Posts etiquetados ‘Stoner’

Radar men from the Moon + Phonocaptors

Wurlitzer Ballroom. Madrid 5 de Agosto de 2013

No se puede negar que los nombres de las dos bandas son, cuanto menos,  originales. Algo clave para que en este mundo de sobredosis informativa seas fácilmente encontrable por el Gran Hermano. Todo un reto para los nuevos grupos que van surgiendo.

Radar men from the Moon, cuyo nombre te sonará si eres un friki sin remedio, tocaron en el Roadburn 2013, pero como muchos otros grupos del cartel, no pudimos verles. Hasta ahora ni Disorder ni yo controlamos el tema de la bilocación, todo se andará… Con lo jartibles que somos, no perdimos la oportunidad de verlos, y ternascopower también se apuntó. En sala pequeña, que siempre tiene un algo especial. Sala más precisamente definida como antro, la Wurlitzer Ballroom, que no suena nada mal y que tiene una programación más que aceptable.

Pensando que de telonerPhonocaptors_Wurlitzer Ballroom_05_08_2013os tocaban MotherSloth, allá que nos presentamos puntuales para encontrarnos con una banda que no eran los MotherSloth. Esperando un stoner doom nos encontramos una psicodelia progresiva un tanto repetitiva. Siento decir que los madrileños Phonocaptors no me convencieron mucho. No suenan nada mal, pero repiten recursos y el estilo de música no es para más de un ratico. Ese punto CiFi y surfero me supera la parte garajera y progresiva del asunto. Mi opinión, por supuesto. Y la de mis acompañantes. No podía evitar pensar en que serían estupendos para componer una banda sonora del híbrido que resultaría entre Austin Powers y Los Monster. Pues para un rato y un bailoteo ok, porque realmente no lo hacen nada mal. Pero esperando algo más oscuro e intenso la decepción quizás se acentuó. Estoy bastante convencida de que si te van las bandas sonoras su Mutant Safari te puede resultar francamente estimulante. Yo soy más brutica.

Radar man from the moon_Wurlitzer Ballroom_05_08_2013 Menos mal que los Radar me subieron muy alto. ¡Qué buenos son estos muchachos!. Son un trío de rock instrumental, psicodélico y espacial. Y stoner. El batería además de percutir lanza los efectos sónicos, un monstruo. Pero es que el bajista y el guitarra no se quedan atrás. Muy buenos.

 “They write, create and perform experimental sounds that will take you on a trip far away into the unknown boundries of space and time.” Pues eso. El nombre de su primer EP también dice bastante: Intergalactic dada & Space trombones. Pues no diría yo que no conocen a los Viaje a 800 y su Estampida de Trombones (2007) sea uno de sus discos de cabecera. Desde aquí besotes a todos los viaje :), peasho de banda ande las haya…las hubo :(… y no es que sean hamijitos…bueno también 😉

Radar man from the moon_Wurlitzer Ballroom_05_08_2013_1El primer y único album de Radar men from the Moon lo editaron en 2012 y se llama Echo forever, yo que tú le echaba una escuchita porque puede que te sorprendas con algo estupendo. Algo que en realidad no es nuevo, pero sí es nueva la forma en la que ellos lo hacen. Y desde luego el directo es muuuuuucho mejor. Mucho mejor.

Hubo momentos de auténtica locura y éxtasis, de esos que te transportan infinito y más allá. Quizás los dos últimos temas, antes del bis, fueron un poco más flojos, pero en general el concierto tuvo un ritmo muy muy bueno. Gran parte del público había ido a ver a los Phonocaptors, pero los Radar men from the Moon se los fueron metiendo en el bolsillo hasta que al final fueron muy aplaudidos y vitoreados. Buen concierto. Bueno bueno.

Baby Woodrose + Kadavar

Sala El Sol, Madrid. 2 de Mayo de 2013

Kadavar son de Berlín, ¿es que ya no te acuerdas?  Seguro que estaban por Kreuzberg una madrugada de un invierno hostil, como todos los inviernos berlineses, y decidieron juntarse a tocar algo por pasar el rato. El espíritu de Black Sabbath andaba por allí, sin duda. Y si no echa un vistazo a las portadas de sus dos discos. No tienen desperdicio.

Abra KadavarKadavar

Conocí a Kadavar hace unos meses cuando empecé a golismear el cartel del Roadburn, del que básicamente desconocía un 70%. Con eso de que ya que vas te lo curras, empiezas a averiguar quién toca qué, cómo y cuándo. Y los Kadavar hacen algo que venía yo reclamando hace tiempo. Con lo interesante, potente y la de posibilidades que tiene el rock progresivo, ¿cómo no triunfan más grupos que lo hacen? Porque haberlos haylos. Siempre los ha habido. Bueno y tú me entiendes con triunfar lo que quiero decir…Este trío de neo hippies ( ¿o se dice post?) tienen pinceladas desde los King Crimson hasta los Sodom. Y un arte que no se pué aguantá….que sí que son alemanes, cosas que pasan.

KadavarEn el Roadburn no los pudimos ver enteros, por esto de corre corre que te pillo, algo más de la mitad del concierto, pero sinceramente, no me entusiasmaron como esperaba despues de haber escuchado unas cuantas veces su primer disco homónimo. Me parecía una auténtica pasada. Como una ya es perra vieja, con todo lo mal que suena, tuve clarísimo que era el contexto. Estás en un festival con 4 conciertos simultáneos durante 12 horas y 3 días…el síndrome de Stendhal no es ninguna tontería, y a menos que los artistas te levanten ampollas, pasas por delante de conciertazos como quien come pipas. Con sal.

También cuenta que un par de semanas despues tocaban por estos lares, con lo que ya vas más relajá…a poco que me guste los vuelvo a ver en Madrid. A mi amiga del alma y compañera de Roadburn no le hicieron mucho tilín, a mí me decepcionaron un poco, pero tenía claro que iba a volver a verlos, porque estaba segura de que tenían un directo mucho más impresionante del que estaba viendo.

Y ya te digo. Menudo conciertazo que se marcaron en la sala El Sol. Menudo conciertazo. Iban de teloneros, qué cosas, si miro hacia atrás he ido a muchos más conciertos a ver a los teloneros que a ver a los cabezas de cartel. Llegamos justitas justitas y la sala no estaba abarrotada, pero sí un gran aforo. Y empezaron.

La peña estaba volcadísima, no tengo muy claro si gran parte había ido a verlos a ellos o se los encontraron por el camino, pero la respuesta del público fue excepcional, y los Kadavar la aceptaron encantados y lo vibraron. Y se produjo la magia, esa magia que siempre busco como una yonkee del sonido, mi dosis de directo para seguir sobreviviendo.

Baby WoodroseSupongo que gran parte de los asistentes estaban allí para ver a los Baby Woodrose, lisérgicos daneses que llevan algo más de una década destilando psicodelia y stoner todo a una. Nunca les presté mucha atención la verdad, algún disco que otro había escuchado pero sin más trascendencia. Tienen un directo muy bueno, y algunos temas son realmente buenísimos. Pero me dió la impresión de que la peña lo flipó más con Kadavar.

Los berlinitas, recién salidos de su máquina del tiempo, tocaron a una. El señor de la guitarra de cuatro cuerdas es un animal, pero es que el baterista es una bestia parda. El cantante y guitarra no se queda atrás ni mucho menos, y alternan virguerías psicodélicas, ritmos super rockeros y caña de la buena a dosis justas y equilibradas. Tocaron bastante del segundo disco, recién salido del horno Abra Kadavar, pero no se olvidaron del primero.
Es lo que tiene ir a ver a un grupo con dos discos, que más o menos vas a conocer todas las canciones. Y no cómo me pasa últimamente, que voy a conciertos de revival, de grupos que me ponían muy bruta cuando era chiquitita, que han seguido sacando discos a cascoporro, pero que yo me quedé en los primeros….El tema Black Sun para mí fue especialmente brillante.

kadavar 1 kadavar 2

Nos lo pasamos estupendamente, cosa que al día siguiente vivo en inconsistencia, por un lado sonrisote del gustico y por otro un dolor de cuello nada agradable. Es lo que tiene el headbangueo y el cuarentañismo. Si bien tengo que decir que a diferencia del último concierto que estuve, de metal extremo, en este no era ni mucho menos de las viejunas, más bien al contrario…lo que no tengo claro es si eso es bueno o malo. En cualquier caso, conciertazo. Y para muestra un par de bocaditos.

Todo el material gráfico es de  @DisorderStrange. Junto con ternasco power, aparte de disfrutar de un conciertazo…Nos pasamos unas risas 😉