Salteado de Wakame con Gula y Pimientos Rojos

Publicado: 14 marzo, 2012 en Cocina
Etiquetas:, , , , ,

Invención de cena ligera con un montón de propiedades estupendas. Mu rica 🙂

El wakame es un alga y sí, las algas se comen. Respondidas ya las dos preguntas acuciantes que gran parte del pópulo se plantea, tengo que alabar a la maravillosa alga wakame, gran desintoxicante natural, gran contenido en yodo, que estimula el metabolismo y la catálisis de las grasas, vamos que viene muy bien para perder peso, y también es estupenda para la retención de líquidos, muchos minerales y vitaminas, mucho calcio, reduce el colesterol…bueno vale ya. Los japoneses la incluyen en su dieta habitual, junto con otras algas, y hay quienes las relacionan con su gran longevidad…pues no se, pero a mí me gustan, así que las uso.

Para usar el wakame en este salteado, primero hay que hidratar las algas. Como unos 30 gramos para un salteado de dos personas. Se ponen en un bol con agua tibia y se dejan unos 10 o 15 minutos, no necesita más.

Este plato me lo inventé una noche de esas en las que la gastromusa te visita, y la verdad es que salió muy rico. Luego lo repetí y no estaba tan bueno. Como improviso sobre la marcha nunca recuerdo exactamente lo que hago, así que no supe que había cambiado de una a otra. Afortunadamente, encontré de nuevo el punto de la primera vez y como ahora publico mis recetas, para compartirlas con quienes gusten y conmigo misma y mi cerebro gruyère, tengo un sitio al que acudir cuando quiero repetir.

Yo hago este salteado en un wok, pero igualmente vale una sarten grande, y si puede ser algo profunda mejor.

Previamente, hay que asar los pimientos, al horno o al fuego, hasta que la piel esté negra. En mi horno a 180 tarda una hora. Se dejan enfriar dentro de una bolsa de plástico, ya que al sudar, la piel se separa de la carne y luego resultará mucho más fácil quitarla. Una vez que tengamos los pimientos fríos, se les quita la cabeza, la piel y las pipas y se parten en tiras medianas. Si los quieres conservar en la nevera utiliza el caldo que sueltan para conservarlos dentro. Aguanta unos cuantos días. Y si es verano, no los dejes demasiado tiempo dentro de la bolsa, en cuanto estén tibios límpialos, porque con el calor pueden estropearse.

Se cortan en rebanadas 4 dientes de ajo y una guindilla. Nosotros usamos un rocoto africano, muy muy peligroso. En la sarten con AOVE muy caliente se echan los ajos y la guindilla, y se baja el fuego para sofreírlos lentamente hasta que cojan el color, siempre sin parar de mover.

Una vez que cojan color dorado añadimos las algas y seguimos salteando a fuego  medio alto, sin parar de mover, durante unos 5 minutos o poco más. Añadimos un chorreón de vinagre de arroz y un chorro pequeño de soja, cuidado con no pasarse que el alga ya es salada. Cuando las algas estén cocinadas podemos incorporamos unos 200 gramos de gula.

Salteamos un par de minutos sin parar de mover  y por último incorporamos las tiras de pimiento asado. Un minuto más salteando y a servirlo calentito.

Si lo montas con la ayuda de un molde queda espectacular, la mezcla de colores es impresionante. Y la mezcla de sabores aún más.

¡¡¡Vaya pedazo de cena que te has marcao!!! ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 30 gramos de alga wakame
  • 2 pimientos rojos
  • 200 gramos de gula
  • 4 dientes de ajo
  • una guindilla
  • un chorreoncito de vinagre de arroz
  • un chorreoncito de salsa de soja

MANUFACTURA

  • Las algas se ponen en remojo unos 15 minutos
  • Los pimientos rojos se asan y se les quita la piel y las pipas, se parten en tiras medianas
  • En un wok o sarten ponemos los ajos en rebanadas y la guindilla a sofreír con un poco de AOVE
  • Cuando estén dorados incorporamos la guindilla, un par de vueltas y añadimos las algas
  • Salteamos unos 5 minutos
  • Añadimos la gula y los pimientos y salteamos unos minutos más
  • Servir caliente
Anuncios
comentarios
  1. lorena dice:

    Depende de qué algas me gustan o no, algunas tienen un sabor a cieno marino que no me va. Pero casi la misma receta la hago yo con brotes de soja, pimiento, gulas, salsa de soja y ajito y sus multiples variantes con pechuga de pollo, ternera etc etc Por cierto, el tráfico de vinagre de arroz en la puerta del cole nos dejó “perfumados”

  2. Si quieres tu dosis sólo tienes que pedirla…no me cuesta nada, así que ya sabes.
    La wakame no tiene el sabor a cieno ese que comentas, creo, pero sí que tiene un sabor muy muy intenso, y yo creo que más que nada es la falta de costumbre que tenemos con este tipo de alimentos, pero de vez en cuando, vienen fenomenal.
    Lo dicho, si quieres tu botellita, silbame 😉

  3. ternasco power dice:

    a mi me encantan las algas, y yo creo q lo q me gusta es la textura rara. a mar ami no me sabe, no habre pobrao la adecuada , pero si supiera o supiese me gustaria mas todavia.
    las ostras, los erizos ummmm. eso si q es sabor a mar de verda!

  4. ILU? dice:

    Entre la textura y el sabor de hallo. Me abstengo de texturas blandengues tipo blandi-blu o chicloso y de sabores poco definidos. No me importa el sabor a mar ni a nada similar…El tofu por ejemplo cocinado no es de mi agrado, sin embargo las algas he probado de varios tipos y me gustan, algunas más que otras.
    El vinagre de arroz estupendo, aunque no difiere mucho de algún otro. Aún lo tengo que probar mezclándolo con salsa de soja, a ver que tal el resultado final.

  5. Bueno yo sí que le encuentro diferencia a los vinagres que utilizamos por estas latitudes.
    El tofu solo está bueno empanado y frito, claro, porque lo de menos es el tofu ;), para mí es una de las cosas más insulsas que he probado.

  6. axax12 dice:

    Yo que sí he probado el wakame, puedo decir que tiene mucho sabor. No hay que esperar un alga insulsa. La textura es gustosa, yo la compararía con las setas ascomicetos, tipo trompetas de muerto y colmenillas. Y lo más importante, hay que habituarse poco a poco a ellas. Los primeros bocados sabrán distintos, pero al final, sin darte cuenta habrás terminado con ellas.

  7. Vamos, que no te gustó 😉

  8. Lorena dice:

    A ver, el sabor a mar me gusta, me encanta vamos, los erizos, los bígaros, las ostras aunque también, menos por la textura, pero que el sabor a mar salá me gusta, lo que no me gusta es el sabor a ova de río pantanoso que tienen algunas algas, no me acuerdo ahora del nombre (si es que lo he sabido alguna vez) pero en ensalada he probado dos distintas que no me van. Todo puede ser que sólo por la mano prodigiosa de la Filo, termine disfrutando de una ensalada de bacalao con algas y hierbabuena… (según lo he escrito me ha dao un repelús…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s