Posts etiquetados ‘Setas’

Fácil, rápido y rico, ¿qué más quieres?…bastante ligero y resultón.

Partimos de setas frescas, yo escogí shiitake porque tenían una pinta estupenda y eran bastante grandes, cosa que nos interesa en esta receta. Pero puedes usar las setas que quieras y más te gusten. Unos champiñones seguro que quedan estupendos.

Las setas no deben ponerse bajo el grifo para lavarlas, yo le quito la piel a los champiñones, al resto de setas no. Se debe utilizar un paño húmedo para quitar con cuidado los restos de tierra que puedan tener. Esta parte es un poco más coñazo, pero si la seta tiene tierra es que lo mismo hasta la has cogido tú, y entonces el trabajo merecerá la pena porque estará deliciosa. Si las compras en el mercado, como la inmensa mayoría de los mortales, suelen venir bastante limpias.

A las setas les quitamos los pedúnculos, para que quede solo la copa, y si tienen mucha carne, horadamos con el cuchillo para hacer una especie de camita donde pondremos el relleno.

El relleno más fácil no puede ser, una tarrina de queso crema, si quieres ligero pues ligero, y unos 120 gramos de jamón serrano en taquitos. Se bate todo bien para que se homogeinicen los ingredientes.

Las copas de las setas las colocamos con la parte cóncava hacia abajo en una fuente de horno y las salpimentamos, ojo con la sal que luego lleva jamón, lo mismo hasta te puedes saltar este paso. También las pulverizamos con un poco de AOVE.

A continuación con una cucharita vamos repartiendo la mezcla de jamón y queso por todas las setas, para que queden más o menos igual. Yo le vuelvo a añadir un poquito más de pimienta y unas briznas de orégano.

Nos vamos al horno, con grill y aire caliente a unos 160 grados durante unos 12 o 15 minutos y luego damos otros 5 minutos sólo de grill. Cuidado de no pasarse con el tiempo, lo que nos interesa es que el relleno coja un color bonito, las setas necesitan en general muy poco tiempo de cocción y si nos pasamos pueden resultar correosas.

Servir caliente y disfrutar. Aperitivo, primer plato, cena…guarnición, lo que quieras. Delicioso. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES (para 10 setas)

  • Setas Shiitake frescas, o cualquier otro tipo de setas o champiñones, medianos o grandes
  • Una tarrina de queso crema ligero
  • 120 gramos de tacos de jamón serrano
  • orégano
  • Sal, pimienta, AOVE

MANUFACTURA

  • Se limpian bien las setas, con un paño húmedo, y se cortan los pedúnculos dejando sólo la copa
  • En un bol batimos bien el queso crema con los tacos de jamón
  • Ponemos en una bandeja de horno las copas de las setas boca abajo, salpimentamos y pulverizamos con AOVE
  • Repartimos con una cucharada el batido de queso y jamón
  • Espolvoreamos con más pimienta y orégano o finas hierbas
  • Al horno con grill y aire caliente a 160 grados durante unos 15 minutos y luego otros 5 minutos de gratinado, hasta que cojan un color y aroma bonitos
Anuncios

Un paté delicioso y sorprendente. Aunque el nombre de paté no sea del todo correcto, porque hígado no lleva y carne tampoco. Crema untable no suena muy glamouroso, así que nos quedamos con paté que nos vamos a entender tod@s.

Los ingredientes principales, como se intuye del título serán las setas y los pistachos. Setas las que quieras, las que más te gusten, frescas o congeladas. Incluso deshidratadas, con la precaución previa y obvia de la hidratación. Yo escogí un surtido de setas congeladas, y las descongelé a temperatura ambiente. Si las haces congeladas echan demasiada agua y para consumirla se cocinan más de la cuenta

Para darle textura vamos a utiliza un trozo de pan duro y unos pistachos, aunque también lo podrías hacer sin el pan y utilizar cualquier otro fruto seco,  incluso una mezcla de varios de ellos. Yo tenía unos pistachos por casa que ya no estaban muy finos, pero para cocinarlos estupendo, no se tira ná 🙂 .

En un cazo o sartén con el fondo de AOVE ponemos unos trozos de pan duro y unos dientes de ajo pelados y en trozos grandes. Doramos a fuego medio unos minutos y añadimos un puñado de pistachos, también pelados y con la piel quitada. Salteamos hasta que coja color y añadimos las setas y pimienta negra. Subimos el fuego fuerte para que no suelte mucha agua y lo salteamos un momentito, procurando que no haya mucho líquido.

Añadimos una pizca de sal y trituramos con la batidora. Lo ponemos en una tarrina o bol pequeño y a la nevera a que se enfríe.

Para untar en rebanaditas crujientes o para decorar y acompañar casi cualquier tipo de platos. Sencillo, rápido y muy rico. Apto para veganos, vegetarianos y omnívoros… ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Setas
  • un trozo pequeño de pan
  • 4 dientes de ajo
  • Un puñado de pistachos pelados
  • Sal, pimienta negra, AOVE

MANUFACTURA

  • Saltear los ajos pelados con el pan
  • Añadir los pistachos pelados y saltear un poco más
  • Añadir las setas, subir el fuego y salpimentar
  • Batir todo y en un bol a la nevera
  • Servir frío

Una salsa gustosa y cremosa para unas albóndigas muy  muy ligeras. Un triunfo asegurado

Se trata de una receta muy ligera, ya que las albóndigas las cocinaremos directamente en crudo sumergiéndolas en la salsa. Una salsa cuyo ingrediente principal serán las setas. No te creas que por ello tendrá menos gustosidad. Estas albóndigas son dignas del rey de la casa, y por supuesto de la reina 😉

Vamos pues a hacer las albóndigas, partimos de un par de pechugas de pollo de corral que habremos dicho al pollero que pique en la máquina, quitando las grasillas. En la procesadora picaremos unos dientes de ajo y un ramillete de perejil.

A la carne picada de pollo le añadiremos el ajo y perejil picado, sal y pimienta y unos granos de sésamo negro. Mezclaremos todo bien y haremos unas bolas. Puedes añadir si quieres uno o dos huevos, y pan rallado, facilitará el manejo de la carne y le dará un puntito más de untuosidad,  pero no es necesario para que el plato quede estupendo y calorías que le quitas.

Conseguidas las bolitas vamos a por la salsa. En la cazuela donde luego vayas a cocinar las albóndigas pones el culo con AOVE a calentar, y añades una cebolla cortada en juliana grande. Empezar a rehogarla hasta que se ponga dorada. En ese momento le añadiremos las setas. Puedes escoger las que más te gusten, desde champiñones a shitake, pasando por cardo, boletus…frescas, congeladas. Lo que quiereas, pero unos cuantos hongos a rehogar con la cebolla. Al incorporar las setas subimos el fuego para que suelten poca agua.

Cuando más o menos estén rehogadas, que es cuestión de un par de minutos no más, incorporaremos un par de yogures naturales desnatados y una cucharada de tahina. Si no tienes tahina pues no la pones, pero es el secreto de este plato, la combinación de las setas con la pasta de sésamo, todo un lujo. Esta pasta sí es bastante calórica, pero sólo añadiremos una cucharada para todo el plato, así que tampoco es muy grave 😉

Damos unas vueltas hasta mezclar bien todos los ingredientes, salpimentamos y dejamos hacer chup chup otro par de minutos.

Continuamos el proceso pasando por la batidora la salsa, para que quede una crema espesita.

Una vez que tenemos la salsa lista volvemos a bajar el fuego y vamos incorporando las albóndigas con cuidado una a una para que no se desmoronen. Las dejamos hirviendo en la olla unos 15 o 20 minutos, a fuego lento, pero sin dejar de hacer chup chup, y tapadas.

Tienes la opción de pasar por harina las albóndigas y luego freírlas antes de incorporarlas a la salsa, pero ya dejará de ser una receta ligera. A cambio te será más fácil manipular las albóndigas y ganarás un poco en sabrosura albondiguil, que no salsera. Ya verás tú como mejor  te las compones.

Se puede recalentar, se puede congelar, se puede guardar unos cuantos días en la nevera. Las acompañas con una buena rebanada de pan para el mojeteo, o con un arroz o con lo que te de la gana. Están requetebuenas. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 2 pechugas de pollo de corral picadas
  • 1 cebolla morada mediana
  • unos dientes de ajo
  • un manojo de perejil fresco
  • 300 gramos de setas variadas
  • 2 yogures naturales
  • Semillas de sésamo negro
  • Una cucharada sopera de tahina
  • Sal, pimienta negra, AOVE

MANUFACTURA

  • Se pica en la procesadora uno o dos ajos pelados y el manojo de perejil limpio
  • Se mezcla con la carne picada, añadiendo un puñado de semillas de sésamo negro, sal y pimienta.
  • Se hacen unas bolas de tamaño medio pequeño y se reservan
  • En una cazuela con el fondo de AOVE se echa la cebolla y unos ajos pelados y picados en trozos medianos
  • Se saltea a fuego lento hasta que empiecen a dorarse, en ese momento se añaden las setas y se saltean un minuto a fuego muy fuerte para que el agua que vayan soltando se evapore
  • Se añade el yogur y la cucharada de tahina y se empieza a remover para que la tahina se vaya disolviendo.
  • Una vez disuelta se pasa la salsa por la batidora
  • Se añaden las albóndigas en la salsa hirviendo, se baja el fuego y se deja una media hora, con la olla tapada y meneándola de vez en cuando para que no se pegue.

Hoy para cenar berenjenas rellenas, pero nada de carne, quesos, bechamel…noooooor, las vamos a rellenar de verduritas y para darle un toque exótico, le añadimos yogurt. ¡Flipa que rica!

Las berenjenas, una por persona, deben estar bien frescas y hermosas, brillantes, y que sean grandecitas. Primero hay que asarlas. Yo las he puesto en el horno de vapor con mezcla de vapor y aire caliente a 170 grados durante 40 minutos. La puedes asar en horno convencional, incluso hervir. La idea es poder sacar la pulpa, que esté blandita, para unirla al resto del relleno. Es mejor que se asen enteras, para que no pierdan jugo. Hervirlas siempre como última opción, ya que todas las vitaminas hidrosolubles se irán por el desagüe, pobrecicas.

Una vez asadas se les quita el tallo y se parten por la mitad. Con una cuchara se va separando con cuidado la carne del interior, y posteriormente se trocea lo más pequeña posible. Se pone en un bol.

A ese bol le añadiremos el resto de ingredientes del relleno, que consiste en unos tomates secos, previamente hidratados en agua tibia, calcula unos 3 o cuatro por persona. Unas setas, las que más te gusten, también limpitas y troceadas muy pequeñas. Perejil, importante, un buen manojo de perejil troceado. Se mezcla todo bien.

Se aliña con un buen chorreón de AOVE, sal y pimienta, y el zumo de un limón. Despues de remover bien añadimos un par de yogures naturales. Yo he utilizado yogur de cabra, que es más intenso, pero vale cualquiera siempre que no esté azucarado ni edulcorado, y si es de textura cremosa tipo griego mucho mejor, le dará más consistencia. Se remueve todo muy bien y se procede a rellenar las berenjenas, que se habrán puesto previamente en una fuente de horno. Si tienes un recipiente agujereado mucho mejor, porque las setas soltarán bastante agua. El sabor seguirá siendo igualmente delicioso, pero la presentación se puede ver afectada con el líquido que suelten.

Pasamos la fuente con las berenjenas ya rellenadas al horno y a gratinar, hasta que estén doradas. Cuidado con el tomate seco que será el primero en quemarse. Servir inmediatamente. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • 2 berenjenas grandes
  • un manojo de perejil
  • 8 tomates secos
  • un puñado de setas
  • 1 limón
  • 2 yogures naturales
  • Sal, pimienta y AOVE

MANUFACTURA

  • Se asan las berenjenas
  • Mientras se van troceando las setas, los tomates secos y el perejil en trozos muy pequeños
  • La berenjena asada se parte por la mitad y se saca la pulpa
  • se trocea y se añade al bol con el resto de ingredientes
  • Se salpimenta y se riega con el zumo del limón y un chorreón de AOVE
  • Se mezcla todo bien y se añaden los yogures, se vuelve a mezclar
  • Se rellenan las berenjenas y al horno a gratinar hasta que se doren

No pude evitarlo. Los vi tan verdes y tan hermosos que me los llevé a casa. Un manojo de grelos verde y radiante esperando a convertirse en un delicioso y suculento potaje, con garbanzos y setas.

Nada de garbanzos de bote y luego hacer el apaño…garbanzos en remojo la noche de antes, para el día que vayamos a cocinarlos estén bien gorditos e hidratados.

En la olla donde se vaya a cocinar los garbanzos cubrimos el fondo con un buen chorreón de AOVE. Cuando esté caliente se añade la cebolla cortada en juliana o en trozos pequeños. Se da unas cuantas vueltas a fuego lento y se incoprpora un par de pimientos verdes italianos troceados, se sigue rehogando hasta que la cebolla empiece a ponerse transparente.

Los grelos tienen que estar bien frescos. Se lavan muy bien, sólo usaremos las hojas, y se trocean en trozos medianos. Se añaden al sofrito y se da unas cuantas vueltas más. Se incorpora sal, pimienta negra molida y pimentón dulce, una cucharada sopera. No es fácil encontrar grelos frescos en el mercado, si vives fuera de Galicia, así que se puede adaptar soluciones alternativas como acelgas, no es lo mismo ni de lejos, pero salen igualmente ricos.

Ahora es el turno de los garbanzos, bien escurridos del agua del remojo. Se mezcla bien con el sofrito y se incorporan en último lugar las setas, que estarán bien limpitas y si son muy grandes troceadas en cuartos. Se cubre bien con agua.

Se cocina a fuego lento hasta que los garbanzos estén tiernos. El tiempo dependerá del tipo de olla que utilices y de la calidad de los garbanzos. Se cocina hasta que los garbanzos estén tiernos.

Este plato se puede recalentar, de hecho como buen potaje, casi está más bueno de un día para otro. También se puede congelar sin problemas. Está cargado de buenos nutrientes y es muy completo.

Se sirve bien calentito. ¡Buen Provecho!

INGREDIENTES

  • Un manojo hermoso de grelos frescos
  • Medio kilo de garbanzos
  • Una cebolla grande
  • 2 pimientos verdes italianos
  • 1/4 Kg Setas, las que más te gusten
  • 1 cucharada sopera de pimentón
  • Sal, pimienta negra molida y AOVE

MANUFACTURA

  • Se sofríe a fuego lento en una olla la cebolla en juliana con los pimientos en trocitos pequeños.
  • Cuando esté todo rehogado se añaden los garbanzos
  • Se da unas vueltas, y se añade las setas troceadas en cuartos
  • Sal, pimienta, pimentón y se cubre con agua.
  • Cocinar hasta que los garbanzos estén tiernos.
  • Servir caliente

Patatas Estofadas con Setas

Publicado: 7 noviembre, 2011 en Cocina
Etiquetas:, , , ,

Ahora que estamos empezando la temporada de setas, yo la empiezo con un estofado de patatas, una combinación perfecta. Es muy fácil y rápido de hacer.

Se corta una cebolla muy grande o dos pequeñas en juliana, y en una cazuela con el culo cubierto de AOVE se empieza a sofreir a fuego lento. Poco a poco irá poniéndose transparente. Cuando casi lo estén se añaden las setas y se sube el fuego muy fuerte, para que suelten poca agua. Para este estofado a mí me gusta usar un surtido de las que encuentras por la plaza, shitakes, champiñones, chantarelas, rebozuelos, setas de cardo, níscalos…lo que pilles. En realidad esta receta la puedes hacer todo el año, porque hay bolsas de setas variadas congeladas que no están mal del todo. Siempre es preferible las frescas, pero…Si son naturales hay que limpiarlas bien, asegurando que no quede nada de tierra, y se parten en trozos grandes, si son de tamaño mediano se dejan enteras.

Unas cuantas vueltas para que todo se mezcle y se añade un poco de mejorana y un poco de tomillo, unas hebras de azafrán, de nuevo unas cuantas vueltas y una buena cucharada de pimentón dulce de la Vera. Inmediatamente se añaden las patatas, que previamente habrás pelado y lavado. Me gusta en cascos pero rotos, sin llegar a cortarla completamente, sino solo empiezas el corte y terminas quebrándolo, tamaño mediano. A continuación, sal, pimienta y un buen chorreón de vino Montilla-Moriles, o del que más te guste. Un poco de agua para cubrirlo todo y cuando empiece a hacer chup chup se baja el fuego y se pone la tapa. Guisar hasta que las papas estén tiernas, que será media hora más o menos, dependiendo de las susodichas.

La proporción entre patata y seta por supuesto es al gusto, pero siempre es conveniente algo más de patata que de seta, ya que es lo que dará la consistencia. Se sirve bien caliente.

Es un primer plato excelento, o incluso plato único, porque es bastante completo, apto para veganos, vegetarianos y para los que gusten de la buena mesa. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

  • Patatas
  • Cebollas
  • Setas variadas
  • Azafrán
  • Pimentón Dulce
  • Tomillo, Mejorana
  • Vino Montilla-Moriles
  • Sal, pimienta AOVE

MANUFACTURA

  • Se pelan las cebollas en juliana y se empiezan a sofreir a fuego lento
  • Cuando están medio rendidas se añaden las setas y se sube el fuego para evitar que suelten demasiada agua. Se da unas vueltas
  • Se añade una cucharada de mejorana y otra de tomillo, y unas hebras de azafrán, se da unas vueltas
  • Se añade el pimentón e inmediatamente las patatas quebradas a cascos. Sal, pimiento y vino montilla moriles y un poco de agua
  • Hervir a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas