Posts etiquetados ‘Zanahoria’

Cuando los principales ingredientes son de color naranja…está claro el color del que saldrá la crema. Me encanta el naranja, como se ve, como huele y como sabe 😉

¿Cuantos ingredientes naranjas, que no sean las naranjas conoces? Seguro que estos dos: calabaza y zanahoria. Luego lleva otros dos ingredientes, blanco y rojo, que al mezclarlos obtenemos un rosa anaranjado…vengaaaaa admite pulpoooo 🙂

Cogemos pues una calabaza tipo violín, de esas con forma de botellita, porque tienen el tamaño adecuado. Si no cualquier otro tipo de calabaza, pero un pedazo de algo menos del kilo. Se pela, se le quitan las pipas y se parte en cuadrados medianos.

Se coge una zanahoria hermosa, o dos pequeñas, se le quita la piel y el tallo y se pela en rodajas.

Una cebolla mediana y un tomate maduro mediano. Se les quita la piel y se parten en trozos pequeños.

En una cazuela con el fondo de AOVE se echa la cebolla y se empieza a rehogar a fuego bajo. A los 3 minutos más o menos se añade la calabaza y la zanahoria, y se sigue rehogando otros 5 minutos. Añadimos el tomate y seguimos rehogando siempre a fuego lento hasta que el tomate empiece a freírse.

Entonces añadimos las hojas del tomillo fresco, un buen ramillete, pero sólo las hojas, así que un poco de paciencia para quitar toda las ramitas, sal y pimienta. Imprescindible tomillo fresco, con seco no da el mismo resultado. Damos unas cuantas vueltas y cubrimos de agua, pero justo justo cubrir, a menos que te guste más sopa que crema, en cuyo caso un poco más de agua. Subimos a fuego muy fuerte y esperamos a que empiece a hervir, en ese momento tapamos la olla y bajamos a fuego medio. Cocinar hasta que la calabaza esté tierna, que serán unos 20 minutos más o menos.

Cuando todo esté tierno se añaden dos quesitos desnatados y se pasa por la procesadora, y a continuación por el chino, para que quede muy muy fina.

Presentar la crema es bien sencillo, sólo hay que espolvorear con alguna semilla oscura, por ejemplo unas cuantas semillas de sésamo negro. Caliente, tibia…incluso fría. El tomillo fresco da un aroma y un sabor que te sorprenderá. Pruébalo, ya estás tardando. ¡Bueno provecho!

INGREDIENTES

  • 2 calabaza pequeña, tipo violín
  • 1 zanahoria grande
  • 1 cebolla mediana
  • 1 tomate mediano maduro
  • un ramillete de tomillo fresco
  • un par de quesitos desnatados
  • semillas de sésamo negra
  • Sal, pimienta y AOVE

MANUFACTURA

  • Pelamos la calabaza y la cortamos en cuadros
  • Pelamos la zanahoria y la cortamos en rodaja
  • Pelamos la cebolla y el tomate y los cortamos en trozos medianos
  • Sofreímos en un poco de AOVE la cebolla, a fuego lento
  • Añadimos la calabaza y la zanahoria, dejamos unos minutos
  • Añadimos el tomate y seguimos pochando unos minutos
  • Añadimos las hojas del tomillo fresco, sal y pimienta
  • Cubrimos de agua y subimos a fuego fuerte para que empiece a hervir
  • En ese momento lo tapamos, bajamos el fuego y dejar unos 20 minutos
  • Añadir un par de quesitos y triturar
  • Pasar por el chino
  • Servir y espolvorear con sésamo negro
Anuncios

Sorbete de la Huerta

Publicado: 10 septiembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Fresquito, cargado de vitaminas y suuuuper bajo en calorias. Eso sí, es necesario tener una herramienta que te pique el hielo y otra que te haga zumos. O un super robot o batidora que lo hace todo en uno.

Es un aperitivo muy original y sorprendente. Partimos de los ingredientes de la huerta, básicos son zanahoria, tomate y apio. La cantidad y combinación de cada uno de ellos es al gusto, y si no te gusta alguno de ellos, pues los eliminas. Pero yo recomiendo la combinación de los tres, porque es muy equilibrada y realmente no predomina un sabor sobre el otro. Se hace un zumo con estos tres ingredientes con una licuadora o la herramienta que tengas. Normalmente con un tomate mediano, una zanahoria pequeña y una ramita de apio por persona es suficiente.

Una vez que tengamos el zumo listo se le añade sal, pimienta, un toque de salsa Worcestershire, un golpe por persona, y si es del gusto un poco  (o un mucho) de salsa tabasco o similar para que de un puntito picante.

Por otra parte se pica hielo en abundancia, más vale que sobre, y una vez se tenga la textura que queremos darle se mezcla con el zumo aliñado. Se mueve bien, pero con delicadeza y se sirve en copas bonitas. Se puede decorar con hojas de hierbabuena o con una rama de apio. Se sirve inmediatamente con un par de pajitas para ir removiendo los ingredientes con el hielo y siempre esté bien homogéneo.

Como sugerencia, si le añades un chorreón de vodka se convierte en un aperitivo más que interesante. La cantidad de nuevo al gusto, si no tienes mucha idea, comienza mejor con poco, siempre se puede ir aumentando.

Ahora en resumen

INGREDIENTES POR PERSONA

  • 1 Tomate mediano
  • 1 Rama de apio
  • 1 zanahoria mediana/pequeña
  • Sal y pimienta
  • Salsa Worcestershire
  • Salsa Tabasco
  • Hielo

MANUFACTURA

  • Se hace un zumo con las hortalizas
  • Se añade con el resto de los ingredientes
  • Se pica el hielo
  • Se mezcla todo
  • Se sirve inmediatamente