Posts etiquetados ‘Tomate’

El bacalao es uno de mis pescados favoritos. Me gusta de cualquier forma. Esta no podía ser menos :).  El bacalo es garantía de placer culinario.

Unos buenos lomos de bacalo  son muy versátiles, y esta forma de cocinarlos es muy agradecida. Se puede guardar una vez cocinado, gana en sabor cuando se asienta, se puede congelar para otra ocasión.

Los ingredientes básicos de los que partimos serán unos pimientos rojos grandes y hermosos que asaremos en el horno (180 grados arriba y abajo una hora) o en la carmela, hasta que la piel se ponga negra. Se meten en una bolsa de plástico para que se enfríen y cuando estén tibios ya pueden pelarse, quitando piel y pipas. Al sudar en el plástico la piel saldrá fácilmente.

Un par de lomos de bacalo. Si es fresco estupendo, si es salado lo habremos tenido que desalar previamente, cambiando el agua a menudo y mejor en la nevera para que la temperatura sea constante y el proceso de desalado sea más homogeneo y efectivo. El tiempo que debe estar en agua dependerá del grosor de los lomos. Si no lo tienes claro, un pellizco al centro del lomo y probarlo directamente. Así te aseguras que no vas a fallar, un bacalao demasiado salado puede destrozar el plato.

Una vez desalado, lo vamos a cortar en tacos de tamaño mediano, no nos interesa demasiado pequeños porque pueden acabar deshaciéndose durante la cocción.

En la cazuela donde vayamos a cocinarlo, añadimos un par de cucharadas de AOVE, que se extienda bien por todo el fondo y se comience a calentar. Cuando esté bien calentito añadiremos las cebollas en juliana y comenzaremos a sofreírlas a fuego lento, moviendo de vez en cuando para que se vayan haciendo. Incorporamos también las guindillas si son frescas. Yo escogí un chile rocoto africano, que es bastante poderoso, pero puedes usar la guindilla que más te guste, incluso prescindir de ella, aunque un pequeño toque picante en este plato es estupendo.

Seguimos a fuego lento removiendo hasta que las cebollas comiencen a dorarse. Es el momento de incorporar los pimientos rojos, que los cortaremos en tiras medianas.

Damos un par de vueltas y salpimentamos. Añadimos  los tacos de bacalao. Los puedes pasar por harina y freír previamente, antes de incorporarlos. Yo los incorporo directamente en crudo, menos grasas y menos calorías, además creo que el sabor queda más delicado.

Damos un par de vueltas a fuego medio, con cuidado de no desmoronar los tacos de bacalao. Se añade en seguida el tomate frito. Aquí puedes usar tomate frito de bote, no te lo recomiendo, porque no suele salir tan rico. Lo suyo es que frías tú los tomates, pero es un trabajo para el que no siempre tenenemos ganas o tiempo. La mejor opción en ese caso es tomate triturado natural. Lo incorporas en la olla y a cocer a fuego lento, con la olla tapada hasta que el tomate se fría. Si es tomate frito unos 7 minutos es suficiente. Siempre con la olla tapada y a fuego lento, para que coja mejor sabor.

Servir calentito. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Un par de trozos de bacalao desalao
  • Un par de pimientos rojos asados
  • Tomates triturado
  • Cebollas
  • Guindilla
  • Sal, Pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se desala el bacalao
  • Se asan los pimientos
  • En una cazuela con el fondo de AOVE se incorpora unos cebollas en juliana y unas guindillas, se sofríen a fuego lento.
  • Se añaden los pimientos rojos asados en tiras y se da un par de vueltas
  • Se añade el bacalao cortado en tacos de tamaño mediano
  • Se da un par de vueltas con cuidado y se incorpora el tomate
  • Se cuece a fuego lento unos 15 minutos, hasta que el tomate esté frito.
Anuncios

Bonito Con Tomate

Publicado: 26 octubre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , ,

Un clásico donde los haya. Fácil y delicioso.

La base y éxito de la receta es un buen Bonito del Norte, fresco y hermoso. Se le pide al pescadero que lo corte en dados, o pides una rodaja bien hermosa de gorda y luego lo partes tú en casa al tamaño que te guste, pero que no sean demasiado pequeños. Las raspas las puedes reservar o congelar para hacer un fumé.

Se cortan un par de cebollas bien grandes, si son medianas o pequeñas mejor que sean tres. El corte en juliana le va estupendamente, pero también en aros. Si no gusta mucho encontrarse la cebolla pues también se puede partir en trocitos pequeños.

El pimiento verde italiano también le queda fenomenal, a mí me gusta cortarlo en aros para este plato, pero como siempre, al gusto.

En una cacerola, se cubre bien el fondo con Aceite de Oliva Virgen Extra y cuando esté caliente se añade la cebolla y a continuación el pimiento. Se baja el fuego, para que se vaya rindiendo poco a poco, siempre sale mucho más sabroso a fuego lento. Cuando la cebolla esté transparente se añaden los dados de Bonito del Norte y se salpimenta al gusto.

Es fundamental, para que el plato no quede seco, que el bonito se cocine el tiempo justo, así que para ello, subimos el fuego y lo rehogamos hasta que pierda el color de crudo, se queda como un blanco no muy bonito, pero si lo doramos quedará demasiado seco. Hay que procurar no moverlo demasiadas veces para que no se destrocen los dados.

Una vez que se ha quitado el color crudo, se añade el tomate frito, tiene que ser casero porque si no destrozas el plato. Si no tienes tomate frito casero, siempre puedes usar tomate natural triturado, que dentro de lo que cabe es un mal menor. Si es tomate ya previamente frito, con que esté unos 10 minutos haciendo chup chup junto con el bonito es suficiente. Si es tomate triturado, lo que tarde en freírse, que suele ser algo más.

Para hacer el tomate frito, a mí me gusta combinar los tomates con algo de cebolla, pimiento y zanahoria. Esta última equilibra la acidez del tomate y así no tienes que añadirle azúcar.

El plato se sirve bien calentito. Al ser un guiso aguanta estupendamente unos días en la nevera y el congelado no lo estropea demasiado. Como lleva tomate frito de rechupete, y lo del mojeteo es un placer, pues directamente con una buena rebanada de pan que nos lo comemos. Siempre se puede acompañar de arroz blanco o patatas al vapor, hervidas…como guste…Nosotros lo cenamos anoche con una ensalada de hojas frescas de espinaca, champiñones en crudo, laminados finitos, AOVE, sal y limón…le queda fenomenal…¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1 Kg de Bonito del Norte
  • Tomate Frito casero
  • 2 Cebollas grandes
  • 1 Pimiento verde
  • AOVE, Sal y pimienta

MANUFACTURA

  • El bonito debe estar limpio y cortado en dados
  • Se corta la cebolla en juliana
  • Se corta el pimiento en aros
  • Se sofríen los dos juntos hasta que estén rendidos
  • Se añade los dados de bonito y se da unas vueltas hasta que pierda el color de crudo
  • Se añade el tomate frito
  • Se cocina todo junto unos 10 minutos
  • Se sirve caliente

Sorbete de la Huerta

Publicado: 10 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Fresquito, cargado de vitaminas y suuuuper bajo en calorias. Eso sí, es necesario tener una herramienta que te pique el hielo y otra que te haga zumos. O un super robot o batidora que lo hace todo en uno.

Es un aperitivo muy original y sorprendente. Partimos de los ingredientes de la huerta, básicos son zanahoria, tomate y apio. La cantidad y combinación de cada uno de ellos es al gusto, y si no te gusta alguno de ellos, pues los eliminas. Pero yo recomiendo la combinación de los tres, porque es muy equilibrada y realmente no predomina un sabor sobre el otro. Se hace un zumo con estos tres ingredientes con una licuadora o la herramienta que tengas. Normalmente con un tomate mediano, una zanahoria pequeña y una ramita de apio por persona es suficiente.

Una vez que tengamos el zumo listo se le añade sal, pimienta, un toque de salsa Worcestershire, un golpe por persona, y si es del gusto un poco  (o un mucho) de salsa tabasco o similar para que de un puntito picante.

Por otra parte se pica hielo en abundancia, más vale que sobre, y una vez se tenga la textura que queremos darle se mezcla con el zumo aliñado. Se mueve bien, pero con delicadeza y se sirve en copas bonitas. Se puede decorar con hojas de hierbabuena o con una rama de apio. Se sirve inmediatamente con un par de pajitas para ir removiendo los ingredientes con el hielo y siempre esté bien homogéneo.

Como sugerencia, si le añades un chorreón de vodka se convierte en un aperitivo más que interesante. La cantidad de nuevo al gusto, si no tienes mucha idea, comienza mejor con poco, siempre se puede ir aumentando.

Ahora en resumen

INGREDIENTES POR PERSONA

  • 1 Tomate mediano
  • 1 Rama de apio
  • 1 zanahoria mediana/pequeña
  • Sal y pimienta
  • Salsa Worcestershire
  • Salsa Tabasco
  • Hielo

MANUFACTURA

  • Se hace un zumo con las hortalizas
  • Se añade con el resto de los ingredientes
  • Se pica el hielo
  • Se mezcla todo
  • Se sirve inmediatamente