Posts etiquetados ‘Vegetariano’

Wok Sukiyaki de Verduras

Publicado: 21 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , , ,

La salsa sukiyaki es un clásico en la comida japonesa. Cuando se habla de Sukiyaki a secas se trata de una especie de estofado de carne y verduras en salsa sukiyaki, donde los ingredientes se van preparando y comiendo sobre la marcha, añadiéndolos a la olla y sacándolos cada uno al punto que le gusta. Por eso hay que tener un hornillo para llevar a la mesa, y como yo no tengo, sólo lo tomo en restaurantes. Pero la salsa sukiyaki tiene los usos que tú quieras darle, y para woks queda estupendamente. Así que esta noche una cena ligera a base de verduras y salsa sukiyaki.

La salsa sukiyaki consiste fundamentalmente en salsa de soja, mejor la japonesa que la china. A la salsa de soja le añadiremos sake, mirim y azúcar, las propociones de referencia las puedes encontrar abajo, como siempre, se trata de experimentar y modificarlas al gusto. También se le puede añadir dashi.  Vale, son unos cuantos nombres raros, pero el mirim y el dashi son fundamentales en la comida japonesa, se usa para casi todo. El mirim es como una especie de vino de arroz, que aporta un toque dulce. El dashi es un caldo de pescado que suele encontrarse concentrado, en pastillas, en polvo….. Los puedes encontrar fácilmente en los supermercados chinos. Si aún así te da una pereza increíble, o lo vas a usar una vez en tu vida…o dos…siempre puedes comprar la  salsa sukiyaki ya preparada,  en bote de cristal… no es lo mismo, pero te saca del apuro y sigue saliendo bastante rico.

Verduras las que hay en la nevera, en este caso, pimientos, calabacines, berenjenas y ajos. Puedes echarle lo que te de la gana, imaginación al poder. Todas las verduras van bien en el wok, y con esta salsa. Eso sí, los cortes para el wok conviene siempre que sean finos,en tiras, o como se dice profesionalmente: en juliana, es lo que mejor se adapta a esta forma de cocinar, aunque los pimientos y las cebollas en aros también quedan estupendamente. Unas guindillas nunca pueden faltar en un wok que se precie. Si utilizas brócoli o coliflor, procura que los arbolitos sean pequeños.

El procedimiento para hace un  wok, de lo que sea, siempre es el mismo, se calienta a fuego muy fuerte hasta que echa humo. Se cubre con aceite, yo uso de sésamo, y se mueve para que el aceite bañe toda la superficie del wok, ya que se cocina con toda la sartén no sólo en el fondo. Una vez que está caliente y con aceite, el justo, se van añadiendo las verduras por grado de dureza, es decir, en primer lugar las que necesiten más tiempo de cocción, y en último las que menos. Cada vez que echas una verdura remueves sin parar, y en cuestión de un minuto o menos, echas la siguiente. A mi me gusta echar las guindillas al principio para que el sabor impregne bien por todos los ingredientes. Cuando todas las verduras están en el wok se añade un buen chorreón de la salsa sukiyaki y pimienta negra molida. No hace falta sal, la salsa de soja ya sala lo suficiente.  Se le da un par de vueltas más para que la salsa se distribuya homogéneamente y listo para comer.

Yo no le eché nada más, pero igualmente puedes añadir unas semillas: sésamo, lino, mostaza, amapola…lo que quieras, y mejor al principio para que tuesten un poco..

Se sirve recién apartado, te vale de primer plato, de acompañamiento de carnes, pescados, huevos…lo que quieras, una cena ligerita y cargada de vitaminas. ¡Bueno provecho!

INGREDIENTES

  • Verduras varias cortadas en juliana
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de sésamo
  • Guindillas
  • Salsa Sukiyaki
    • 1/3 de una taza de salsa de soja,
    • 3 cucharadas de sake,
    • 4 cucharadas de azúcar,
    • 3/4 partes de una taza de caldo dashi

MANUFACTURA

  • Se lavan y trocean en juliana las verduras
  • Se caliente el wok y se unta con aceite
  • Se van añadiendo las verduras una tras otra, sin parar de remover y cada minuto o menos entre cada una
  • Al final se añade la pimienta y la salsa sukiyaki, un par de vueltas más y listo
Anuncios

Curry de Patata y Calabaza

Publicado: 17 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , , ,

Este plato es un clásico en la India, sobre todo en el Norte. Al menos allí es donde yo aprendí a hacerlo. Pero supongo que lo podrás encontrar por todo el país, y por supuesto cada zona le dará un toque diferente, como pasa siempre con la cocina.


Si no tienes tiempo, ni ganas, puedes usar un curry ya preparado, pero sale mucho más rico si tú mism@ preparas el curry y son sólo 5 minutillos más…el problema sería tener todos los ingredientes. En este caso, el curry que voy a preparar lleva cardamomo, semillas de cilantro, canela en rama, clavos, cúrcuma,  guindillas y semillas de mostaza, preferiblemente amarilla. No son ingredientes demasiado difíciles de encontrar.

Todos los ingredientes, excepto las semillas de mostaza, se incorporan a un mortero y se procede a machacarlos, hasta obtener un polvo ligero, y se reserva.

Cortamos la cebolla en juliana. Pelamos las patatas y la calabaza y se trocean en cuadraditos medianos.

En una sarten profunda o en una cazuela se añade aceite. En la India se usa una grasa llamada ghee, que es parecida a la mantequilla pero más ligera, lo que ocurre es que es difícil encontrarlo fuera de allí, así que utiliza la grasa más conveniente, desde mantequilla a aceite de oliva, girasol, sésamo…tú mism@.

Cuando el aceite esté caliente añade las semillas de mostaza, pero unos segundos nada más, que tuesten y en seguida añades la cebolla y el polvo de curry. Se dan unas vueltas hasta que la cebolla está dorada, y entonces es cuando se añade las patatas y la calabaza. Se rehoga unos minutos y se añade agua, hasta que cubra más o menos la mitad de los ingredientes, o poco más. Se tapa y se deja cociendo unos 15 minutos más o menos. La idea es que la patata esté tierna. La salsa debe quedar espesita, pero sigue tu gusto. Lo único,  es tener mucho cuidado de no pasarse de tiempo porque la patata se desmorona y pierde un poco de fuerza el plato, conviene que quede enterita.

Para una comida ligera es estupendo, si lo quieres más completo, siempre se puede acompañar de arroz, por supuesto basmati, al vapor o hervido. Con pan ácimo tipo naan o chapati sería ya totalmente indio, pero tampoco hay que pasarse ¿no?

¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 1 calabaza pequeña
  • 1 cebolla mediana
  • 2 patatas medianas
  • unas semillas de mostaza amarilla
  • AOVE, Sal y Pimienta
  • Para el curry
    • 2 vainas de cardamomo,
    • 3 clavos de olor,
    • 1 cucharadita de cúrcuma,
    • guindilla al gusto
    • 1 ramita de canela
    • 4 o 5 semillas de cilantro

MANUFACTURA

  • Se pelan la calabaza y las patatas y se cortan en cuadritos no demasiado pequeños.
  • Se machacan bien en un mortero todos los ingredientes del curry, excepto las semillas de mostaza
  • En aceite caliente se tuestan un poco las semillas de mostaza y se añade la cebolla cortada en juliana y el curry molido, se le da unas vueltas, hasta que la cebolla esté dorada.
  • A continuación se añade las patatas y la calabaza y se salpimenta. Se añade agua sin llegar a cubrir los ingredientes
  • Se cocina hasta que la patata esté tierna.
  • Se sirve caliente con arroz basmati al vapor o tal cual