Posts etiquetados ‘Yogur’

Albóndigas en Salsa de Yogur

Publicado: 9 marzo, 2012 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Unas albóndigas diferentes, receta libanesa deliciosa y suculenta

La comida libanesa es una de mis favoritas. La zona del Mediterráneo oriental en general comparte más o menos la misma gastronomía, con las variantes evidentes de cada zona, pero para mi gusto, Líbano y Siria son los grandes precursores de este tipo de gastronomía que normalmente se generaliza bajo el adjetivo de árabe.

Esta receta está extraída de un libro de cocina libanesa, y al final en ingredientes y manufactura os la copio tal cual, por aquello de ser fieles. Pero como siempre digo en estos casos, la fidelidad en la cocina no es para mí. Cierto es que en esta ocasión, los cambios han sido mínimos, por no disponer de cilantro fresco, y adecuar las cantidades a mis objetivos.

Empezamos con las albóndigas, yo utilicé unos 350 gramos de carne magra de ternera picada y salieron unas 12 albóndigas. En la receta duplica esta cantidad de carne. En un bol se pone la carne picada junto con una cebolla mediana picada finamente, y las especias que son las que le confieren el toque diferente: una cucharada de eneldo fresco picado, si no tienes pues seco, que no es lo mismo pero se aproxima bastante, media cucharadita de cardamomo molido, que vienen a ser como unos 7 u 8 semillas de cardamomo machacadas, a las que les quitas la caperuza de fuera, ya que lo que nos interesa son las semillas redonditas chiquitas que tiene dentro el cardamomo…muy muy aromático, una cucharadita de comino molido, y también le añadí unas semillas de cilantro, unos granos de pimienta de colores y unos granos de pimienta de jamaica, todo bien machacadito con el mortero.

Se mueve toda bien para que los ingredientes se distribuyan de manera homogénea, y se empiezan a hacer bolitas de tamaño medio. Al no llevar pan rallado ni huevo, ni pasarlas por harina, que es lo que solemos hacer normalmente con las albóndigas, son un poco más difíciles de manejar y freír, pero con aceite muy caliente y dejándoles suficiente espacio, se fríen bastante bien. Al freírlas se usa poco aceite, no la manera en la que solemos freír sumergiéndo casi completamente las albóndigas, sino con dos dedos de aceite en la sarten, de manera que tenemos que ir dándole vueltas a las albóndigas para que se doren por todas partes.

Una vez que estén fritas se reservan sobre papel absorbente y se prepara la salsa de yogur. Empezamos disolviendo una cucharada de harina de maíz en una cucharada de agua tibia. En un vaso de batir se pone medio litro de yogur natural y se añade la mezcla de harina y agua. Se bate con la procesadora hasta que obtengamos una mezcla fina. Esta mezcla se vierte sobre una cacerola y se empezará a remover constantemente. La harina de maíz evita que cuaje la mezcla. Sin parar de remover estaremos unos 5 minutos o hasta que la salsa espese. Es el momento de agregar unas hojas de cilantro fresco y unas semillas de comino.Yo no tenía cilantro fresco, así que le añadí perejil fresco muy picadito, y en bastante cantidad, porque me gusta un montón.

Para servir, el libro recomienda acompañarlo  con una ensalada de cebollas y pan pita caliente.

Yo lo acompañé de un bulgur estofado con verduras. Estaban deliciosas. Así que si lo acompañas con pan por aquello del mojeteo, tampoco haces nada malo…bueno sí, un poco malo sí…

Para la próxima, en vez de freír las albóndigas las pondré al horno, asadas a la parrilla, así te ahorras el aceite.

La combinación de especias y la salsa de yogur son tan increíbles que seguro que siguen estando riquísimas aunque no lleven nada de aceite. Son completamente diferentes, sorprendentes. Estoy deseando repetirlas. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Albóndigas
    • 750 gramos de carne de vacuno picada
    • 1 cebolla mediana picada
    • 1 cucharada de eneldo fresco picado
    • 1/2 cucharadita de cardamomo molido
    • 1 cucharadita de comino molido
    • 10 ml de aceite de oliva
  • Salsa de yogur
    • 2 tazas de yogur natural
    • 1 cucharada de harina de maíz disuelta en una cucharada de agua
    • 2 cucharadas de hojas de cilantro frescas
    • 1 cucharadita de semillas de comino

MANUFACTURA

  • Mezclar la carne, la cebolla, el eneldo, el cardamomo y el comino en un bol
  • Forme bolitas con cucharadas de la mezcla
  • Calentar el aceite en una sartén de fondo pesado y se fríen las albóndigas a fuego medio-alto de 5 a 10 minutos, dándoles la vuelta con frecuencia para que se doren por todas partes.
  • Escurrirlas en papel absorbente y dejarlas a un lado
  • Para preparar la salsa de yogur, se coloca el yogur y la mezcla de harina de maíz en una cacerola y batirlo hasta conseguir una crema fina
  • Dejar hervir a fuego lento, removiendo continuamente 5 minutos o hasta que el yogur empiece a espesar
  • Añadir las albóndigas a la salsa de yogur y cocinar 5 minutos más.
  • Agregar el cilantro y las semillas de comino
  • Servir las albóndigas acompañadas de una ensalada de cebolla o en pan pita caliente.

NOTA: Estas albóndigas también pueden prepararse con carne magra de cordero, en cuyo caso se sustituyen las hojas de cilantro de la salsa de yogur por menta fresca

Anuncios

Gelatina de Yogur Natural con Miel

Publicado: 27 febrero, 2012 en Cocina
Etiquetas:, , ,

Un postre ligero y original.

Postre muy ligero para terminar una comida no tan ligera, o para portarse bien y seguir siendo golosón.

Se prepara rápido y fácil. Sólo necesitamos un yogur natural de medio litro y un sobre de gelatina neutra, sin sabor a nada. Miel, por supuesto, para darle el toque golosón.

Hacemos la gelatina siguiendo las instrucciones, normalmente es un sobre para medio litro de agua, se echa un poco para desleir la gelatina y el resto se pone a hervir. Cuando llegue a punto de ebullición se vierte sobre el bol donde está la gelatina y se mueve para que se diluya completamente.

Añadimos lentamente el yogurt natural, removiendo continuamente. Podemos añadir algo de edulcorante para endulzarlo, o muchíiiiisimo mejor, un par de cucharadas rotundas de miel. Mover bien para que quede todo homogéneo.

El contenido del bol se mete en los moldes donde lo vayas a presentar, no uses moldes para luego sacarlos, tipo flaneras o moldes de silicona, porque al ser yogurt, la textura de la gelatina no será tan contundente como para que no se te destruya al desmoldar. Así que viértelos sobre copas chulas, o boles pequeños.

A la hora de presentar puedes acompañarlo de pasas, nueces, incluso introducir estos elementos en el proceso de fabricación de la gelatina. Nosotros como estamos hipocalóricos, lo endulzamos con edulcorante, pero negaré haberlo hecho ;), y pusimos la miel aparte para quienes fueran afortunados de poder usarla. Por supuesto nada de pasas, ni nueces ni pequeñas dosis de lujuria pecaminosa…espartanos a más no poder…y aún así estaba buenísimo y super fresco.

Servir recién salido de la nevera. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • medio litro de yogurt natural
  • unas hojas de gelatina neutra
  • un par de cucharadas de miel
  • pasas y nueces para decorar

MANUFACTURA

  • Se deslíe la gelatina, siguiendo las instrucciones
  • Se añade la miel y se disuelve bien
  • Se incorpora el yogurt poco a poco sin parar de mover
  • Se vierte en moldes y a la nevera, unas dos horas mínimo, o hasta que cuaje
  • Servir acompañados de unas pasas y trozos de nueces espolvoreadas