Posts etiquetados ‘Yonkies’

Barranquillas. Para la mayoría del planeta es conocida por ser el lugar donde se va el caimán, se va el caimán. Para los habitantes de Madrid es el barrio residencial de los yonkies. En el poblado de las Barranquillas hay lo que se conoce como CARD, Centro Asistencial para la Reducción del Daño. Allí acuden los ciudadanos politoxicómanos a hacer sus cositas. Que si lávame la ropa, que si dame algo de comer, una cama para dormir, una narcosala, un seguimiento médico de vez en cuando. Incluso asistencia sociosanitaria. Vamos hombre. Esto tiene que acabarse.

Efectivamente se acaba. Para las Navidades del presente el CARD se cierra…y es el único en toda la Comunidad, y de los pocos de España. Este hecho es muy grave y muy simbólico. Es muy representativo respecto de la actitud de la Comunidad de Madrid acerca de los servicios sociales en general, y de las asistencia a drogodependientes en particular. Los dispositivos que dependen de la Agencia Antidroga, que son los que dependen de la Comunidad de Madrid, se vienen a pique de manera estrepitosa. No hay Esperanza. Perdón, me he equivocado,  es justo lo contrario, sí que la hay, y ese es el problema. Esperanza.

De todas formas, no voy a hacer aquí un alegato en contra de la apestosa gestión que realizan tanto la Comunidad como el Ayuntamiento sobre servicios sociales, sanidad, educación y demás chorradas que sólo valen de fundamento para el progreso de una sociedad. Total…Lo que voy a contaros es algo mucho más frívolo…o no. Todo depende del color del cristal de tus gafas de sol.

Desde el poblado de las Barranquillas, donde viven la mayoría de yonkis crónicas, al cerrar el CARD, van a tener que ir a por la metadona al centro de Madrid. En concreto al CAD (Centro de Atención al Drogodependiente) de Legazpi, que está ubicado para más señas en la Casa del Reloj. El CAD pertenece al Ayuntamiento y aunque cubre algunos aspectos de la atención integral, no presta los servicios del CARD, ni de lejos.

De Legazpi a Embajadores hay un paseo corto y agradable, y como bien se sabe por aquí, la glorieta de Embajadores es la sede internacional de la Asociación de Kunderos sin fronteras, individuos que se aprovechan de la situación, y por una “módica” cantidad de dinero llevan a los yonkis al poblao de Valdemingómez, donde adquieren el pan nuestro de cada día. En Valdemingómez no hay CARD ni CAD. Hay servicios móviles que desaparecerán, con toda probabilidad, para el verano del año que viene.

Conclusión, si paseas por la zona, presenciarás hordas de zombies que no buscan comerse tu cerebro, sino robarte la cartera, o cualquier cosa que luego puedan vender para obtener su dosis. Zombies con la ropa sucia, famélicos y con enfermedades y síntomas que aún les harán más repelentes. Si paseas por la calle de Embajadores y alrededores tendrás altas probabilidades de encontrarte con una mala experiencia.

Qué ilusión debe hacerles a vecinos y comerciantes de la zona, la mayoría de los cuales todavía no saben ni lo que se les viene encima.  Es más, seguro que la mayoría de ellos han respaldado al causante de sus futuros males y desgracias, ya que el gobierno de Madrid tiene mayoría, o sea que es votado por la mayoría de los madrileños, dispersos homogéneamente por el espacio…y desde luego por el tiempo. Todavía es mas, seguro que esos individuos seguirán manteniendo su opción de voto ya que ni siquiera establecerán  la relación y responsabilidad de las circunstancias.  Ciudadanos igual de zombies que sus futuros vecinos, que ni sienten ni padecen ni les importa más allá de la puerta de su casa. Ciudadanos lobotomizados por la Media que busca tanto tu cerebro como tu cartera…como dicen los yonkies…¡Está la cosa fuckin’ business!

Anuncios