como primer plato o cena ligera es estupendo. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Brócoli
  • Ajos
  • Piñones
  • Semillas de Lino
  • Miel
  • Salsa de soja
  • Limón
  • Pimienta
  • AOVE

MANUFACTURA

  • Se parte el brócoli en arbolitos pequeños
  • Se pelan unos ajos y se laminan
  • En un bol pequeño se hace la salsa con miel, limón y salsa de soja, se le añade un poco de pimienta negra
  • Se pone un wok pintado con AOVE a calentar y cuando esté muy caliente se echan los ajos, sin parar de mover y cuando cojan color se añaden las semillas de lino y un par de vueltas mas
  • A continuación el brócoli y seguir moviendo durante unos 30 segundos
  • Añadir la salsa y seguir moviendo un minuto mas como máximo
  • Servir inmediatamente